Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Dic 03, 2016 9:02 pm por Kala

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Vie Dic 02, 2016 5:11 pm por Komurin

» Uso de Dados
Mar Nov 29, 2016 12:15 am por Komurin

» Atrapados en la tormenta
Jue Nov 24, 2016 3:04 pm por Kala

» Juego (Rol) || ¿Qué le harías al personaje de arriba?
Mar Nov 22, 2016 2:28 pm por Archie Chrono

» New World Shinobi [Afiliación Élite]
Vie Nov 18, 2016 8:24 pm por Proxy

» AOZORA KŌKŌ [ AFILIACIÓN ÉLITE ]
Vie Nov 18, 2016 8:16 pm por Proxy

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Seven Capital Sins - Élite // Cambio de botón
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Terminando la carrera sin suicidarme
Miér Nov 16, 2016 5:25 am por MadalyneFriar

» Juego || ¿Qué estás escuchando?
Jue Nov 10, 2016 2:02 am por Erina Schliemann

» La Ciudad Sin Nadie [MN]
Miér Nov 09, 2016 3:47 am por Constantine Gelassen

» Juego || Comenta tu estado de ánimo con una imagen o gif
Dom Nov 06, 2016 1:47 pm por Erina Schliemann

» Salvando la beca, parte 2
Dom Nov 06, 2016 1:28 pm por Erina Schliemann

» Seven Capital Sins - Élite
Sáb Nov 05, 2016 1:35 pm por Invitado

» Fate/Ultima Frontline ─ Afiliación Elite
Sáb Nov 05, 2016 1:14 am por Invitado

» Resumen de Halloween
Vie Nov 04, 2016 1:43 am por Proxy

» Actividad Halloween 2016
Miér Nov 02, 2016 12:40 am por Proxy

» Censo de Octubre
Miér Nov 02, 2016 12:33 am por Proxy

» Holi!
Lun Oct 31, 2016 3:33 pm por Proxy

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas 39/40
Directorio

El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Sigma-chan el Dom Sep 23, 2012 3:07 am

“Siempre puedes contar conmigo, siempre…”


Permanecía tranquilo, absorto en sus pensamientos, observando con suma calma el paisaje desde su posición. Los demás techos, las nubes, una paloma, la gente pasar; ponía atención en todo lo que pudiese distraerle de profundizar en sus sentimientos. Y la estrategia sirvió hasta que de pronto, y tras introducir su diestra en la bolsa a su costado, se percató que había terminado con los limones.

El italiano frunció el ceño, esa sensación de cuando algo que disfrutas se termina de pronto era algo que no le gustaba, tal cual fuese un niño pequeño. Pero aquel enojo duró poco pues el leve sonido de un quejido le hizo retomar la compostura, al parecer alguien estaba cerca y por el tono de voz el joven podía apostar a que se trataba de la pequeña griega. Llenó entonces la bolsa con las cáscaras vacías de los cítricos y se apresuró a bajar del tejado.

- Malo, malo, malo- escuchó decir a la morocha que al parecer estaba regañando a alguien…Ther arqueó una ceja mientras intentaba procesar la escena y sonrió dulcemente al entenderlo: Faith estaba reclamando a su propio brazo o mejor dicho a lo que impedía que lo moviera.

-Tal vez se enoje y nunca quiera irse…- comentó alegre, obviamente bromeaba y seguramente para Faith no significaría mucho pero al Verzegnassi le apeteció decirlo -me alegra verte despierta piccola- agregó suavemente hincándose frente a ella, era un alivió que se encontrara respuesta. Algo en él se rompería si algo más allá de lo físico le sucediera… le había tomado mucho cariño.

Fue entonces que el castaño terminó por sentarse en el suelo, con las piernas cruzadas, dejando a un lado la bolsa de basura en sus manos. Cerró los parpados y tomó una gran bocanada de aire para después dejarlo salir como un hondo suspiro. Entendía claramente que el hecho de que Faith se encontrase todavía en aquella casa no se debía solamente a su recuperación, también lo involucraba a él.

Y fue inevitable, lo que hubo estado evadiendo desde que se levantó, finalmente se agolpaba en su cabeza tan intensamente como una gran ola que choca con un fuerte acantilado. La respuesta que tanto dolor le causaba: tendría que ir… quisiera o no.

-Antes de despertar tuve un sueño…- habló con un tono por demás serio mirando a la menuda ojinegra -más bien una pesadilla. Viviría en un mundo limitado. Un mundo lleno de secretos, tristezas y actos atroces, en un ambiente oscuro y pútrido en el que solo existen las batallas… batallas interminables y sin ningún sentido…- continuó inexpresivo, el de mirar violáceo era consciente que sus palabras no serían escuchadas al 100% ni siquiera tenía la certeza de un diez, pero era precisamente por ello que se lo confesaba a Faith, porque de entre cientos de personas ella podía “ignorarlo” y darle la fortaleza para no seguirse quejando y afrontar la realidad, algo que necesitaba dejar de hacer -lo realmente aterrador de eso es que, podría asegurar sin temor a equivocarme, que no se trató de una pesadilla... Faith debo revelarte que no voy a salvar a nadie, ni si quiera protegeré lo que amo, solo caminaré por el sendero lúgubre y te juro que sobreviviré.- concluyó sin gesto alguno en el rostro. Hasta ahí llegaba su libertad, su agradable y feliz vida.

Miró entonces hacia el techo y un instante después comenzó a levantarse, una vez de pie acomodó su ropa, tomó su basura y después le dedicó una sincera sonrisa a la de profundos ojos negros. Que niña tan hermosa que era, que persona tan valiente, que ser tan grande.

-Bella vamos a desayunar- comentó con calma mientras le extendía su mano, el italiano si que era terco -Por cierto… si me escapo ahora, me acusarías?- cuestionó sonriendo mirando distraído hacia la ventana, aunque era cierto que aquello era su deseo esta vez no se trataba de su boda.



Spoiler:
Ther come limones cual si fuesen “popcorn” XD

Y bueno aunque sea esta mi penúltima intervención, de antemano te agradezco mucho la compañía en esta misión, fue un placer Faith ^^

Saludos.

Sigma-chan
Femenino

Mensajes : 1321

Localización : En algun lugar de un gran país (8)

Evaluador(a)

Volver arriba Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Faith E. Wippler el Jue Sep 27, 2012 1:28 am

Una voz repentinamente contestó a sus palabras, provocando que su menudo cuerpo se sacudiera levemente por la sorpresa. Confundida, aunque su rostro no lo expresaba, alzó lo que pudo el brazo entablillado y lo acercó a su cara; cuando volvió a hablar, volvió a sorprenderse. La voz del brazo parecía más… presente, no como solían ser las voces que ella oía.

¿Uh? —al callarse el “brazo”, intentó sacudirlo de arriba hacia abajo sin lograrlo. Estaba muy limitada por la tablilla. Sin embargo, unas piernas que invadieron su campo visual le hicieron despegar la vista de su extremidad y notar por fin a Ther, sin darse aún cuenta que era él quien le había hablado—. ¿Clareon?

Él suspiró. Recién sentado ella llegaba a sobrepasarle en altura, pero apenas por unos míseros centímetros. Ladeó la cabeza viéndole, no atravesándolo con su mirada, y terminó por imitarle como si fuera un pequeño robot. Cruzó las piernas y lo miró como si fuera un animal raro; gracias a ello dejó de pensar en su brazo.

Le oyó hablar. Realmente sus palabras no le hacían sentido, pues aunque parecía ponerle atención, realmente veía como sus labios se movían y un sonido amortiguado salía de ellos, pero era incapaz de poder enfocarse como debía. Captaba partes de su pequeño discurso, fragmentos que no encajaban con los que le continuaban, pero esas palabras sueltas le hicieron recordar algo triste. Aquel recuerdo que acudía a su mente aunque ella quisiese bloquearlo cada vez que palabras similares llegaban a sus oídos.

Pesadilla.

Oscuro. Pútrido.

Lúgubre.


Aquel lugar que la había marcado volvía a su memoria y su expresión vacía cambió. Sus cejas se juntaron en enfado, pero sus ojos negros reflejaban un extraño vacío. Un vacío doloroso, casi agónico.

Pesadilla. Una atroz pesadilla de la que había escapado. Y por primera vez, uniendo aquellos breves pensamientos, se dio cuenta de algo.

Era feliz. En la Orden era feliz. Tenía a Clareon y no estaba encerrada. Era todo lo que necesitaba para ser feliz. Y llevaba por aquel momento de realización, fue embargada súbitamente por un sentimiento cálido que le era ajeno y que en un comienzo le asustó. Porque no era felicidad como cuando hablaba con Clareon. No era como cuando lograba satisfacerlo y se sentía bien consigo misma por haber cumplido con su voluntad. No. Era distinto. Era mucho más cálido y la hacía sentir liviana, con ganas de reír, pero fue incapaz de hacer aquello último. Pero en respuesta, de su boca afloró una sonrisa. No era torcida, no era psicótica, era… simplemente una sonrisa. La más feliz que había mostrado en años.

Sin poder callarse, mientras Ther le extendía la mano Faith, aún en el suelo, tomó a Clareon de su cabeza con su mano libre y lo abrazó contra su pecho. La sonrisa había desaparecido, pero un fantasma de la misma aún quedaba en sus ojos y pese a que su mirada volvió a atravesar a Ther, el negro chocaba con el violeta de manera bastante impactante.

Yo Clareon. Clareon aquí y feliz. Muy feliz —le confesó, siendo quizás la primera persona que oía de sus labios aquella afirmación. Nadie en la Orden dudaba de la dependencia de Faith por su Inocencia, pero ella nunca lo había asociado con felicidad. No hasta ahora (y quizás nunca llegaría a la misma conclusión otra vez)—. Luz blanca… cálida y muy grande… —continuó, dejando reposar la chistera sobre sus piernas y apuntándole con el índice, moviendo el brazo casi alocadamente intentando señalarle toda la blancura que sus ojos veían—, luz buena. Allá luz, allá Clareon. Clareon bueno, luz buena. Yo… soy feliz.

Y con aquellas palabras que parecían haberle costado un mundo encontrar (porque ella no era buena con las palabras, sino con las acciones… y ser bueno tenía un amplio significado en su caso), Faith volvió a colocar su Inocencia sobre su cabello negro, tomó una cáscara de limón que había caído de la bolsa y lo colocó sobre la mano extendida de Ther, yéndose hacia donde venía el aroma a comida.

Su estómago rugía, llevaba días sin comer.

Spoiler:
{Off: Aaah~ se suponía que este era mi último post, pero con el tuyo no pude evitar pensar en uno más xD Es todo tu culpa >___> Ther es tan adorable, quiere tanto a Faith <3 Serán buenos hermanos, si Ther puede soportar que ella le rompa el corazón infinitas veces eso sí xD}

_________________

     —68 puntos—             —38 puntos—           —61 puntos—
Faith E. Wippler
Femenino

Mensajes : 1223

Localización : Halloween Town~

http://chiapple.deviantart.com
Moderador Global

Volver arriba Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Sigma-chan el Sáb Sep 29, 2012 7:07 pm

Se notaba sorprendido… aquellas habían sido palabras de ánimo por parte de la pequeña? Al parecer sí, solo bastaba observar el fugaz brillo que hubo aparecido en sus oscuros ojos para comprenderlo. Faith le había expresado algo muy valioso: su felicidad, la dicha que era capaz de sentir en aquel “lúgubre camino”.

El italiano se había quedado perplejo… una vez más había olvidado ver “ese” y solo “ese” punto de vista: la luz blanca, esa que personas como Faith, Nathy y Lek tendían a identificar como primordial. Terrakht se mantuvo en silencio un par de minutos mientras en su cabeza se gestaban un montón de recuerdos en los que Lek y Nathy habían terminado por convencerle de seguir un nuevo y esperanzador camino, justo como ahora lo hacía Faith.

Ther sonrió tímidamente al notar la sensación de alivio que ahora le embargaba, después de todo aquel lugar no podía ser tan malo si alguien como la de cabello azabache vivía ahí. Además desde el momento en que hubo abandonado su hogar él estuvo consciente de los sacrificios que debía hacer y el cambio tan brusco que sería el alejarse de su familia… y ahí estaba ella, la pequeña de profundos ojos negros ofreciéndole la oportunidad de una nueva historia.

-Graz…- intentó pronunciar el de mirada azulada pero la acción de la exorcista le detuvo, ahora en su palma tenía una cascara de limón y la niña había partido hacia la cocina. Ther suspiró resignado, le iba costar acostumbrarse a los múltiples desaires de la griega, aunque tras observar por unos instantes lo que fuese el limón una tranquila sonrisa se formó en sus labios y mirando por última vez la ventana se dirigió también al comedor.

Un instante de silencio se formó en cuanto el de violáceos ojos se apareció en la cocina, Heinz y el buscador le miraron con un gesto tranquilo y medias sonrisas en los labios. La única que parecía no querer verle fue Vivian, quien servía apresuradamente otro par de platos.

-Hola- saludó con sencillez mientras se disponía a ir por uno de los tazones recién servidos junto a una cacerola, la rubia solo le dedicó una rápida mirada al notarlo a su lado y siguió con su labor de guisar, Ther tuvo la intención de ofrecerle su ayuda pero aquello le hizo entender que la chica prefería que no hiciera. Así que solo tomó ambos platos con avena y se dispuso a sentarse.

-Eh! Príncipe-novio como te sientes?- habló animosamente el hombre de la casa, alzando su tarro de café enfatizando su alegría.

-Mucho mejor. Agradezco sus atenciones.- contestó el aludido con calma, colocando uno de los platos en el asiento de la derecha esperando que la pequeña de oscuros cabellos se sentará en ese lugar tomó un puñado de nueces que había en el centro de la mesa y vertió un par en el plato que sería para Faith… no estaba seguro de que le gustasen o que llegase a ser alérgica, el resto las colocó sobre su avena -De no ser por ustedes seguramente no podría estar tan bien como ahora.- agregó sonriendo levemente y tras un pequeño movimiento de cabeza en símbolo de agradecimiento, el castaño se dispuso a comer.

-Ahora entiende porqué es el príncipe-novio? Es todo encantador y propio...- habló alegre el suizo dirigiéndose al buscador, quien bebía de sorbos un humeante té. Al parecer habían estado hablando del chico en su “ausencia” -será una lastima que deba irse… yo le quería como yerno!- continuó bromista, vaya que Heinz tenía un actitud bonachona y positiva en todo momento. Ther le miró con calma mientras reía animosamente ahora que lo pensaba en el poco tiempo que tenía de conocerlo nunca le había visto dejar de sonreír.

-Entiendo su desilusión…- comentó con cierta timidez el otro uniformado, la verdad es que estaba siendo amable pues en cierto modo no comprendía muy bien si el rubio lo decía en serio o no.

-Debe ser menos “tenso” señor Werner!- comiendo con entusiasmo su potaje -Hay que disfrutar la vida mientras se tenga la oportunidad!- concluyó con una sonrisa plena. Aquella actitud alegre logró que el Verzegnassi recordara a otro de sus familiares… pero aún más importante finalmente conocía el nombre del de beige: Werner, bueno tal vez y era su apellido pero el hecho es que ahora tenía una identidad, sonrió.

-Partiremos en una hora- habló tras pasar un bocado de algún guisado con huevo -ahora que los trenes se encuentra en funcionamiento nuevamente será un tanto más rápido nuestro viaje. Además la Orden me ha avisado que en breve enviaran hombres y recursos para que las reparaciones igualmente sean veloces.- informó más para Faith y él, que a los demás. El castaño arqueó una ceja, extrañado y curioso de lo que hubo dicho el buscador. La Orden? Creo que ya habría tiempo para que le explicasen esa historia… por lo pronto asintió con la cabeza y siguió desayunando, aún tenía que volver a empacar lo poco que hubo usado estando Brig.

“Sonríe Ther, sonríe! Y disfruta del viaje porqué el destino es lo de menos…”

Spoiler:
No tengas “preocupancia” jeje he dejado un poco abierto este post por si aun gustas agregar algo más :3 cualquier detalle me avisas. Y seguramente Ther aguantará es medio masoquista (?) :3 <3 <3
Sigma-chan
Femenino

Mensajes : 1321

Localización : En algun lugar de un gran país (8)

Evaluador(a)

Volver arriba Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Faith E. Wippler el Lun Oct 15, 2012 1:19 am

Su entrada fue bastante silenciosa, al punto en que los demás no repararon en su presencia hasta que el milanés entró. Se sentó en el puesto junto a Ther, jugando a balancearse en la silla mientras veía sin ningún interés a los comensales, ignorando la conversación. No había nada de su interés, por lo que decidió simplemente comer lo que le habían servido, sin cuestionarse realmente qué se estaba llevando a la boca. Pronto llegó a una de las nueces que el mayor había dejado caer sobre su avena y al comerla, inmediatamente se reclinó sobre la mesa (dejando medio cuerpo sobre ella, pues la mesa, aunque no era grande, sí era un poco larga para ella) y tomó cuantas pudo atrapar en su puño, saltando de su silla presurosa y marchándose bajo la mirada de los demás; especialmente la de Werner, a quien dejó con las últimas palabras aún en su boca.

Vaya, es una niña muy energética —dijo Heinz, restándole importancia al comportamiento atípico de la griega—. Así son los niños de hoy. Se mueven incluso cuando no deben —todos pudieron entender que se refería a las heridas en su cuerpo, pero su tono tan despreocupado y alegre mantuvo el ambiente relajado.

Werner se limitó a asentir, no sabiendo realmente qué opinar. Agradecía el no ser como otras personas y sentir el impulso de abrir la boca para vomitar sus opiniones, porque en ese momento sentía que cualquier cosa que dijera arruinaría el ambiente agradable que los envolvía. Especialmente, recordando cierto incidente ocurrido en aquella casa de aquel pequeño pueblo, que ahora no sabía si seguía en pie o no luego del ataque de los Akumas.

Mientras los demás continuaban su comida en el comedor, Faith estaba en el cuarto donde había despertado y, sentada como indio sobre su cama, comía una a una las nueces que había tomado mientras contemplaba a Clareon. Con sus ojos repasaba todos los detalles, desde la parte más limpia y lustrosa hasta aquellos bordes quemados. Incluso luego de que su Inocencia fuera reconstruida tras los incidentes ocurridos en el arca, la única diferencia que era visible era una cruz de forma extraña (que recordaba vagamente a la que cierto albino parasitario tuvo en un inicio en el dorso de su mano); ni siquiera con los arreglos, las quemaduras sufridas en China desaparecieron. Sin embargo, a ella no le importaba. Si Clareon se había quedado así era por algo y ella no dudaba de él.

Rico, sí, rico —le comentaba a su Inocencia mientras masticaba las nueces. Como no era de manos grandes, no había podido tomar muchas, pero al momento en que se le acabaron no se levantó por más. Simplemente se quedó allí, sentada y con la mirada fija en la chistera.

Cyriphran

El recuerdo la estremeció. Aquel cortocircuito que causaba el mero nombre en su mente le hacía buscar con más afán la voz de Clareon, aliviándose por encontrarla allí, tan presente como siempre. Pero inevitablemente volvía a recordarlo a él.

Cyriphran, aquel que incluso Clareon parecía tenerle cierto rechazo. Si bien, habían sido contadas las veces en que había hecho aparición en su mente, habían sido poderosas. El nombre era poderoso y causaba estragos en ella que, pese a lo malo y pese al miedo mudo que infundía en su ser, eran extraños. Misteriosos. Atrayentes. La duda y la curiosidad cada vez se alimentaban más y más en su cabeza y sólo la presencia de Clareon evitaba que fuera arrastrada por Cyriphran. Porque había algo malo en él, algo que a Clareon no le gustaba. Y eso la detenía.

Cyriphran

Se echó en la cama colocando la chistera sobre su cabeza y se quedó allí en una especie de letargo hasta que Werner apareció, indicándole en silencio que era hora de partir. No solía llevar mucho consigo a la hora de partir, pues lo que traía de la Orden casi siempre terminaba perdido o inutilizable (entiéndase golems y ropa), por lo que terminó abandonando la casa de Heinz y Vivian solo portando su uniforme maltrecho y su Inocencia sobre su cabeza.

El suizo insistió en acompañarlos hasta la estación y Vivian, quien parecía hundida en una timidez (o quizás en una tristeza), simplemente les acompañó en silencio lanzando miradas semi-discretas al más alto de todos. El camino fue rápido y un poco tenso (cosa que Heinz pareció no percibir o ignoró deliberadamente al mantener una conversación unilateral con el buscador todo el tiempo) y al llegar a la estación, una gran cantidad de personas les recibió.

No había tantas como aquel primer día en que ellos llegaron, cuando los Akumas atacaron y el tren se descontroló, pero sí eran una cantidad importante. Quienes no estaban allí para partir en algún tren o para despedir a sus familiares y amigos, se encontraban muy ocupados con las reparaciones de la estación. Se oían los gritos de los albañiles a viva voz, ordenando a los aprendices a acarrear el material necesario para continuar con las reparaciones.

Ir Clareon, trencito de papel —dijo Faith a su Inocencia al estar ya cerca del vagón que les correspondía, entrando sin esperar a nadie.

El vagón, como era de esperarse, estaba ubicado en primera clase y tenía todos los lujos y las comodidades esperadas. Sólo había un compartimento, el cual compartirían los dos exorcistas –Werner, como cualquier otro buscador, insistió en mantenerse custodiando la puerta– y al ingresar, Faith se lanzó sobre el mullido y tapizado asiento, el cual le resultó increíblemente cómodo para dormir.

Dicho y hecho, unos pocos minutos después de que los demás subieran tras sus respectivas despedidas, Faith cayó dormida cual gato enroscada sobre el asiento. Escuchó a la lejanía el pitido del tren que anunciaba su partida y al momento en que comenzó el movimiento, fue acunada por él y arrullada por la voz de Clareon, dejándose dormir.

Ah, dormir~ Todo un placer.



Minutos antes de llegar al andén correspondiente, Werner tomó discretamente el antebrazo de Ther y ralentizó el paso para dejar a Heinz, Vivian y Faith adelante, formando una pequeña distancia entre ellos.

Sé que aún no confía en mí, pero he de pedirle un favor —susurró lo suficientemente alto como para que sólo el italiano le escuchara—. En lo que lleguemos a nuestro destino, pase lo que pase, digan lo que digan, no diga en voz alta el nombre de la iglesia ni sus relacionados —obvió la parte en que el destino de Terrakht sería distinto al de ellos dos (pues los nuevos tenían que pasar por la iniciación para entrar a la Orden) y calló.

Dándole una significativa mirada lo soltó y apresuró el paso para detenerse junto a Heinz, quien le dio unas amistosas palmadas en la espalda a modo de despedida, más un “no seas tan estirado” y otras cosas similares que Werner sólo pudo responder con incómodos asentimientos con la cabeza. Vivian se despidió con toda educación de él y el buscador le devolvió el saludo, agradecido que ella fuera menos vivaracha que su padre.

Esperando a que Ther entrara al vagón que les correspondía, Werner entró de último cerrando la puerta tras de sí. Observó a todos lados de manera minuciosa, no fuera a ser que hubiera más enemigos que no hubieran visto antes, pero al notar que no había moros en la costa fue hasta su lugar en la puerta, la cual estaba entreabierta. Por la abertura pudo vislumbrar a la pequeña exorcista tirada a sus anchas en el cómodo y gran asiento, y observó la chistera que reposaba en su cabeza. Enseguida, miró como pudo a Ther y buscó con sus ojos las tonfas que el milanés llevaba y que él ya había visto con anterioridad.

Exorcistas, que seres tan… increíblemente peculiares.

{Cambio de Escena}

Spoiler:
{Off: Bueno, sería ya el último. Lamento la demora, un placer reclutar a tu niño Sigma~ :) Me la pasé muy bien en la misión. Como siempre, cualquier detalle me avisas y edito. Y una pequeña aclaración para quien revise la misión: esta fue iniciada antes del inicio de la saga del arca, por lo que el arca aún no estaba en posesión de la Orden. Por eso acá no se hace mención a ella}

_________________

     —68 puntos—             —38 puntos—           —61 puntos—
Faith E. Wippler
Femenino

Mensajes : 1223

Localización : Halloween Town~

http://chiapple.deviantart.com
Moderador Global

Volver arriba Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Sigma-chan el Lun Oct 15, 2012 4:16 pm

Paso a paso rumbo a la estación, el de ojos azulados observaba inexpresivo y silencioso los detalles de aquella pequeña ciudad: las fachadas de las coloridas casas, los comercios de alimento, ropa, flores y diversos; pero sobre todo el rostro apacible de las personas de Brig. Quería llevarse en la memoria aquellas imágenes, recordar lo diferente que era su sentir al llegar y al partir de aquel sitio que le hubo recibido con amabilidad incluso después del desastre, pues estaba seguro de que la gente de Brig no olvidaría eso días oscuros donde muchas vidas se habían desvanecido…

“Inclusive si los malos recuerdos lograsen irse de la memoria de cada uno de estos habitantes yo los guardaré. Lo haré como prueba de mi propia existencia y de lo que me enseñaron. ” pensó el italiano una vez llegaron a la estación y logró divisar a un gran cúmulo de gente que aún trabajaba en las reparaciones. Después una leve sonrisa se formó en su rostro, terminando con aquella silenciosa labor de recabar imágenes.

Fue justo cuando el buscador le habló apartándole un poco del grupo del que iban acompañados. Ther arqueó una ceja un tanto extrañado, pero tras mirar a los ojos del hombre se dio cuenta de que aquella petición era por demás importante y un presentimiento le hizo pensar que tenía relación con Faith, así que asintió con la cabeza y jaló nuevamente la gran maleta que era su equipaje. El momento de despedirse de quienes le habían acogido con cariño había llegado.

Primero fue Heinz, quien una vez se despidió de Werner y al notar cierta duda en el castaño, se apresuró a ser él quien comenzara con la despedida. El hombre le sonrió ampliamente y sin más le dio un fuerte y caluroso abrazo.

-Cuídate mucho príncipe-novio y si algún día te dan ganas de escapar otra vez recuerda que aquí encontrarás a un buen suegro- bromeó el hombre dándole varias palmadas en la espalda al chico. Ther tosió un tanto abochornado por tanta efusividad, Heinz echo a reír mientras le soltaba y haciéndose a un lado permitió el paso a Vivian. La rubia se notaba un tanto decaída, al percibir aquello el italiano simplemente se acercó hasta ella y le tomó del rostro con delicadeza.

-Molto grazie bella- dijo dedicándole una amable sonrisa. Lagrimas surgieron de los claros ojos de la suiza que sollozando le abrazó con ímpetu, el Verzegnassi correspondió con suavidad por un minuto y una vez ella estuvo más calmada le separó con sutileza.

-Vivian por favor se muy feliz- le murmuró limpiando con el dorso de su mano los húmedos ojos de ella, le dedicó una reverencia tanto a ella como a su padre y finalmente subió al tren. De ser sincero nunca fue bueno con las despedidas y no gustaba de ver llorar a una mujer, ese tipo de situaciones le ponían un tanto nervioso.

Cuando entró al lujoso compartimiento una alegre sonrisa se formó en sus labios al encontrar a la pequeña profundamente dormida en uno de los asientos. Ther se acercó con calma y con sumo cuidado se hinco cerca de su cabeza, haciendo el mínimo de movimientos para no despertarle y luego con mucha dulzura le besó en la mejilla… Faith se había convertido en su salvadora.

-Grazie piccola- le susurró acomodando con sutileza bajo la chistera un mechón de sus oscuros y ondulados cabellos, luego se reincorporó y tomó asiento donde le correspondía pues el sonido del silbato anunciaba que pronto el tren partiría de la estación. Ther se limitó a observar por la ventana mientras que con movimientos de su diestra se despedía de Vivian y Heinz, quienes poco a poco fueron reduciendo su tamaño hasta desaparecer junto con la estación.



“Hey Ther! Ther! No vayas a olvidarte… prometiste, te lo prometiste!

Lo sé, lo sé enana…”


[Cambio de escena]


Spoiler:
Nuevamente Muchas Gracias Faith! Todo un placer, nos leemos pronto ^^

Saludos.
Sigma-chan
Femenino

Mensajes : 1321

Localización : En algun lugar de un gran país (8)

Evaluador(a)

Volver arriba Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Invitado el Jue Oct 25, 2012 7:40 am

El ACM ni me molesto en evaluarlo ya que recibe un 0 por solo dos post.

Procedo a evaluar a Sigma según las normas y pautas para los reclutados.

Ther

Creatividad: 0 pts (Habéis sido muy simples con esta misión y esto es algo que os lo diré abajo del todo)
Concordancia: 2 pts (Todo correcto)
Realismo: 0 pts (Aquí te afecta el apartado de razonamiento, pero también el que por mucho entrenamiento que haya recibido, no puede: recibir numerosos golpes en la estación y dentro del tren, saltar de un tren en marcha, caminar casi como si nada, luego pelear contra una horda de akumas y al final ser capaz de levantarse y irse caminando hasta encontrar a Faith. Trata de ser más realista con los daños que recibe tu exorcista, que nadie es Dios)
Razonamiento: 0 pts (Dos palabras, sin rango. Eso significa que no puedes destruir un grupo de niveles 1 y mucho menos un nivel 2 en un post, cosa que ni los rango D pueden hacer. Los sin rango apenas pueden acabar con un nivel 1 y no terminar agotados, y más cuando desatan su inocencia por primera vez, todo esto tenlo en cuenta para tu próxima misión)
Ortografía: 1 pts (Quitando algunas faltas aisladas del principio y no contare, lo más grave y que has repetido a lo largo de toda la misión es que cierras las exclamaciones y preguntas pero no las abres, lo cual acaba resulta un tanto cansado sin mencionar de que está mal escrito ortográficamente. Procura solucionar esto para futuras misiones)

Total: 4 pts (Recuerdo que es sobre 10)

Faith

Originalidad: 0 (Lo mismo que a tu compañera, estabais escasos de imaginación)
Concordancia: 3 (Has tenido algunas faltas leves al principio pero como son eso leves no las cuento)
Interpretación: 2 (Me ha faltado algo, no se para ser el personaje que es y la personalidad que tiene me ha faltado algo, no se no la he visto como muy Faith)
Realismo: 3
Respeto de las normas ya establecidas: 3 (Sin problemas aquí por el momento, más abajo os diré algo a ambas eferente a este apartado)

Total: 11

Dejo dos apuntes, el primero es una advertencia. Debo suponer que ambas teníais el permiso de la otra para controlar vuestros personajes, pero la próxima vez dejarlo dicho en off al finalizar la misión sino seréis penalizadas en el apartado de las normas, bien por otro o por mi mismo si soy quien os vuelve a corregir.

Segundo apunte. Lo cierto es que me habéis decepcionado mucho, dos rolers de vuestro nivel, y con la trama con la que empezabais, me esperaba mucho más de esta misión, bastante más. Quitando lo del tren (y fue más por el ataque de la desaparecida aliada) os limitasteis a que aparecieran akumas y a periodos largos que los rellenabais con el nuevo poblado. Para la próxima vez plantearos mejor la misión, y no solo el principio sino toda la misión desde un comienzo, eso hace que tengáis una idea y al seguirla no parezca que media misión es puro relleno.

Cierro tema.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El Novio Prófugo Ther Q. Verzegnassi

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:11 pm

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.