Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Dic 03, 2016 9:02 pm por Kala

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Vie Dic 02, 2016 5:11 pm por Komurin

» Uso de Dados
Mar Nov 29, 2016 12:15 am por Komurin

» Atrapados en la tormenta
Jue Nov 24, 2016 3:04 pm por Kala

» Juego (Rol) || ¿Qué le harías al personaje de arriba?
Mar Nov 22, 2016 2:28 pm por Archie Chrono

» New World Shinobi [Afiliación Élite]
Vie Nov 18, 2016 8:24 pm por Proxy

» AOZORA KŌKŌ [ AFILIACIÓN ÉLITE ]
Vie Nov 18, 2016 8:16 pm por Proxy

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Seven Capital Sins - Élite // Cambio de botón
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Terminando la carrera sin suicidarme
Miér Nov 16, 2016 5:25 am por MadalyneFriar

» Juego || ¿Qué estás escuchando?
Jue Nov 10, 2016 2:02 am por Erina Schliemann

» La Ciudad Sin Nadie [MN]
Miér Nov 09, 2016 3:47 am por Constantine Gelassen

» Juego || Comenta tu estado de ánimo con una imagen o gif
Dom Nov 06, 2016 1:47 pm por Erina Schliemann

» Salvando la beca, parte 2
Dom Nov 06, 2016 1:28 pm por Erina Schliemann

» Seven Capital Sins - Élite
Sáb Nov 05, 2016 1:35 pm por Invitado

» Fate/Ultima Frontline ─ Afiliación Elite
Sáb Nov 05, 2016 1:14 am por Invitado

» Resumen de Halloween
Vie Nov 04, 2016 1:43 am por Proxy

» Actividad Halloween 2016
Miér Nov 02, 2016 12:40 am por Proxy

» Censo de Octubre
Miér Nov 02, 2016 12:33 am por Proxy

» Holi!
Lun Oct 31, 2016 3:33 pm por Proxy

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas 39/40
Directorio

La Ciudad Sin Nadie [MN]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Constantine Gelassen el Vie Ago 19, 2016 1:39 am


Lugar: Londres, Inglaterra

Misión:
Últimamente han estado desapareciendo personas en diversas partes de la ciudad. Se desvanecen sin dejar rastro y, hasta ahora, ninguna ha vuelto a su hogar. Lo que al principio parecían desapariciones o posibles secuestros, se ha vuelto un fenómeno extraño que requiere de la atención de la Orden.
Exorcistas, averigüen si hay una inocencia involucrada y encuentren a las personas desaparecidas. Buena suerte.

Komui Lee. Oficial en Jefe.


Se duchó meticulosamente, tomando parte de un ritual personal previo a la partida. Lavó su piel y cabello con sus uñas y se enjuagó bien, asegurándose de no dejar rastro alguno de jabón en el cuerpo. Ya en su habitación inició el largo proceso de preparación.

Sacó su caja de madera y, sentado en la cama la abrió, encontrando las vendas que tan meticulosamente mantenía guardadas allí. Desnudo, se vendó primero el vientre, ocultando la cicatriz de la vista y ajustando la piel en el proceso. Después fue una de sus manos y enseguida la otra. De la esquina de la habitación llegó el ruido suave de un ronroneo y un maullido que se quedó donde se encontraba, alejado de su amo. Constantine se sentó en la esquina de la cama y continuó con el vendaje, bajando a sus piernas para venderlas.

Cuando estuvo listo se puso de pie y se visitó lentamente, ajustando su uniforme hasta que estuvo como lo deseaba. Vio su imagen en el espejo de medio cuerpo y respiró, controlando las náuseas. Sintió el roce de su felino en sus tobillos y se le uso la piel de gallina. Inclinándose en su espejo, apoyó las manos a ambos lados del marco. La pequeña flauta de metal tintineó escondida entre sus ropas.

Eres un soldado. Si no puedes pelear… No servirás de nada. —Miró su reflejo en el espejo y enseguida se separó del marco y se encamino a la puerta. Apenas salió su amigo felino, lo siguió, cerrando fuerte detrás de sí.

Era normal que lo fueran a buscar por lo que tardaba para prepararse, pero ya que estaba designado, se dirigió directamente a la habitación del arca, esperando para el momento de marcharse. Saludó a unos cuantos buscadores en el camino y tras tocar a la puerta, giró el pomo y entró. Sabía quién era su compañero y en parte lo ponía nervioso pero también lo emocionaba. Se sentó en un sofá y volvió a leer el reporte que desde un principio le había parecido curioso. Suspiró y se recostó un poco, notando pronto el peso de Silverlöwe en su regazo, echándose cómodamente en busca de calor.

Pocos minutos más tarde, saludó a uno de los buscadores que los acompañarían con un movimiento de la cabeza y un escueto saludo. Bajó las hojas a un lado, y volvió a respirar profundamente, sintiendo un nuevo acceso de nervios. Odiaba el principio del viaje, lo ponía muy enfermo.


Última edición por Constantine Gelassen el Miér Oct 12, 2016 9:52 pm, editado 1 vez

_________________


Rango D. 2 puntos
Constantine Gelassen
Mensajes : 27

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Kuga el Miér Ago 24, 2016 1:24 am

Estaba en la biblioteca cuando se le informó que tenía que asistir a una nueva misión. No se encontraba de ánimo para salir de la orden. Quería pasar el día leyendo mientras meditaba sobre los últimos eventos de su vida. Se sentía atrapado en aquel castillo, y aunque las personas eran amables no dejaba de sentirse desubicado, como si no perteneciera a ese lugar. Ayudar  a las personas era importante, pero él no había pedido la habilidad que se le otorgó.

Dejó el libro que estaba leyendo a un lado y se dirigió a su habitación para prepararse. Estaba usando una camisa y un pantalón de entrenamiento empapados en sudor. Había hecho ejercicio antes de entrar en la biblioteca. Tenía la mala costumbre de dejar el baño siempre para el final de sus “actividades”. Se duchó y se puso el uniforme a prisa, yendo a la sala del arca donde se encontró con el que sería su compañero en esa misión. Ya sabía que él sería su acompañante, y  aunque lo estuvo asimilando en el camino de su habitación a la sala del arca sintió una revoltura en el estomago.

Decidió dejar de comportarse como un niño y romper el silencio una vez que atravesaron el portal.  –Nosotros nos adelantaremos. Inspeccionen los alrededores, estaremos cerca- dijo el pelimorado a los buscadores antes de tomar a Constant de la mano y salir corriendo.

-Ah, disculpa, pero tenemos que hablar en privado. Odio tener que secuestrarte pero, ambos somos adultos y es momento de hablar de lo que sucedió- Kuga miró a Constant a los ojos y le soltó la mano.-Me has estado evitando desde que regresamos a la Orden. ¿Qué sucede? Creí que teníamos algo especial- estaba preparado para salir corriendo detrás del pelirrojo en caso de que huyera de él como lo había estado haciendo últimamente cada vez que intentaba entablar una conversación con él.
Kuga
Mensajes : 8

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Constantine Gelassen el Vie Sep 02, 2016 8:54 pm

Se dedicó a perder el tiempo mientras esperaba, dejando pasar los minutos mientras volvía a leer el informe una y otra vez y pasaba su mano por el lomo de Silberlöwe cuando el felino se le arrimaba. Cuando la puerta finalmente se abrió y su compañero –palabra que poco a poco iba tomando otro rumbo en su mente-, ingresaba a la sala, Constantine no volteó en ningún momento. Aprendió a hacerse el tonto durante los últimos días, rehuyendo incluso de la posibilidad de repetir aquella acción que lo abrumaba al  recordarla.

Y no es que haya arrepentimiento al respecto. Está feliz de haber encontrado algo que pensó que nunca sentiría, pero la emoción es tanta que lo embarga y lo asfixia, amenazando con romper su cordura y estabilidad. Tan pronto como Kuga estuvo en la habitación, se encontraron listos para partir. Sintió el peso de Silberlöwe cuando escaló por su cuerpo y se acomodó en su hombro, sin deseos de pisar el arca con sus propias patas.

Cruzó junto con los demás, siguiéndolos prácticamente por mera inercia, sin interesarse mucho en el destino, sino hasta que acabaron de cruzar y apareció frente a ellos el interior de la iglesia. Su compañero felino se mostró de inmediato inquieto, deseoso de descender y llamó la atención de su amo con un gruñido muy leve. Constanine lo atendió con aire ausente. Se inclinó y estaba ayudándolo a bajar cuando sintió el tirón de Kuga y salió disparado, corriendo detrás de él para no tropezarse. Silberlöwe vino detrás de ellos, con toda naturalidad, como si dieran un pequeño paseo.

De pronto se encontraban solos, solos en una ciudad que debería tener gente, recordó el motivo que los llevó a ese lugar y una ola de calma lo invadió. Estaban trabajando y sin quererlo, Kuga había encontrado el momento perfecto para hablarle de cosas personales. Aunque no podía ser siempre así. No podía depender de la serenidad que tenía durante el trabajo para hablar bien con él. Cuando se detuvieron, apretó su mano un momento antes de dejarla ir.

Me es muy difícil estar contigo, Kuga. Me pones tan nervioso que creo que voy a vomitar todo el tiempo. —Explicó, envuelto en una extraña serenidad. Mirándolo bien, también le daban ganas de llorar. —Lo siento. No sé ni cómo enfrentarte para hablar, pero lamento mucho haberme comportado así. —Desvió el rostro lentamente, con el color subiendo por sus mejillas. Era como si no pudiera controlar lo que le ocurría en el cuerpo y eso le disgustaba sobremanera.

_________________


Rango D. 2 puntos
Constantine Gelassen
Mensajes : 27

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Kuga el Miér Sep 14, 2016 1:17 am

La respuesta que le estaba dando Constantine no lo dejaba para nada satisfecho. ¿Había dicho lo que creía que había dicho? No podía creer que estar junto a él fuera tan desagradable como para causarle nauseas. Él no entendía nada de lo que el pelirrojo estaba diciendo, interpretando sus palabras de la primera forma que se le ocurrió “me das nauseas, es muy difícil estar cerca de ti y lamento lo que sucedió entre nosotros”. El pelimorado infló las mejillas y se alejó de Constantine, molesto.

-Busca por tu lado si te parece tan vomitivo estar conmigo y crees que lo que ocurrió entre nosotros no estuvo bien- aunque estaba de espaldas, el lamento era muy claro en sus palabras. Constantine, ese hombre lo había herido al hacerlo pensar que sería el suelo estable, los cimientos que él necesitaba para que su vida volviera a tener un poco de sentido. Desde que había entrado a la Orden Oscura sentía que estaba inmerso en un mundo diferente al otro lado del espejo: de pronto había monstruos, inocencia y un hombre gordo que quería destruir el mundo.

Corrió hasta llegar a un puente sobre un rio. Se sentó en el borde, metiendo las piernas entre los barrotes, observando el oscuro rio. Eso solía hacer cuando estaba triste: llorar cerca de un lago para que sus lágrimas parecieran más pequeñas. No se le había pasado por la cabeza que el pelirrojo podía ser tímido o que eligió las palabras equivocadas para expresarse, simplemente se había dejado llevar por el momento, sintiéndolo como un rechazo.

Kuga comenzó a repasar toda su “pequeña” historia con Constantine, tratando de encontrar el momento en el que se auto-engañó pensando que ese hombre tenía sentimientos por él. No se le acercaba en el comedor, lo evitaba a todas horas y no parecía querer que lo que pasó entre los dos se repitiera una segunda noche.
Kuga
Mensajes : 8

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Constantine Gelassen el Mar Sep 20, 2016 1:25 am

En cuanto lo vio girarse comprendió que las cosas no iban bien del  todo. Dio un paso para detenerlo pero en cuanto lo escuchó hablar se frenó, cayendo presa de otro tipo de vergüenza que se transformó en confusión antes de esclarecerse y darse cuenta de que la conclusión a la que  Kuga había llegado era completamente incorrecta. Había sido completamente malinterpretado, pero eso, no era culpa suya. Para nada. Por supuesto, no podía esperar gran cosa si todo lo que había salido de su boca eran cosas desagradables dedicadas a él. Se quedó de pie allí, mirándolo marcharse. Sintiéndose de pronto como que fuera de lugar.

¡Aagh! Demonios… —Se quejó en voz alta, revolviendo sus cabellos con sus manos enguantadas, frustrado. —Esto no es bueno, Kuga… —Dijo en voz baja, para sí mismo, deslizando sus manos por su rostro, cubriendo su boca en un gesto de pena. Silberlöwe se restregó contra sus piernas. Agachó la cabeza para mirarlo y fue recibido con la pequeña cara de su gato que le maullaba como si quisiera abrirle los ojos a su amo. —Si un día me hablas, creo que me volveré loco. —Se estremeció ligeramente y entonces lo siguió, caminando primero y luego corriendo, orientándose como puedo.

Le costó encontrarlo, la distancia era más de lo que esperaba pero el paseo le sirvió para calmarse y pensar mejor las cosas. Debía de aprender más de él y evitar cosas así. Pero no iba a negar que Kuga tenía condición física. Entró al puente lentamente, apenas creando sonido con sus pasos y colocándose a sus espaldas. Repasó lo que le había dicho antes, cuando lo llevó para que hablaran a solas. Se acercó y se quedó de pie junto a él, apoyando los brazos en el barandal del puente. Silberlöwe se acercó y se sentó también, bostezando ampliamente. Las relaciones humanas parecían aburrirle sinceramente.

Sabes que no es un buen momento para hacer esto, ¿Cierto? —Lo abordó de manera algo tosca pero le salió natural, como si nada. Estaban trabajando, no era ni el lugar ni la hora de hacer esto. Pero hizo una pausa; necesitaba aclarar la situación. —Kuga. Eres la única persona con la que me pasa lo que dije hace un momento, me pones nervioso porque quiero agradarte y a veces mi carácter no es lo mejor. Los nervios me ponen enfermo, pero es muy diferente a los que siento antes de salir en una misión.

Se hincó lentamente hasta ponerse a su altura, sosteniendo su peso con sus pies. Sus botas crujieron en esa nueva postura.

No pude expresarme bien y ahora mismo tampoco puedo. Yo no sé cómo hacerlo Kuga. Nunca he estado en esta situación antes. No esperes que sea un experto de un día para todo. Estoy haciendo lo que puedo… —Se volvió a levantar, lentamente, pero no se movió de allí. Vio el agua correr bajo ellos, en la ciudad que estaba tan silenciosa que la creyó muerta. —Mira, por lo menos tratemos de volver bien de la misión, es decir… Ni siquiera hemos tenido una cita de verdad.

Era un absurdo estar pensando en esas tonterías, pero entre todo el velo de vergüenza que envolvía sus palabras, se sintió feliz de poder expresarse de esta forma.

_________________


Rango D. 2 puntos
Constantine Gelassen
Mensajes : 27

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Kuga el Miér Sep 28, 2016 1:13 am

Kuga observó el horizonte, sintiendo un dolor en el estomago como si le hubiesen sacado todo el aire de un golpe.-Constantine- dijo cuando lo escuchó llegar. En una ciudad completamente hundida en el silencio sepulcral, el único sonido que lo distraía del movimiento de las aguas del río eran los pasos de su compañero. Podía reconocerlos sin siquiera mirarlo. ¿Cómo lo sabía? Él tenía un modo diferente de caminar, al menos para el oído de Kuga.

No lo miró al rostro, solamente escuchó lo que éste tenía que decirle sin interrumpirlo. Se sintió un poco estúpido en ese momento ya que había hecho una escena por nada. El pelirrojo estaba sincerándose con él, quien le explicó que no sabía cómo expresarse.-Pero luces tan seguro de ti mismo y valiente todo el tiempo, ta-tan varonil, creí que estabas acostumbrado a esas situaciones- dijo, pensando que el pelirrojo tendría la misma actitud en esos asuntos que en el modo en el que enfrentaba los problemas que se presentaban durante las misiones.

Se levantó después de Constantine, tomándolo de la mano. Se limpió las lágrimas, intentando esbozar una sonrisa tras decidir darle al pelirrojo una segunda oportunidad para expresarle lo que realmente sentía, y lo único que se le ocurría era que se lo dijera en una cita-Entonces tengamos una cita. La ciudad esta vacía, podemos estar en cualquier lugar que queramos y nadie podrá vernos. No tienes excusas para avergonzarte. Es tu oportunidad para demostrarme tus sentimientos. Quiero que tengamos una cita de verdad, este es el lugar perfecto para hacerlo: no todos los días tenemos una ciudad abandonada para pasear mientras resolvemos el misterio de las desapariciones- Nuevamente Kuga ponía la Orden en un segundo plano. Estaba más preocupado en su vida amorosa que en el destino de esa ciudad.

El exorcista no era malo, simplemente que aún no aceptaba del todo su deber como protector de la humanidad. Los buscadores hacían parecer el trabajo de exorcista como algo envidiable cuando le hablaban de él, pero Kuga prefería mil veces ser un buscador que arriesgar su vida en peligrosas peleas con akumas.
Kuga
Mensajes : 8

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Constantine Gelassen el Miér Oct 12, 2016 9:51 pm

Antes de poder detenerse, había soltado una risotada breve, que por un instante opaco el sonido del rio que corría bajo sus pies. Se sintió ridículo, dando esa imagen pero siendo incapaz de caber en está. Que Kuga lo viera así sabía que era culpa de su actitud algo suicida por no decir arriesgada, que adoptaba cuando trabajaba. Parecía más seguro fuera de la Orden que dentro de esta.

Por supuesto, no pueden temerle a un cobarde. Debo ser alguien más imponente si quiero que causar una buena impresión al enemigo… —Se mofó ligeramente de sí mismo, haciendo una mueca y moviendo la mano para quitarle importancia al asunto. —No tengo nada de experiencia, Kuga. Con la clase de  vida que he llevado hasta ahora, lo que menos he podido hacer es relacionarme, ¿sabes? —La pregunta era retórica, pero lo que él esperaba no hacer, lo hizo de nuevo. Volvió a hablar de cómo se sentía; parecía sencillo hacerlo enfrente de Kuga.

Cuando sus manos se estrecharon se sintió un poco mejor, un poco más tranquilo, como si se hubiera tomado un tranquilizante. Movió su cabeza para asentir, cuando la voz de su compañero siguió escuchándose y se detuvo de concederle la razón. Lentamente soltó su mano, pero se quedó allí de pie, dándole a entender que no lo estaba rechazando, pero que no estaba nada de acuerdo con lo que estaba proponiéndole. Silberlöwe estaba junto a él, ajeno a los humanos pero concentrado en el movimiento del agua bajo el puente, moviendo la cola entretenido, dentro de su mundo pero igual atento a su alrdedor.

No podemos hacer eso, Kuga. Tú sabes eso, y no se trata de que me preocupe que me vean contigo o me avergüence por ello. —Habló severamente pero siendo sincero. Si mal pensaba el motivo de sus nervios, eso sólo complicaría las cosas aún más. Su voz le temblaba ligeramente entre el estrés y el enfado. —Estamos trabajando Kuga. Si quieres una cita, deberá ser después de que acabemos la misión, incluso aquí mismo si así lo deseas, pero no ahora. Por ahora, el trabajo es más importante.  

No deseaba que se enfadara de nuevo, pero si había algo a lo que Constantine era completamente serio al respecto, era su trabajo como exorcista.  Después  de vivir y trabajar como buscador, antes de ser un exorcista; de saber lo que ellos pasaban y la impotencia que tenían al depender únicamente de artefactos como los talismanes para poder protegerse, Constantine estaba bien seguro de que había tenido suerte de toparse con Silberlowe, de que la inocencia lo encontrara compatible. Esa fue la primera cosa que tuvo sentido en su vida, el primer motivo para seguir vivo, la inocencia y el trabajo en la Orden.

Voy a regresar ahora Kuga, y me gustaría que volvieras conmigo y acabáramos con esto de una vez, para saber qué demonios está sucediendo aquí. —Lo esperó, girando su cuerpo hacía el camino por el que había llegado. El silencio en la ciudad, para ser sincero, le ponía los pelos de punta.

_________________


Rango D. 2 puntos
Constantine Gelassen
Mensajes : 27

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Kuga el Dom Oct 30, 2016 4:20 pm

Aunque ya se sentía mejor, no pudo evitar hacer un puchero cuando el chico que le interesaba regresaba al tema de la misión como si nada. Corrió hacia él y lo tomó de brazo, y con su mano libre giró ligeramente su rostro para besarlo en la boca. Pensó en que Constantine continuaba reprimiéndose y que necesitaba un empujón para que hiciera lo que Kuga deseaba. Fue entonces cuando Kuga recordó que él nunca había tenido problemas con los chicos que había conocido en el pasado. Constantine era el primero que le interesaba, pero durante su tiempo en la academia de ballet conoció a chicos con preferencias como la suya que intentaban conquistarlo, y aunque él nunca cayó ante ellos, siempre logró convencerlos para hacer cosas que él necesitaba como trapear los pisos o limpiar los espejos del salón.

-¿De verdad crees que es tan sencillo deshacerte de mí?- preguntó el pelimorado usando un timbre de voz seductor,  colocando la mano en el pecho del exorcista pelirrojo. Jugó con los botones del uniforme de Constantine-Sabes, me gustas demasiado, ¿te lo había dicho antes?- acarició un costado del rostro ajeno, acercando su boca peligrosamente a la del contrario. –Podríamos meternos en cualquiera de esas casas y…- abrazó su cuerpo y condujo los labios del pelirrojo directamente hacia los suyos.-pasar un rato agradable- lo besó en el cuello y continuó hablando.-Cada vez que me rechazas y me dices que espere es como si aumentaras el deseo que crece dentro de mí de estar contigo- rió y haló a Constantine por el brazo, corriendo a través del puente llevando al pelirrojo a cuestas.

Lo condujo hasta una plaza rodeada de árboles, recostándose sobre el césped, esperando que Constantine lo imitara. Dio unas palmaditas en la tierra para invitar al pelirrojo a tomar asiento.-Desde aquí tenemos una buena vista del Big Ben- dijo, señalando al emblemático reloj. –¿no te parece romántico? Tú, yo, sin ninguna otra persona cerca. Es como si fuéramos los únicos humanos sobre la tierra- una risita inocente se escapó de los labios de Kuga.

-Es como esa obra que mi amigo Stevie escribió… me dio una copia para leerla mientras me rogaba ser su protagonista. No recuerdo cómo terminaba, pero era una historia de un chico que llega a una ciudad en la que el tiempo se ha detenido: las personas están a su alrededor, pero éstas permanecen congeladas en la actividad que hacían antes de que el fenómeno sucediera. Aunque está rodeado de personas, el protagonista nunca se sintió más solo en su vida- dijo mientras contemplaba el reloj con seriedad, notando un ligero resplandor azulado en la punta de una de las manecillas. -¿Viste lo mismo que yo?- le preguntó a Constantine mientras se frotaba los ojos y volvía a mirar en dirección al Big Ben.
Kuga
Mensajes : 8

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Constantine Gelassen el Miér Nov 09, 2016 3:47 am

En algún rincón de su mente creía que todo estaba arreglado, que iban a concentrarse en la misión como debía de ser y dejar para después sus problemas personales. Para después, como cuando acabaran la misión y pudieran por fin darse un tiempo para ellos mismos. En algún rincón de su tensa, estresada e inocente mente, pensaba en eso, así que el tirón en su brazo fue como una descarga eléctrica y le hizo pegar un brinco al tiempo que se giraba por inercia.  

¿Qué sucede…? —El toque de los labios contrarios le cortaron la inspiración para comunicarse. ¿Se habían besado antes? Estaba dudando de eso mientras caía redondo en el juego de Kuga de querer borrarle de la mente la misión que tenían. No se movió por su cuenta cuando se separaron, si no que reaccionó al movimiento de Kuga y se movió con la corriente, separándose para poder ver su rostro. El beso lo dejó sin aliento. Sintió su cara arder, casi igualando el fuego en su cabello con la sangre de su cuerpo. —No lo sé… —atinó a responder, por decir algo, sin pensarlo. No era justo que aquel joven lo estuviera seduciendo como un experto.

Aquella propuesta le provocó un exquisito tirón de tensión en sus pantalones, misma que contrastaba con aquel agarre y la tensión de su cuerpo que aumentaba en proporción a cuanto se acercaba Kuga a él. La idea de meterse a cualquier casa y darle rienda suelta a sus emociones le parecía más que placentera, adecuada para el momento. Olvida todo, olvida el trabajo y déjate llevar. Parecía tan apropiado si lo ponía en palabras simples, sin prejuicios, ni culpa, ni ningún tipo de obligación. Se estremeció entero al sentir sus labios contra su cuello, desarmado por aquel doble ataque que de pronto, lo irritó también.
Había hecho que toda su resolución desapareciera, pero fue aquel cambió de ambiente lo que lo trajo de nuevo a la realidad y en cierta forma, muy a pesar de que sus palabras le había revuelto el estómago, agradeció aquel tirón y el viaje a pie que lo despejó.

La plaza desolada no lo relajó. Aquel escenario apocalíptico seguía molestándole, provocándole un pánico difícil de expresar en palabras. Miró a Kuga, con el ceño fruncido. Toda la excitación se había desvanecido en su auto recriminación.

Haces que me sienta diez años más viejo. —Quería sonar enojado, pero su voz salió dolida y afectada. Sin sentarse, apartó la mirada de él y la enfocó en el Big Ben. Casi podía escuchar el tic tac del reloj entre tanto silencio. —Sí… —Replicó en voz baja al escuchar a historia que en ese momento no le interesaba mucho. Sin embargo, cuando vio aquel brillo parpadeó y se acercó a la orilla. —Sí… —Repitió con la voz más viva. En sus pies, su felino amigo hacía acto de presencia, mostrando el casual entusiasmo que la Inocencia demostraba ante el enemigo. Su pequeño Silberlöwe era como un radar andante. —Veamos que hay allá…

Está vez se lanzó hacía adelante, corriendo, seguido muy de cerca por su amigo de cuatro patas. La motivación de destruir akumas había regresado para despejar aquel desliz de debilidad que acababa de tener. Puede que no fuera de ninguna ayuda, pero algo era algo. Aprovechó para mandar un mensaje a los buscadores con su golem, indicándoles que habían visto algo en el Big Ben y que irían a investigar. La plazuela del palacio se encontraba tan desierta como lo demás, pero eso le satisfizo; sin estorbos sería muy sencillo pelear. Volteó hacía arriba y tuvo un segundo para dar un salto hacia atrás y esquivar lo que parecía una esfera de luz azul que se desintegró en el suelo, dejando la marca de una estrella negra bien perfilada.

_________________


Rango D. 2 puntos
Constantine Gelassen
Mensajes : 27

Exorcista

Volver arriba Ir abajo

Re: La Ciudad Sin Nadie [MN]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:50 pm

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.