Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» Poco tiempo.
Mar Mar 21, 2017 2:52 pm por Ismakun

» [MR] Reclutamiento Noah
Vie Mar 17, 2017 4:35 pm por Ismakun

» Ausencia u.u'
Jue Mar 16, 2017 4:39 pm por Kanda Yuu

» Los Bibliófilos De Lima [Misión MI]
Vie Mar 03, 2017 9:24 pm por Faith E. Wippler

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Mar Feb 21, 2017 8:21 pm por Komurin

» Las estatuas de Namu
Sáb Feb 11, 2017 11:37 pm por Alice

» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Feb 11, 2017 12:54 am por Timcanpy

» Stray Dogs {Normal} Foro Nuevo
Vie Feb 10, 2017 11:00 am por Komurin

» Registro Apellidos
Lun Feb 06, 2017 10:56 am por Ismakun

» Registro de Personaje
Lun Feb 06, 2017 10:51 am por Ismakun

» Registros de Físicos
Lun Feb 06, 2017 10:37 am por Ismakun

» Holaaa, soy isma, encantado! ^u^
Miér Feb 01, 2017 11:21 am por Ismakun

» Obtener Rango Civil
Mar Ene 31, 2017 1:57 pm por Proxy

» One Absolute Truth [Afiliación hermana]
Vie Ene 27, 2017 4:01 am por Wallace Campbell

» otra duda
Lun Ene 23, 2017 12:12 am por Proxy

» Cap. 224.... No, pues no.
Vie Ene 20, 2017 4:04 pm por Alice

» Juego || Pregunta al usuario de abajo
Jue Ene 19, 2017 5:44 pm por Erina Schliemann

» Juego || Empareja al personaje de arriba
Jue Ene 19, 2017 5:11 pm por Erina Schliemann

» One Piece Sea Emperors | Élite | Cambio de botón
Miér Ene 18, 2017 4:09 pm por Invitado

» Juego || Confieso que…
Dom Ene 15, 2017 2:33 pm por Alice

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas School Crazy 40/40
Directorio

En algún lugar de Tanzania~

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Faith E. Wippler el Dom Mar 25, 2012 6:25 pm

Estás sucio, igual que todos esos pieles oscuras —escuché. Era aquel hombre blanco de ojos lilas, cuya voz o presencia ya no era buena para mí. Apreté el agarre del pico, pero no me volteé a verlo—, no temas, pronto te limpiaré —el topo bajo de mí volvió a gruñir, pero ya no parecía un ronroneo sino más bien una amenaza.

Con un movimiento rápido y sin importarme si me hacía daño a mí mismo, me giré y apunté al hombre con la parte metálica del pico, dejándolo justo frente a su cuchillo en igual amenaza.

No me tocarás. Ni a mí ni a él —le dije de igual modo, áspero y seco, refiriéndome a mí mismo y al topo que, tras de mí, seguía gruñendo y preparándose para saltar al ataque.

Su rostro adquirió una expresión de tristeza, pero completamente falsa. No hacía siquiera un esfuerzo por hacerla ver real— Oh, por favor. No hagas eso. Lo hago por tu bien. Me lo vas a agradecer —me decía cínicamente, como si yo realmente le importara. Quizás realmente sí le importaba, porque ambos éramos blancos, pero algo me decía que ahora, por algún motivo, sentía más desprecio que otra cosa hacia mí.

No me mientas. No tú —le pedí. Él me sonrió.

Fue casi como si nos hubiéramos coordinado mentalmente. Al mismo tiempo, ambos nos abalanzamos uno sobre el otro empuñando nuestras respectivas armas, ganando él el asalto. Como el pico era más grande que su cuchillo, él dio un paso hacia atrás haciéndome creer que ganaba terreno, pero rápidamente él usó su fuerza (mucho mayor a la mía) y me tiró al suelo, acorralándome con su propio cuerpo. Lo único que impidió que me acuchillara en la garganta en ese instante fue que usé el mango del pico para cubrírmela, poniendo algo de distancia entre los dos. Oímos una última explosión antes que todo quedara en silencio y una urgencia pareció embargarlo.

Los ojos le brillaron con lo que no podía ser otra cosa que maldad. Era un brillo aterrador que aumentó el miedo que sentí cuando oí su voz tras de mí, pero intenté ocultarlo como lo había estado haciendo desde que apareció. Se separó un poco de mí, sólo para alzar su cuchillo y me dijo unas últimas palabras.

Te veré en el infierno.

No… lo creo.

Dejé caer el pico al suelo, haciendo que la parte metálica fuera lo primero en tocar al suelo, soltando un tañido metálico. Él alzó una ceja, pero rápidamente descendió su brazo para enterrarme el cuchillo.

No lo logró. El topo apareció segundos antes de lograrlo, abalanzándose sobre él, liberándome del otro. Me senté tan rápido como pude, cubriéndome con el gorro de mi capa el rostro; me ardía demasiado. El sol era despiadado y los rayos me habían llegado a la cara casi directamente, sólo estando la sombra del hombre para protegerme. Aún así dolía y mis ojos también, pero aunque me cubrí los ojos con mis manos y dejé que la sombra de la capa y de mi cabello me aliviara algo de dolor (cosa inútil, por cierto) dejé un espacio entre mis dedos para ver al topo. Al parecer, el hombre no se había esperado ese asalto del topo y cayó al suelo con él encima, siendo víctima de sus poderosas zarpas. Aún así, él tenía su cuchillo y lo usaba muy bien para defenderse. No entendí en ese momento por qué, pero el filo del cuchillo no causaba daños muy profundos en las patas del topo y lo único que lograba que él no lo atacara más brutalmente eran sus heridas.

Quise levantarme y ayudarlo, teniendo ahora una idea vaga de cómo comunicarme con él, pero al intentar moverme otra vez los mareos que antes tenía se volvieron más agudos y el piso bajo de mí se movió, pero no por algún temblor. Hice todo lo posible por levantarme y caminar, pero por más que lo intentara el mareo no me dejaba y ahora comenzó a nublarse todo mi panorama. Todo era borroso y creo que ya no era por el mareo; mi cuerpo se sentía débil y finalmente logré dar un par de pasos antes de caer al piso de cara.

Luché por mantenerme despierto, como lo había estado haciendo hasta ahora, pero me sentía inútil. Una nueva sombra me cubrió el cuerpo e intenté ver quién era; si amigo o enemigo. Mas todo era estaba demasiado nublado a mi vista y los sonidos comenzaron a apagarse hasta que la negrura me envolvió completamente y no supe nada más.

Mi último pensamiento fue un regaño. Debería haber aguantado más.






Caminaba horas bajo el extenuante sol, siguiendo lo que sólo su instinto podía indicarle. Escuchaba a la madre tierra sufriendo, implorando ayuda, pero ella no era quién para poder calmarla. Caminó y caminó por áreas desiertas y despobladas, por el páramo desolado que conectaba los pobres pueblos que apenas y se sostenían sin dinero ni recursos.

Escuchó lo que parecían ser ruidos fuertes y estridentes; explosiones. No se inmutó como cualquiera lo haría, sino que lo tomó como una señal. Siguió los ruidos hasta que nuevas imágenes aparecieron en su campo visual, haciéndola acercarse aún más, sin miedo del peligro. Vio a dos personas mágicas, hermosamente blancas como no las hay en ese lugar, y luego un extraño ser peludo que se lanzaba sobre uno de los blancos. Como si no fuera una extraña en esa situación, se acercó hasta la figura que luchaba por mantenerse en pie y lo miró. Una sonrisa cruzó su rostro al reconocerlo.

Mientras Seth caía en la inconsciencia, ella lo tomó con sus fuertes brazos y notó fascinada como una vez más su piel increíblemente oscura contrastaba con la increíblemente blanca de él. Lo protegió con la capa que ella traía sobre sus hombros, sabiendo que él era un hijo de la luna y no del sol como ella, y miró con esos ojos indescifrables la escena frente a ella. El ser que atacaba al otro mágico, fue separada del cuerpo humano a base de patadas. Retrocedió sin darle la espalda e ignoró su instinto de lamer sus heridas para gruñirle y mantenerse listo para atacarlo, mientras el blanco blandía su cuchillo antiguo y de carácter tribal, expeliendo un aura asesina por todos sus poros.

La mujer de piel negra y presencia etérea miró por el rabillo de su ojo un destello dorado y, por algún motivo que sólo ella u otras curanderas podrían comprender, supo que todo estaría bien.

_________________

     —68 puntos—             —38 puntos—           —61 puntos—
Faith E. Wippler
Femenino

Mensajes : 1235

Localización : Halloween Town~

http://chiapple.deviantart.com
avatar
Moderador Global

Volver arriba Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Invitado el Lun Mar 26, 2012 5:43 am

El chico había caído inconsciente, y el topo a un par de metros de distancia, el aliado tenía a sus dos presas al alcance de su mano, una sin poder defenderse y la otra no duraría demasiado. Dio un paso con seguridad, observando al conjunto divino compuesto de inocencia y exorcista, todo mientras una gran satisfacción recorría cada capilar de su cuerpo, cada milésima de piel, cada pequeño rastro de su negra alma. Finalmente pondría fin a todo aquello.

-No sabes lo que ha sido, bueno quizás si- decía al viento aquel peliblanco al servicio del Conde. En esos instantes y como un flash, todas las vivencias de su vida cruzaron por su mente: el rechazo de los nativos, los múltiples intentos de asesinato contra su persona, y la posterior venganza convirtiéndoles en armas de destrucción y sufrimiento. Todo por el dulce placer de la venganza.

De pronto algo hizo que esos recuerdos se cortaran de manera abrupta, como no iban a hacerlo si su pecho había sido atravesado por una hoja dorada. Así fue, lo había ensartado por la espalda, sin piedad, sin advertirle ¿Por qué debía hacerlo si yo nunca jugaba limpio cuando se trataba de asesinar? Era por eso que lo levante medio metro del suelo mientras que de su boca solo salía un hilo de agobio y horror. Sin habla se había quedado.

Lo lance al aire, a unos ocho metros de altura, regando el lugar con la sangre que se desprendía de su cuerpo al retirar la hoja del arma. Mientras caía aquel desafortunado hombre pensaba que ya podría descansar en paz, que todo había terminado, idiota, que equivocado estaba.

Me coloque justo debajo de él, levantando el arma por encima de mi cabeza mientras la hacía girar con ambas manos, cuando el cuerpo aun con vida cayó, una sucesión de: cortes, desgarramientos, roturas, y chapoteos de sangre, llenaron el silencio del lugar. Como tirar una rata a una trituradora, solo había quedado una gran mancha de sangre.

-Kikikiki- la tenebrosa risa que salía desde mi interior, retumbaba en toda la zona, llegando hasta el mismísimo pueblo del que había partido no hacía demasiado tiempo. Mi cuerpo se encontraba ensangrentado por la sangre del aliado, al igual que el del propio chico y del topo, hasta Asad y el minero que se encontraban a una distancia prudente habían sido alcanzados por las salpicaduras, las cuales ahora teñían de rojo el polvoriento suelo. –Que bien sienta esto-

Y así era, pero un rápido vistazo a mi alrededor me hizo acordarme del muñeco de pruebas que tenía como nuevo alumno, el cual ya había descansado lo suficiente ¿Y qué manera más dulce de despertarle que con una serie de interminables toques en su cara con la punta de mi bota? Por su bien más le valía el despertarse de esa forma o lo lamentaría con otra más dolorosa.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Faith E. Wippler el Mar Mar 27, 2012 11:56 pm

Tan horrorosa escena que sólo alguien como aquel hombre podría disfrutar fue presenciada por unos muy shockeados Gali y Asad que sentían como las gotas de sangre les manchaban el rostro y la ropa sin poder reaccionar. El negro nunca había presenciado tan horrible espectáculo y el buscador sabía de sobra (como cualquier miembro de la Orden) la reputación del General Sócalo, pero nunca creyó ver algo de ese calibre en vivo y en directo.

Sin embargo, la mujer, que al igual que todos estaba manchada de la sangre del albino fallecido, no contempló el desarrollo del barbárico acto, sino que simplemente se dedicaba a lo suyo. De su pequeño bolso lleno de hierbas y otros objetos misteriosos, sacó lo que vendría siendo una pasta verdosa de algo y comenzó a aplicarla con cuidado y delicadeza sobre las heridas de Seth. Observó las facciones del dormido albino, que fruncía el ceño ante su tacto, pero ante la frescura de la pasta su rostro se relajaba. Finalmente, sin importarle la sangre que había salpicado a todo el chico ni la que ya tenía de antes pegada al cabello, vendó sus heridas con unos trapos medios limpios color caqui y se dedicó a acariciar las blancas hebras que le cubrían la cabeza.

No te preocupes, también me ocupo de ti —musitó ante un resplandor verde a los pies de Seth, como no impresionándose del cambio de aquella bestia en animal.

El topo se había mantenido en pie para poder defender a Seth, quien yacía inconsciente, pero al ver el filo de Madness sobresaliendo el pecho del aliado y el brillo de la Inocencia del General, fue como una señal; ya podía descansar. Caminó sin cambiar de forma hasta donde estaba su apóstol y se dejó caer rendido a sus pies, rodeándose por un brillo verde antes de volver a ser pequeño e indefenso, como cualquier animal.

Con el mismo cuidado, la negra tomó al topo intentando no incomodar al albino y le aplicó la misma pasta de hierbas en aquellas dos heridas abiertas en su lomo y costado. El animalito se estremeció ante la frescura y se dejó querer. La mujer no tenía una presencia hostil, sino todo lo contrario.

Ya habiendo acabado con ambos, colocó al topo sobre el pecho de Seth (donde se acomodó, listo para dormir) y dejó a éste con cuidado en el suelo y aún tapándolo con su capa para que el sol no siguiera dañando su ahora muy enrojecida piel. Se levantó, sacudiéndose la tierra, y miró al General y al buscador, que tímida y temerosamente se acercaba hacia donde toda la sangre teñía la tierra; era una visión sumamente escalofriante.

¿Q-Quién…?

No se preocupe, no hay nada que temer —le dijo ella antes que Asad pudiera completar su pregunta— Sólo soy una vieja curandera que estaba de camino y se paró a ayudar a un niño —le dijo viendo de soslayo a Seth, quien estaba siendo asediado por los toques no muy fuertes (ni muy delicados) de la bota del gran hombre.

Ante la escena, sonrió discretamente.







Estaba en un sueño apacible y tranquilo, de esos en donde no sueñas nada y que eran los más reparadores. Sólo había negro y silencio, además de una frescura que me calmaba y me hacía sentir mejor. No obstante, la belleza de aquel momento pronto desapareció cuando algo me arrastró fuera de mi mundo de tranquilidad; algo no muy agradable.

Asdfajlasdkada… —gruñí mientras apretaba mis ojos y me cubría la cara con mis brazos, protegiéndome de eso que me golpeaba la cara sin piedad (oh, exagero, pero me despertó y eso es muy molesto).

Me moví, haciéndome ovillo, pero un peso que no recordaba tener sobre el estómago desapareció y, abriendo un ojo para saber qué ocurrió, noté que era una bolita café peluda que se removía también inquieta. ¡El topo!

¡Perdón! —exclamé inmediatamente, sentándome y tomando al topo entre mis manos para acariciarlo frenéticamente— Te juro que no te vi, no me odies, por favor —le decía, intentando explicarle que no había sido mi intención tirarlo al suelo.

El topo hizo algo como gruñir o refunfuñar, pero se acomodó en mis brazos y se echó a dormir nuevamente. Suspiré aliviado y por fin noté dos cosas que ahora recién notaba que no estaban en su lugar. Primero, una capa que no era mía estaba cubriéndome parte del cuerpo y segundo… una sombra grande que tampoco era mía me tapaba el sol. Alcé la vista, curioso, pero me puse blanco (figurativamente) al ver de quién se trataba.

¡Era el hombre de oro!

Retrocedí sin siquiera ocultar mi miedo y abracé al topo contra mi pecho. Seguro que mi cara debía ser muy graciosa en este instante, pero es que no saben cómo me saltó el corazón del susto al verlo ahí parado frente a mí. ¡Esperen! ¿Era él el que me pateaba la cara? Y… ouch, el dolor en mi cabeza volvió a patearme la mente, pero ahora un poco menos fuerte… y las heridas del cuchillo se sentían graciosas, como si muchas hormigas estuvieran dentro de mi piel.

Las hierbas ayudarán, pero no tan rápido pequeño, así que no te muevas así por ahora —escuché una voz de mujer terriblemente familiar que me hizo distraerme de mi miedo por aquel gigante hombre y asomarse por su lado para ver quién era.

Abrí los ojos exaltado al reconocerla— ¡Usted…!

Ella me sonrió— Ha pasado mucho tiempo. Esperaba que no requirieras de mi ayuda otra vez, pero bueno. Es bueno volver a verte y tan grande que estás ahora —me dijo ella.

Estaba igualita a como la recordaba. Con esa piel oscura y algo arrugada, especialmente alrededor de sus ojos, pero eso sólo le daba a sus ojos oscuros más misterio. Aún olía extraño, pero agradable y seguía vistiendo igual y llevando los mismos accesorios… no creí verla otra vez, pero me alivia un montón ver una cara conocida que me “quiere” o algo así por una vez luego de la muerte de mamá.

¿Ustedes… cómo? —se preguntaba Asad turnando su vista entre ella y yo. Se notaba la sorpresa, porque podía ver claramente el respeto que la figura de aquella curandera le inspiraba a él; algo no muy raro, de hecho. Creo que le sorprendió la familiaridad con la que me trataba y la ausencia de desprecio o algo similar hacia mi persona.

Nada importante —fue toda su respuesta. Dio un suspiro y miró a algún lado que no supe encontrar— Bueno, tengo que seguir mi camino. Mi trabajo aquí ha terminado.

¡Espere! ¿Me va a dejar aquí, con ellos? —le pregunté, por supuesto en mi idioma porque temía que aquel hombre se enojara si entendía lo que mis palabras implicaban— No me deje, por favor. No quiero quedarme con ellos. ¡Lléveme con usted! —le pedía, olvidando todo y corriendo hacia ella, abrazándola. Era la única imagen de seguridad que tenía, el único recuerdo ameno que revivía ahora y que podía ayudarme. ¡No podía dejarme aquí y menos con un monstruo como ese hombre de oro!

Ella, como la vez que nos despedimos luego que mi herida sanara cuando tenía ocho años, me abrazó fuertemente, embriagándome aunque no quisiera con su fuerte aroma. Me traía memorias poco placenteras, pero me hacía sentir protegido y cuidado como años atrás; cuando ella me salvó. Finalmente, me susurró algo al oído, lo mismo que años atrás, y me soltó.

Se fue.

La vi irse, sin hacer nada, simplemente abrazando a un topo que me gruñía por despertarlo.

Quise ver al hombre de oro… pero realmente temía hacerlo, por lo que vi a Asad y vi que estaba manchado con algo. Luego lo vi de reojo a él y noté que estaba casi que bañado en esa misma suciedad y luego me miré a mí. ¿Por qué también estaba sucio?

Miré el suelo y noté que había una gran mancha oscura en la tierra que se extendía irregularmente, como si hubiera algo salpicado allí. Miré mi mano, que siempre estaba cubierta por un guante, y noté que eso que me manchaba tenía un olor extraño… como metálico… como…

¡¿ESTO ES SANGRE?!

¡¿QUÉ RAYOS PASÓ MIENTRAS DORMÍA?!

_________________

     —68 puntos—             —38 puntos—           —61 puntos—
Faith E. Wippler
Femenino

Mensajes : 1235

Localización : Halloween Town~

http://chiapple.deviantart.com
avatar
Moderador Global

Volver arriba Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Invitado el Jue Mar 29, 2012 2:05 pm

Ignorando completamente a la anciana (seguía haciéndolo a pesar de que se detuviera a curar al chico o a semi hablar con Asad) me detuve un momento a contemplar el numerito que estaba formando aquel escuálido minero y recién adquirido exorcista. Era cierto, ahora era como si fuera de mi propiedad.

Finalmente el chico pregunto lo que resultaba más que obvio, el que había ocurrido, odiaba tratar con los novatos. Desactive mi arma mientras avanzaba hacia el chico, en el proceso descubrí una curiosa pieza que decoraba mi ahora ensangrentado uniforme, un ojo de mi última víctima, el cual había quedado adherido a uno de los pliegues de mi chaqueta.

-Creo que es bastante obvio- dije arrojándole el ojo, -estas cubierto de la sangre de aquel molesto tipejo, algo que espero que acabes repitiendo el resto de tu vida-

Asad había comprendido que nuestro tiempo de permanecer allí había terminado, por eso se separo del minero y comenzó a adelantarse, una forma sutil de decirnos cuál era el camino a seguir.

-Vamos, de camino a la orden asiática te contare todo lo que necesitas saber- y sin decir mas, cogí la capa del muchacho y comencé a llevarlo como quien arrastra un peso muerto, -por cierto, a ese idiota yo que tu le hubiera metido el pico por la boca. Me da que tendré que adiestrarte de la manera más dura posible. Aunque es lo que siempre hago- una sonrisa de felicidad denotaba que estaba feliz por lo que iba a suceder de ahí en adelante.

(Cambio de escena)

Spoiler:
Post cutre pero vi necesario terminarlo de esa forma muajaja.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Faith E. Wippler el Jue Mar 29, 2012 9:34 pm

Ante su voz, volteé a verlo arrepintiéndome inmediatamente por ello. ¡Me arrojó un ojo! ¡UN OJO! Cuando me cayó encima, la voz se me fue aunque quise gritar y lo único que hice fue sacudirme como condenado para quitarme el ojo de encima. Le iba a reclamar algo (¡Já! Como si pudiera llevarle la contraria…), diciéndole que yo soy incapaz de matar o hacer algo medianamente parecido a lo que él hizo, pero de la nada me tomó de la capa y comenzó a arrastrarme como si yo fuera su mascota o algo así.

¡¿Q-Qué está haciendo?! ¡E-Es-Espere! —intenté decirle inútilmente, porque se me quedaba el pico en el suelo. Aunque me ahogué con el cuello de la capa al hacerlo, me estiré cuanto podía para recuperarlo y lo logré, pero apenas, arrastrando el mango con la punta de los dedos para lograr tomarlo.

¿A dónde me lleva? ¡No quiero irme con él! lloré mentalmente al notar que él no iba a soltarme por más que pataleara.

Vamos, de camino a la orden asiática te contaré todo lo que necesitas saber —¿qué? ¿A dónde me van a llevar?— Por cierto, a ese idiota yo que tú le hubiera metido el pico en la boca. Me da que tendré que adiestrarte de la manera más dura posible. Aunque es lo que siempre hago —¿él me iba a entrenar? ¡¿Él v a ser algo como un maestro para mí?! ¡Por favor no!

¡¿QUÉ?! ¡N-No, y-yo… espere, no, suéltemeee! —y ya me da lo mismo que él no me vaya a soltar. Yo voy a patalear hasta que se me acaben las fuerzas.

Y así lo hice. Pataleé y pataleé mientras el hombre de oro limpiaba el suelo con mi cuerpo (especialmente con mi trasero), pero él no me soltó. Asad me ignoró completamente y él hizo lo mismo ante mi berrinche. Finalmente, tras unos agotadores diez minutos de quejas infructuosas, me dejé de mover, agotado, y suspiré.

¿Hm?

Sentí unas cosquillas y, al ver hacia abajo, noté que el topo había despertado y ahora se removía inquieto, como queriendo escapar de mi agarre (el cual ahora era un asfixiante semiabrazo con solo un brazo). Aflojé el brazo y él, aún usándome como su soporte, me olió y se olió a sí mismo, lamiéndose la herida que ahora tenía una pasta verdosa encima pegada a su pelaje, pero que parecía estar mejor (o quizás no doliéndole más). Después, alzó su cabeza peluda y con sólo una nariz según yo y enterrándome sus garritas, escaló por mi brazo y mi hombro hasta mi cabeza, dejando sus patitas arrugadas y rasposas sobre mi frente y reposando el resto del cuerpo sobre mi sucio cabello descubierto al sol.

Suspiré al verlo y me dejé estar.

Ya qué. ¿Qué más puede salir mal?

{Cambio de escena}

_________________

     —68 puntos—             —38 puntos—           —61 puntos—
Faith E. Wippler
Femenino

Mensajes : 1235

Localización : Halloween Town~

http://chiapple.deviantart.com
avatar
Moderador Global

Volver arriba Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Invitado el Mar Abr 03, 2012 7:12 am

Creatividad: 2
Concordancia: 2
Realismo: 2
Razonamiento: 2
Ortografía: 2

Total: 10 puntos


No olvides poner tus puntos en tu firma.
Te enviare un pm con el enlace de la próxima misión.

Un placer haber hecho esta misión contigo Faith.

(Cierro tema)
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: En algún lugar de Tanzania~

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.