Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» Atrapados en la tormenta
Ayer a las 2:08 pm por Kala

» [MS] Rescate en Rapa Nui
Ayer a las 1:23 pm por Kala

» Mensaje atrasado
Mar Mayo 23, 2017 10:37 pm por Sigma-chan

» [MR] Reclutamiento Noah
Mar Mayo 16, 2017 11:53 pm por Faith E. Wippler

» Los Bibliófilos De Lima [Misión MI]
Mar Mayo 09, 2017 9:30 pm por Faith E. Wippler

» [MN] Christchurch. Melancolía y suicidio.
Lun Mayo 01, 2017 8:45 pm por Ismakun

» Hola :3
Dom Abr 30, 2017 12:32 am por Sigma-chan

» Las estatuas de Namu
Jue Abr 20, 2017 12:54 am por Alice

» Vacaciones no vacaciones.
Dom Abr 09, 2017 2:28 pm por Faith E. Wippler

» Poco tiempo.
Miér Abr 05, 2017 8:33 pm por Kanda Yuu

» Red Miles ; HS RPG | Cambio de Botón Normal
Vie Mar 31, 2017 1:03 am por Invitado

» Ausencia u.u'
Jue Mar 16, 2017 4:39 pm por Kanda Yuu

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Mar Feb 21, 2017 8:21 pm por Komurin

» Stray Dogs {Normal} Foro Nuevo
Vie Feb 10, 2017 11:00 am por Komurin

» Registro Apellidos
Lun Feb 06, 2017 10:56 am por Ismakun

» Registro de Personaje
Lun Feb 06, 2017 10:51 am por Ismakun

» Registros de Físicos
Lun Feb 06, 2017 10:37 am por Ismakun

» Holaaa, soy isma, encantado! ^u^
Miér Feb 01, 2017 11:21 am por Ismakun

» Obtener Rango Civil
Mar Ene 31, 2017 1:57 pm por Proxy

» One Absolute Truth [Afiliación hermana]
Vie Ene 27, 2017 4:01 am por Wallace Campbell

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana
Kala
 
Sigma-chan
 

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas School Crazy 40/40
Directorio

Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 16, 2012 1:10 pm

La pequeña exorcista novata solo pudo sentir el ataque de su compañera cuando este se hizo vigente. Sin perder ni un solo segundo, la joven con un murmullo suave activó su inocencia, que brillo con un intenso tono verdoso. Con unos ligeros movimientos, alzó los brazos para luego estirarlos y, con la habilidad de su inocencia, desvió los restos de fuego que iban a por ella gracias a la gravedad que arrebató de los alrededores del ataque.

Aisley observó a Darlenee enfrentándose al jefe de pista encerrado, que parecía furioso con la aparición de la otra exorcista y de la entrada tan maravillosa de su inocencia. La de pelo caramelo sonrió al comprobar el pequeño peluche de Darlenee. No supo si la pelimorada se fijó en ella, pero la de ojos violetas subió el pulgar dando a entender que estaba bien.

Pero al ver que su compañera corría hacia ella se fijo entonces en el Akuma que iba hacia ellas. Pero con horror comprobó que la horrorosa esfera pasó a apuntar sus cañones al buscador de ropajes claros. La joven Aisley sintió un escalofrío recorrerle la espina dorsal:

-¡Huye!- grito como su compañera, concordando en su idea de evitar que Matías saliese herido. Pero entre el humo divisó un destello pelirrojo de una cabellera. Aisley suspiró aliviada al comprobar que el buscador estaba a salvo gracias al mago:

-¡Señor Otto!!- exclamó una voz a sus espaldas. Allí estaba el joven ayudante rubio del mago. Traía consigo el bastón que había usado en el espectáculo. Tras él venían los payasos habían conocido, junto con los trapecista, el que parecía ser el tragafuegos y otro chico. No se veía a Gissela por ninguna parte. Justo en ese instante observó a un par de Akumas acercándose hacia el grupo.

-¡¡Cuidado!!- exclamó la joven, haciendo movimientos circulares con las manos, mientras creaba una esfera de gravedad, que lanzó hacia uno de los Akumas, haciendo que se diese de bruces contra el suelo. No causó la explosión esperada por la chica, pero logró confundir a ambos Akumas- ¡¡CORRED!!- exclamó. Tardaron un poco en asimilar sus palabras, pero corrieron hacia Otto. Lo que Aisley no se fijo fue en que el jefe de pista ya se había liberado de la cárcel luminosa. Cuando pudo advertir esto, hizo lo posible para correr hacia el Akuma y detener lo que sea que fue a hacer. Volvió a chocar contra el escudo, pero esta vez este protegía a los artistas que habían ido corriendo hacia los dos que se encontraban a otro lado de la pista. Los payasos gritaron y se abrazaron entre ellos. El tragafuegos sujetó al ayudante del mago, que estuvo a punto de caer al suelo del susto. Su bastón sí que sufrió esa mala suerte. Los trapecistas observaron absortos a la gran cobra con miedo.

El buscador, por su lado, miraba absorto al akuma y al mago respectivamente:

-¿Qué…qué es lo que ocurre?- murmuró. Matías negó con la cabeza.

-Es difícil de explicar…te aconsejo que vayas hacia el escudo…las señoritas se encargaran de esto- dijo. Otto asintió con cuidado hasta que se dio cuenta de lo que Matías había dicho.

-¿¡¡QUÉ!!? ¿¡Piensa dejar que un par de señoritas se encarguen de esto!?- exclamó airado, poniéndose en pie y agarrando al buscador de la solapa de su traje.

-Usted no las conoce de nada…ellas lo lograran…- murmuró el buscador, librándose del ataque y cogiendo la maleta, mientras observaba a Aisley saltar para esquivar un ataque de dos Akumas de nivel 1, y lanzar un par de bolas a estos, que se dieron contra el suelo. Sí, ellas lo conseguirían. Observó entonces a la señorita Darlenee…

Off:
Aquí tenemos a Pablo *^*
Pablo
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 20, 2012 1:07 pm

Observó entonces a la señorita Darlenee, quien en ese momento había acabado con los akumas que la señorita Aisley había estrellado contra el suelo y llamado la atención de la serpiente que los acechaba...

----

Afortunadamente Matías estaba a salvo gracias a la rápida reacción del mago, y mientras se incorporaban otros de los artistas se acercaban a ellos con signos de preocupación. Aquellas acciones le confirmaban a Darlenee que, para alivio de ella, ellos no eran enemigos o ¿habrían salvado al buscador si no? "Menos mal" pensó con alegría. Sin embargo, esa felicidad no duró mucho, bastó con ver a la enorme serpiente libre para sentirse alarmada de nuevo. -Rayos- masculló, el akuma se acercaba con rapidez a los artistas, pero cuando hubo atacado se topó con el escudo que se accionó para protegerlos. Ese era el momento para atacarlo. Darlenee levantó de nuevo a Rasen y dijo "Curse" sin elevar la voz, acto seguido los hilos de las motas de Rasen salieron disparadas hacia dos akumas nivel uno que Aisley había estellado con el suelo y la serpiente. Rápidamente, el cuerpo de Rasen se vio envuelto de estrellas negras y, con esta señal, la pelimorada no perdió más tiempo en golpear los pedernales que, al sonido de un chasquido, crearon la llama que quemaría a los akumas.

Los akumas nivel uno ardieron, exterminándolos sin problemas. Sin embargo, la enorme serpiente sólo volvió su atención hacia la chica, al parecer su ataque no le había hecho más que cosquillas. -¿Eso es todo lo que tienes?- se burló acercándose a ella.

-¡¿Van a quedarse ahí parados?!gritó desesperada, al ver que los artistas no se movían del lugar -¡Salgan de aquí! ¡Rápido!- no se podían dar el lujo de tenerlo ahí, eso sólo las metería en problemas. Los artistas reaccionaron a sus palabras y, viendo la oportunidad dejaron el escudo y corrieron hacia la salida de la caravana que, por la batalla, le faltaba poco para derrumbarse.

-No lo creo- sus ojos brillaron con mayor intensidad y un haz de luz de diversos colores salió de ellos impactando contra el traga fuegos. La luz envolvió a éste creando un extraño ser que salía del cuerpo del artista. El hombre no tardó en desplomarse, en tanto que el ser que salía de su cuerpo dio una vuelta por todo el escenario antes de terminar desapareciendo en el escamoso cuerpo de la serpiente.

-¿Qué el hiciste?- Darlenee no terminaba de comprender lo que había sucedido.

-Sólo absorbí su energía- dijo con sorna -Usualmente les dejo algo de energía a los espectadores para que no se alarmen y sigan disfrutando del espectáculo, pero creo que ya no es necesario, acabarpe con todos.- siseó.

"Pero, si tú no eres el que los convierte en piedra...Entonces ¿quién es?" hasta ese momento, había tenido en mente la posibilidad de que Von Wettin fuera el responsable de la petrificación, pero al parecer, no era así.

-Es tu turno, nada mejor que una exorcista como presa- y de un golpe con la cola, mandó a la exorcista a impactarse contra el suelo.

La chica cayó de costado, raspándose el brazo y su muslo derecho, le dolía pero siendo una simple raspadura y estando en la situación en la que estaba no podía darse el lujo de quedarse ahí. Como pudo se incorporó, algo aturdida y tomó a Rasen. -Como... si fuera tan fácil- contestó entrecortadamente. Levantó a su inocencia y volvió a dar la orden "curse", esta vez cinco hilos se conectaron a la serpiente, tres en su ojo y dos más en su frente.

-Tus ataques son inútiles- se movía de un lado a otro tratando de soltarse de los molestos hilos.

-Ya...lo veremos- el brazo derecho le dolía pero, siendo diestra, lo necesitaba para golpear los pedernales y encender la llama. Lo levantó a la altura de su hombro y con dificultad, concentró la fuerza necesaria para hacer arder la llama. Un chasquido muy leve resultó de ese golpe debilitado pero las chispas que salieron de éste fueron más que suficientes para crear la cálida llama de la cual prescindía.

-¡Aaaaaaah!- un gritó de dolor fue lo que salió de la mandíbula del akuma y Darlenee sonrió al comprobar que esta vez había funcionado, ahora su ojo derecho había sido quemado gracias a que concentró una mayor cantidad de hilos en ese punto.

-Dime una cosa-le dijo al akuma, quien movía su cabeza de un lado a otro por el dolor -¿Quién es el responsable de convertir en piedra a las personas?-Esperaba una explicación al suceso que no podía entender...

Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 30, 2012 5:04 pm

La joven de cabello caramelo observó sorprendida el ataque de Darlenee. Todo aquel fuego la fascino, a la vez que dañó en parte su vista. Cayó al suelo frotándose los ojos con los muñones cubiertos por la tela oscura de los guantes. Alzó la mirada justo en el momento que el tragafuegos caía con los ojos vacuos y carentes de vivacidad alguna. Aisley observó el cuerpo caer y el ruido sordo que provocó hizo que temblara en el suelo. Un inocente acababa de perder su vida…no resultaba bonito…nada bonito. Aisley se intentó incorporar con dificultad mientras Darlenee y el akuma conversaban. Miró al pequeño grupo que observaba horrorizado el Destino del que había sido su animado amigo….Destino…otra vez aquella expresión carente de emociones positivas para la de ojos violáceos se interponía ante ella. El pobre chico había perdido su “energía”, tal y como había escuchado del jefe de pista. Sin poder evitarlo, Aisley vomitó sobre el suelo y observó asqueada el líquido viscoso que salía de su boca y se acumulaba bajo su rostro, entre ambas manos. Cerró los ojos con fuerza y se incorporó con dificultad. Los artistas, que habían reaccionado, se habían juntado a Matías y Otto y ahora estaban protegidos por el escudo, además de ser atacados por unos tres Akumas de nivel 1.

Aisley, obviando la escena de su compañera, se lanzó contra las esferas, dando un pequeño salto hacia las gradas, y de esta hacia los Akumas, realizó un par de movimientos con las manos, y los Akumas que disparaban contra el inestable escudo cayeron al suelo con un sonoro estruendo. Aisley sonrió:

-¡Corred! ¡Marchaos fuera de la carpa y huid hacia el pueblo!- exclamó la joven. Con un seco asentimiento, Matías desactivó el escudo y se llevó con él a todos. Aisley comprobó por el rabillo del ojo como el mago pelirrojo protestaba, y su pequeño ayudante observaba el cuerpo tendido del tragafuegos. El rubio dudó unos instantes antes de dirigirse a paso rápido al cuerpo del moreno.

-¡¡Pablo!!- exclamó Otto. Los Akumas que Aisley había estrellado contra el suelo recobraron su altura y observaron al pequeño chaval, que aún mantenía su bastón en la mano.

-¡¡No pienso dejar a Zambai aquí tirado!!- exclamó, asiendo al tragafuegos por los brazos. Aisley se dio cuenta entonces de lo que iba a pasar. Corrió hacia el chico mientras el Akuma de nivel 1 elevaba sus cañones y consiguió desviar el disparo eliminando la gravedad de su alrededor.

-¡¡Refúgiate maldita sea!!- exclamó la chica. Y por primera vez, puso verdadera atención en el bastón del joven. Este emitía un dulce y embriagador brillo verdoso. La espalda de Aisley se arqueó de manera involuntaria por emoción…. ¿acaso aquello era lo que habían ido a buscar? ¿La inocencia? ¿La tenía el chico? Pablo la miraba sin comprender. Aisley suspiró y le sonrió- Tú tranquilo, no os va a pasar nada, tú cógelo y yo te escoltaré- le murmuró. Asintió con levedad y ella le sonrió. Ambos se levantaron y Pablo intentó coger a Zambai en sus brazos, pero no consiguió mucho debido a su poca fuerza física. Aisley con un suspiro de resignación disminuyó un poco la gravedad que había alrededor de Zambai y Pablo pudo sujetarlo. Avanzaron entre la pista, Aisley parando algunos de los ataques de los Akumas y Pablo sorteando los obstáculos del suelo. En un momento el chico tropezó, y Aisley, que seguía sin prestar la más mínima atención a su compañera, miró al chico justo en el momento que una de las esferas disparaba hacia él. Aisley lo intentó, intentó pararla, pero la bala esta vez fue más rápida y alcanzó al chico. Aisley fue comprobando con horror como le cuerpo del pequeño se llenaba de aquellas oscuras estrellas mortales, y que el cuerpo se convertía en polvo. Aisley llevó su mano hacia las cenizas temblando, obviando todo lo de su alrededor. Tragó saliva y negó con la cabeza. No era posible, había perdido a otro, otro inocente más. No escuchaba los gritos de Otto. Todo a su alrededor había desaparecido. Volvió a vomitar y las lágrimas afloraron a sus ojos. Y solo entonces, el mundo pareció recobrar el sonido:

-¡¡CUIDADO SEÑORITA!! exclamó Otto, lanzándose hacia ella, y tirándola al suelo. Una bala mortal pasó rozando al joven mago, con la gran suerte de que solo daño algo de su vestuario. Aisley le miró sorprendida.

-Otto….- y entonces se dio cuenta de la situación. Apartó al mago de encima suya y observó al jefe de pista que observaba a Darlenee. Sin esperar un segundo, salió corriendo hacia él y creó una bola de gravedad que lanzó hacia la gran cobra negra…

Off:
Jo…lamento la supertardanza Ovi-chan U.U y lamento haberme cargado tan pronto a Pablo e____e es que bueno, tenemos que acabar con el nivel dos y ya debemos saber que el baston de Pablo es la inocencia >< ya solo queda preguntar…¿necesitaremos otro exorcista o contigo vale? Es que así sabemos si hay que ir hacia el pueblo o hacer que Matías pida refuerzos :3
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Invitado el Jue Sep 06, 2012 4:26 am

El akuma se retorcía...

Darlenee, agotada aguantando el dolor esperaba a que le respondiera.

El escenario retumbaba con cada explosión y ataques de amigos y enemigos. Y, sin embargo, sólo podía esperar a que el enemigo respondiera; necesitaba desesperadamente dar con una explicación a las numerosas estatuas humanas.

Unos segundos después, el movimiento desesperado de la tenebrosa cobra cesó, dejando ver al fin su cara y la herida que la exorcista le había hecho en un momento de...suerte, ¿tal vez? era la muestra que la pelimorada necesitaba para que Von Wettin supiera que no estaba jugando, aún cuando le dolía el brazo, podía hacerle algo de daño.

-Con..tes...ta-ordenó con voz entrecortada la chica, lo que le restó considerablemente el efecto amenazante que habría querido. Inexplicablemente para ella, el agotamiento y el dolor del brazo se estaban haciendo insoportables. Estado, que fue sencillo para el akuma notar, quien sin decir absolutamente, abrió su enorme mandíbula, dispuesto a tragarse a la molestia que tenía frente a él, y se abalanzó sobre ella.

Darlenee cerró los ojos asustada, a esa distancia y con el cansancio encima no podría esquivar a tiempo, no obstante, el golpe final nunca llegó, a cambio se escuchó un golpe sordo y la tierra sobre sus pies tembló. Al abrir los ojos vio al cuerpo de la cobra tirado justo a un lado y, en frente suyo se encontraba Aisley, quien miraba hacia ese punto. Eso lo confirmaba, su amiga, de alguna manera había desviado el ataque de Von Wettin evitando que fuese tragada en un santiemén. Darlenee se alejó de ahí lo más rápido que pudo, y conforme se acercaba a la chica del cabello caramelo notó que ella tampoco tenía buena pinta.

-Ais...ley, debemos salir de aquí rápido...- dijo lo más rápido que pudo -Derrumbaré los soportes...que mantienen de pie la carpa para poder escapar- explicó -Salgan de aquí- y con esto dicho, la exorcista preparó su inocencia de nuevo, con la orden "curse" cinco hilos salieron del gorro de Rasen posándose en las vigas y con el golpe más fuerte que el brazo lastimado le permitía, surgieron llamas que, a diferencia de los ataques anteriores, eran considerablemente débiles, pero lo suficientemente efectivas para hacer arder las vigas poco a poco.

La carpa caería pronto, así que se movió lo más rápido que sus pies le permitieron, siguiendo a los demás que salían de ese peligroso lugar, y fue justo en la salida cuando, una dolorosa punzada en su pie izquierdo la hizo tropezar, y en unos segundos, se encontraba en el suelo.

Levantó un poco su cabeza buscando instintivamente el lugar de donde provenía aquel dolor, su pierna izquierda sangraba.

-Pero ¿a dónde vas si no hemos podido jugar un rato?- preguntó en tono burlón una voz femenina, que se le antojaba familiar. La silueta de una chica de cabello oscuro y largo se acercaba de entre las llamas de la carpa: Gissella.

No se veía exactamente como la recordaba, ya no era la persona juguetona que peleaba con Otto por diversión, su mirada y su rostro eran sombríos.

-¿No dijiste que querías saber quién era el responsable de todas esas maravillosas esculturas? levantó a la pelimorada tomandola del saco de su uniforme sin ningún esfuerzo -Fui ...yoooooo- la dulce voz de Gissela cambió a una aguda y siseante; sin previo aviso, se había transformado en un monstruo de cola de serpiente de un color azul oscuro, un torso y brazos humanoides y, en la cabeza muchas serpientes que recordaban a la Medusa de la mitología. Darlenee intentó safarse de su agarre pero sus fuerzas no eran suficientes, estaba muy adolorida...

-¿Có...mo?¿Por qué...lo haces?- preguntó débilmente la alemana.

.Para volverme más fuerte. Con mi poder absorbo la energía de mis víctimas, quienes se transforman en esculturas como un efecto secundario de mi habilidad- explicó orgullosa -Pero descuida, ninguno de ellos parecía quejarse del espectáculo que estaban presenciando, por el contrario, se sentían muy afortunados en participar en los actos del circo...Tú también debes sentirte afortunada por eso- articuló una risa socarrona con su mandíbula de reptil que la hacía ver más espeluznante aún.

La carpa y algunas vigas comenzaron a caerse, entretanto, del otro lado la gran cobra negra comenzaba a levantarse.

-¡Suéltame!- gritó la pelimorada moviéndose desesperadamente. Las serpientes de en la cabeza de Gissela se movían en torno a ella y sus ojos comenzaron a brillar de un color rojo intenso.

-¡Déjala!- gritó la inconfundible voz de Otto, quien, sin esperar a que el akuma hiciera caso a su petición le propinó un golpe en el brazo que sujetaba a la chica, quien cayó al suelo, in capaz de moverse mucho.

-¡Eres un maldito entrometido!- le devolvió el golpe con su huesudo brazo hiriendo al mago -Si tanto deseas morir, me haré cargo de ti en este instante-

-Otto- la exorcista intentó incorporarse.

-¡Aaah!- gritó Gissela cubriéndose el rostro. Una luz cegadora había aparecido de momento.

-No lo creo- dijo Matías, quien inesperadamente había entrado en la escena con una pistola en mano que disparó una brillante bengala en la cara del akuma. El buscador ayudó a Otto a incorporarse y, en seguida, se acercaron a la herida chica. -Vamonos señorita- tomó a Rasen y Otto la cargó a ella, teniendo cuidado de no lastimarla más de lo que ya estaba -Descuida, estarás bien- A lo que la alemana sólo asintió intentado soportar el dolor, afortunadamente para ella, el lindo gesto del pelirrojo y de Matías le apaciguaba un poco el malestar.

Tan pronto como pudieron salieron del lugar que se desmoronaba, corriendo hacia el bosque donde se encontraron con los demás.

La chica vio con satisfacción que, si bien, no todos se encontraban ahí, varios de los compañeros del circo de Otto se encontraban bien, dentro de lo que cabía, por lo menos en comparación a ella.

-¡Y ahora que hacemos!- gritó un aterrado Nilo.

-Viendo la situación en la que estamos, debemos regresar al pueblo... sugirió Matías volteando a ver a Aisley -y utilizar el arca para volver a la Orden y pedir refuerzos y, lo más importante, brindarles atención médica a ambas- dijo esto último viendo a Darlenee, quien sólo retiró la mirada, se sentía muy débil, los párpados le pesaban cada vez más, y por alguna extraña razón, el dolor casi se desvanecía por sí sólo, no sabía si era porque ya estaba muy mal o porque no podía evitar sentirse segura en los brazos del mago, su sutil aroma a colonia la estaba calmando de tal manera que, sin quererlo sus ojos se cerraron poco a poco...

-Darlenee...Darlenee, no te duermas...

No quería dormirse, pero era involuntario, su cuerpo le pedía a gritos, le exigía descanso, y...en contra de su voluntad, tuvo que ceder...
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Invitado el Dom Sep 16, 2012 3:17 pm

La pequeña chica observó a su compañera acercarse a ella con velocidad. Traía muy mala pinta, y Aisley se preocupó. Agarró a Darlenee de la cintura cuando hubo llegado a su lado:

-Ais...ley, debemos salir de aquí rápido…Derrumbaré los soportes...que mantienen de pie la carpa para poder escapar. Salgan de aquí- explicó la pelimorada. La de cabellos caramelos asintió, y deshaciendo el agarre en el que tenía a su compañera, se dirigió al lugar donde se encontraban todos. La carpa comenzó a caer. Aisley se aferraba al bastón como si de su propia vida se tratara. Si aquello era una inocencia…todo habría acabado, irían al Arca, pedirían refuerzos y esos refuerzos los ayudarían a acabar con los Akumas. Le quedaba poco. A lo sumo unos seis metros para llegar junto a Matías, cuando algo la agarró del tobillo y la alzó en el aire.

-Vaya, vaya…la pequeña intenta escapar ¿eh?- preguntó con ironía. Aisley bufó. El fuego se estaba haciendo visible. Vio a Darlenee caer, y a Gissela entran en escena. No pudo escuchar sus palabras, pero estaba demasiado ocupada con su problema como para atender a la de su amiga- Acabaré con vosotras dos, y luego con esos insignificantes humanos que…¡¡AARRGGHHH!!- no pudo acabar la frase. Una de las vigas de la carpa había caído sobre él, y debido a ese golpe la soltó. La altura era considerable incluso para ella, por lo que no cayó precisamente bien y recibió un fuerte golpe en el costado. El hombro le ardió en ese momento. El fuego le estaba dañando seriamente la vista. Y lo sintió. Unos brazos que la ayudaban a levantarse. Al abrir un poco los ojos se encontró con los trapecistas:

-¡¡Eh pequeña…-

-…ponte de pie…-

-…nosotros te ayudamos!!- exclamaron los tres. La de ojos violetas hizo lo que pudo, y gracias a la ayuda de los trillizos, salieron de la carpa. Observó por encima del hombro la escena que se desarrollaba entre Darlenee y una Gissela transformada en Akuma.

-Darlenee…debo ayudarla- murmuró, dándose la vuelta. Una mano sobre su hombro dolorido detuvo el avance. Miró al mago pelirrojo. El chico avanzó veloz hacia la pareja y golpeó al Akuma, que soltó a Darlenee, y furiosa, se veía con sed de venganza hacia el artista. En ese momento intervino Matías, que disparó una bengala al Akuma. Cuando tuvieron la oportunidad, escaparon de la carpa y se encontraron con la chica de pelo caramelo y el resto de artistas, que se veían conmocionados.

Matías propuso a Aisley el volver al pueblo y acudir al Arca a por refuerzos, cosa que veía factible. Quiso hablar con Darlenee, pero esta perdió el conocimiento y no pudo hacer otra cosa que preocuparse. Y en ese instante, recordó el bastón que aún aferraba en sus brazos. Y recordó a Pablo, que había muerto ante ella por ayudar a mover el cuerpo del tragafuegos. Aisley, sin tener tiempo a retirarse, se dobló sobre sí misma y vomitó de nuevo. Esta vez todo fue líquido. Apenas le quedaba comida en el estómago para que hubiese algo sólido. Apretó con fuerza el bastón y se incorporó:

-Avanzad por favor…- murmuró. Estos miraron sorprendidos a Aisley, pero ella se adelantó uno cuantos metros. Tras mirarse todos entre sí, acataron la orden de la chica- Toma…- tendió el bastón a Matías, que agarró lo que la pequeña exorcista había intentado proteger con su vida. A pesar del dolor palpitante del hombro y de las leves quemaduras que había sufrido por la inocencia de su compañera, Aisley alzó los brazos y, con un ligero movimiento y murmurando las palabras adecuadas, unas pequeñas esferas se crearon en sus manos. Las lanzó contra los árboles que se encontraban frente a ella. Era gruesos, pero valía la pena el esfuerzo realizado. Tras unos momentos, la chica consiguió desviar los árboles de manera que bloqueaban el camino hacia el circo- Y ahora corramos…esto los mantendrá entretenidos- murmuró, dirigiéndose al pueblo con velocidad.

Los demás la siguieron. El camino que llevaba al pueblo estaba libre de gente. Solo cuando consiguieron llegar a la entrada de la aldea, se permitieron el lujo de parar. A sus espaldas se escuchaban los gritos de furia de los Akumas:

-¿Por qué os persiguen?-preguntó Otto a la pequeña exorcista que aun se mantenía en pie. Esta miró al mago, se dirigió a Matías, y le arrebato el bastón.

-Por esto…buscan esto- murmuró. Otto miró lo que la pequeña le mostraba.

-¿El bastón de Pablo?- preguntó. Aisley asintió- Pero...si solo es un bastón con efectos luminosos- murmuró. Aisley en ese momento se quedó callada...¿un bastón...con efectos luminosos?.

-¿A qué te refieres Otto?- este colocó bien a Darlenee, la cual seguía desmayada en sus brazos.

-Bueno, es un poco de nitroglicerina. Es una cantidad que resulta inofensiva, un par de gotas. Como ves, la bola de cristal está pintada de verde. Pablo realizaba una pequeña sacudida al bastón, y con esto conseguía activarla. La pequeña explosión no era suficiente para romper el cristal, y emitía un suave brillo verdoso, consiguiendo así un bonito efeco luminoso- explicó el mago. Los ojos de Aisley se abrieron.

No podía ser posible. No podía ser que lo que ella había protegido se tratase nada más y nada menos que un bastón corriente. Comenzó a respirar con dificultad. Los desgarradores gritos de los Akumas se oían mas cerca. Negó con la cabeza y tiró el bastón hacia un lado.

-¡No, no, no, no, no! ¡Todo para nada!- exclamó. Matías se colocó frente a ella y puso las manos sobre los hombros.

-Señorita Aisley, debemos ir a la iglesia ¡rápido!- le recordó. La chica le miró con los ojos llorosos. Asintió, y, seguida del resto de la gente, avanzó hasta llegar a la iglesia. Las puertas estaban abiertas. El cura que las había recibido estaba allí. Observó al grupo unos instantes.

-No hay tiempo, por favor, abra la puerta del Arca y refugie a los artistas- exclamó Aisley, agarrándose el hombro. El cura la observó- ¡¡Claro el código!! ¡¡7....732!!- recordó súbitamente la exorcista. Con una sonrisa, el cura se dirigió al otro lado de la mesa, donde se encontraba la chica, y abrió la blanca puerta del Arca. La joven se giró a los demás- Matías, coge a Darlenee, los demás, refugiaos donde os diga el cura. Los refuerzos llegaran de un momento a otro...- ordenó la chica. Otto se adelantó cuando Matías intentó coger a Darlenee.

-¡¡Yo voy con vosotros!!- exclamó. Matías me miró como pidiendo ayuda. Yo suspiré y asentí. Que Otto viniese no haría daño a nadie. Le cedí el paso. Tras él, entró Matías. AIsley miró a los artistas del circo que quedaban, y alzó un pulgar.

-Tranquilos, estaréis a salvo, no pasará nada- comentó, antes de darse la vuelta y entrar en el Arca....

[cambio de escena]
¡¡IMPORTANTE!! LEER:
He de advertir que la misión continuará con otro exorcista más, puesto que es una misión de reconocimiento y necesitamos acabar con los niveles dos. Así que por favor, no se cierre la misión
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Invitado el Mar Sep 18, 2012 2:28 am

Aquí la evaluación para ambas Exorcistas.

Darlenee.
Originalidad: 2.
Concordancia: 1.
Interpretación: 2.
Realismo: 3.
Respeto de las normas ya establecidas: 3.

Total: 11 pts.

Asley.
Originalidad: 2.
Concordancia: 1.
Interpretación: 2.
Realismo: 3.
Respeto de las normas ya establecidas: 3.

Total: 11 pts.


Revisión en general:

Ambas hicieron a lo largo de la misión, que los post se volvieran en parte pesados gracias a que repetían lo mismo que la otra hacía en su mensaje anterior. Es lo que comúnmente se conoce como ‘Rol espejo’. Gracias a ello los mensajes eran largos, si, pero como se trataba de repeticiones, no aportaban realmente mucho a cómo avanzaba la trama, de hecho, sólo un 20% de contenido en cada post era lo que daba paso a la siguiente parte de la historia en muchas ocasiones. Recomendaría intentar no caer en esta tendencia. A veces no queda de otra, pero de la forma en cómo fue en esta misión, rayó lo exagerado.

También vi detalles con algunas palabras que estaban mal escritas, el uso incorrecto de algunos signos de puntuación u oraciones.


Sookie_Noodle:

Cuando vas a rolear, normalmente escoges tu tipo de narración principal, y no te despegas de él a menos a que sea para, como hiciste en un caso, narrar desde otra perspectiva. La dinámica hasta cierto punto es buena, pero como vi, de un momento a otro decidiste cambiar a narrar de largo en tercera persona, cuando habías comenzado en primera. Es mejor seguir fiel al estilo de rol que escoges al inicio de un tema, que reemplazarlo en el mismo más adelante, porque de alguna manera se ve feo, el lector se acostumbra de un modo y el cambio brusco lo desvirtuaría de la perspectiva del personaje.

Vi que usabas con mucha… demasiada frecuencia los puntos suspensivos. Estaría bien, si no fuera porque en algunos diálogos no eran adecuados. Aprovecharé para recordar que ellos dan una pausa más larga que una coma o un punto, así que, que tu personaje hable con espacios de silencio tan prolongados en repetidas ocasiones, lo hace ver raro.

Lo último es que para la próxima, no tomes imágenes para definir el físico de los npc, porque éstas pueden ser ya usadas por otros usuarios que tienen personajes y si es aplicado al rol, no creo que estuviesen muy contentos de saber que de la nada tuvieron gemelos en una misión.

Oviseth:

Hay varios consejos para tu escritura:

Lo primero es que separes los diálogos de cada personaje. Vi que en varios párrafos, unías lo que decía un npc, con lo que opinaba tu exorcista. Trata de que no pase, para que luzca mejor y haya individualidad para cada uno.

También los párrafos. Hay que saber cuándo separarlos para que no parezca una columna de prensa. Los que son muy, extremadamente largos, a veces cansan de tan sólo mirarlos.

Los signos de puntuación: intenta completarlos. ¡Una exclamación lleva los dos signos! Que escribimos en español, no en inglés. Eso hay que respetarlo; lo hiciste varias veces, pero en algunos diálogos, se te olvidaba completarlos.

Igual intenta no redundar una idea en la misma oración o párrafo. Si ya mencionaste algo, no hay necesidad de remarcarlo más de dos veces, y es algo que vi al inicio en algunas oraciones.

Esos son los consejos para ambas por ahora.

La continuación de esta misión deberá ser hecha en un tema nuevo, señalado como segunda parte.

Tema cerrado.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Ánima Circus [Darlenee Nieckbeck-Aisley Redfield]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.