Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Dic 03, 2016 9:02 pm por Kala

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Vie Dic 02, 2016 5:11 pm por Komurin

» Uso de Dados
Mar Nov 29, 2016 12:15 am por Komurin

» Atrapados en la tormenta
Jue Nov 24, 2016 3:04 pm por Kala

» Juego (Rol) || ¿Qué le harías al personaje de arriba?
Mar Nov 22, 2016 2:28 pm por Archie Chrono

» New World Shinobi [Afiliación Élite]
Vie Nov 18, 2016 8:24 pm por Proxy

» AOZORA KŌKŌ [ AFILIACIÓN ÉLITE ]
Vie Nov 18, 2016 8:16 pm por Proxy

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Seven Capital Sins - Élite // Cambio de botón
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Terminando la carrera sin suicidarme
Miér Nov 16, 2016 5:25 am por MadalyneFriar

» Juego || ¿Qué estás escuchando?
Jue Nov 10, 2016 2:02 am por Erina Schliemann

» La Ciudad Sin Nadie [MN]
Miér Nov 09, 2016 3:47 am por Constantine Gelassen

» Juego || Comenta tu estado de ánimo con una imagen o gif
Dom Nov 06, 2016 1:47 pm por Erina Schliemann

» Salvando la beca, parte 2
Dom Nov 06, 2016 1:28 pm por Erina Schliemann

» Seven Capital Sins - Élite
Sáb Nov 05, 2016 1:35 pm por Invitado

» Fate/Ultima Frontline ─ Afiliación Elite
Sáb Nov 05, 2016 1:14 am por Invitado

» Resumen de Halloween
Vie Nov 04, 2016 1:43 am por Proxy

» Actividad Halloween 2016
Miér Nov 02, 2016 12:40 am por Proxy

» Censo de Octubre
Miér Nov 02, 2016 12:33 am por Proxy

» Holi!
Lun Oct 31, 2016 3:33 pm por Proxy

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas 39/40
Directorio

Reclutamiento en Napoles

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Sáb Nov 19, 2011 10:36 pm

Es imposible cerrar los ojos a la verdad, somos curiosos por naturaleza. Somos humanos ¿no?


Todos escucharon la historia con seriedad, como si fuese algo invaluable y así era, ello le ayudaba a sacar algunas conclusiones: ¿era posible que los akumas buscasen algo en ese pueblo? Lo más probable es que fuera inocencia, el que se repitiera ese hecho en ese mismo lugar después de tantos años era un fenómeno extraño, aquellas maquinas eran atraídas sin lugar a dudas a algo.

El castaño sonrió con ternura, la jovencita que estaba ante él tenía un carácter decidido, era algo propio y valioso en esos tiempos difíciles, luego lanzó una mirada comprensiva a todos sus compañeros buscadores, todos respondieron con un gesto aprobatorio menos Odon: seguía firme en la idea de que involucrar a la niña sería peligroso.

-Es un placer para mí y mis compañeros que nos confíes tu nombre y tú historia- continuó el exorcista mientras confrontaba la oscura mirada de Daniela con un sentimiento tierno, se notaba en ella un alma fuerte atrapada en un cuerpo delicado de mujer

-Aunque ahora que lo pienso, este lugar no es muy apropiado- habló mientras se rascaba la cabeza se sentía algo avergonzado, de pronto todos cayeron en cuenta y respondieron mirando al suelo algo decepcionados, Aristo se sonrojo en seguida

-No es lugar para una jovencita- declaró Guigar

-¿Conoces un sitio en donde puedas esconder a cinco hombres extraños?- concluyó el de ojos amarillos con una sonrisa picara

-De camino aclararemos tus preguntas- comentó con decisión el pelirrojo de Zimmermar.
Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Lun Nov 21, 2011 2:41 pm

Ya llegan las respuestas...


Al parecer se habían dado cuenta de que un Cementerio no era el lugar más adecuado para comenzar una conversación que seguramente sería bastante larga. Sonreí ligeramente ante el comentario de Guigar. La vedad es que todos parecían ser buena gente, hasta Odon que seguía mirándome recelosamente. Era normal que alguien como yo sintiera curiosidad, y si esto era una organización secreta que no podía descubrirse, no tenía por qué preocuparse, yo soy una tumba viviente.
Escuche el comentario de Athan, tengo que admitir que me hizo gracia, pero tenía razón. No podía dejarlos en la calle y menos entre tumbas. Me levante y me sacudí el vestido.

-Está bien, podéis venir a mi casa. Mi madre no está y tardara una semana en regresar se fue a ver a mi padre así que estoy sola. Tengo la casa para mi solita. Vamos-les dije mientras comenzaba a caminar hacia la salida.

Cuando llegue donde la verja, me pare para esperarlos, no pude evitar sonreír, si me viera ahora mismo mi abuela rodeada de cinco hombres…Me reí por lo bajo.

-¿Bueno por donde empiezo? ¡Ah si! ¿Qué son los exorcistas? ¿Enviados e Dios? ¿Qué queréis decir con eso? ¿Cuántos como tu hay?¿sois los únicos capaces de hacer eso?-no se meocurrían más preguntas que hacer, asiq eu esperéa tener las respuestas.

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Miér Nov 23, 2011 2:25 pm

Hay una canción. No recuerdo la letra.

Athan sintió crujir bajos sus pies la tierra, una superficie llana e irregular, casi seca. Nada de su alrededor le incomodaba ni los monolitos troquelados de ángeles, ni los arboles ásperos y retorcidos que se alzaban entre las lapidas. Él avanzaba inconscientemente y sus compañeros le seguían de cerca, pendientes de las palabras de la jovencita, tan expectantes como animalitos nocturnos intentando adecuarse a la luz de luna, porque ellos también tenían miedo: su trabajo era peligroso, un camino lleno de fe sin mayor paga que la muerte.

Y luego ella rió, nadie entendía porque pero Daniela rió y algo resonó en las almas de aquellos hombres.

-¿Bueno por donde empiezo? ¡Ah sí! ¿Qué son los exorcistas? ¿Enviados e Dios? ¿Qué queréis decir con eso? ¿Cuántos como tu hay? ¿Sois los únicos capaces de hacer eso?-

-Hay una fuerza terrible que persigue a la humanidad desde antes del tiempo y solo vive del dolor que surge de la muerte- empezó el castaño mientras daba un paso sencillo y calmo

-El Conde Milenario la controla y es capaz de transformar aquellos que sufren en monstruos que viven bajos sus órdenes con la única finalidad de asesinar- prosiguió Odon mirando con tristeza la espalda de sus compañeros

-Los Akumas alguna vez fueron humanos- agregó Aristo con aire esquivo

-Para contrarrestar tal vileza, dios envió a la tierra una materia capaz de purificar las creaciones del conde – la rabia se dejó ver en la voz de Guigar

-Es conocida como inocencia y vaga pérdida por el mundo- habló Zimmerman, luego colocó una de sus manos en el hombro del pelinegro

-Nuestro deber es localizarla y protegerla- interrumpió Odon orgullosamente

-Son los exorcistas los únicos capaces de usar su poder- afirmó Guigar ya más calmado

-Pero...no hay tantos exorcistas como quisiéramos- dijo Athan con aire distraído, una corriente de aire elevó sus cabellos

-¡Nosotros protegemos y ayudamos a los exorcistas, su poder es vital para terminar con esta guerra!- comentó abruptamente Aristo, mirando con ilusión a Kafkis que se limitó a revolverle el cabello con ternura..
Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Lun Nov 28, 2011 2:33 pm

Mientras escuchaba las explicaciones que iban aportando cada uno de los hombres, comencé a caminar. Al poco de ir caminando, saque mis cartas del bolsillo, sin darme cuenta de que no quería que nadie las viera. Las saque y me puse a jugar con ellas. Comencé a barajarlas de diferentes formas, las coloque en forma de abanico y luego me gire hacia Aristo, me pare delante de él y le dije:

-Coge una.
Aristo se paró y me miro sorprendido. Miro las cartas y luego a mí. Alargo una mano, inseguro y luego cogió una de las del medio. La miro y la giro.

-¿Qué significa?
Mire la carta y sonreí.

-Tendrás suerte. T e espera un futuro bastante prometedor. No te preocupes por el amor-- lo mire pícaramente-las cosas te saldrán bien. Dame la mano-le cogí la mano- busque con la mirada la línea de la vida y la repase con la uña- Esta es tu línea de la vida, te indica lo que te va a pasar, más o menos. Desde luego, vivirás bastante-reí.

-¿Cómo sabes todo eso?

-Mi abuela me lo enseño todo, a ella le gustaban todas estas cosas y a mí también. Mi madre dice que esto no vale para nada, y discutía con ella por enseñarme y explicarme cosas, pero nosotras siempre conseguíamos escapar de ella y nos pasábamos horas hablando sobre este tema.

Ariso asintió con la cabeza. Miro a ambos lados para asegurarse de que nadie le estaba prestando mucha atención y en un susurro dijo:

-Si te digo la verdad, yo también creo un poco en estas cosas-una sonrisa cómplice se dibujó en su rostro.

Mire de reojo a Athan, ¿Qué le depararía el futuro a él? Tal vez, suerte en su trabajo, una buena familia, salud de hierro…cualquier cosa, preferiblemente buena. Casi habíamos llegado al pueblo, el cementerio no estaba muy lejos de las casa. No fakltaba mucho para llegar a la mía. Suerte que no habían nadie. Una última vez, pasé la vista por cada uno de los cinco hombres que me acompañaban. Su destino estaba lleno de dificultades que deberían sobrepasar, si querían seguir vivos.

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Miér Nov 30, 2011 2:28 am

Hay un lugar en donde se escuchan los gritos. En ese lugar tu caminar dicta las reglas ¿Cuántas vidas te llevaste?


Seguir avanzando no fue difícil, el lugar tenía esa cualidad podías moverte de aquí a allá sin problemas, siempre fue el encanto de las ciudades pequeñas. Athan vio a los jovencitos platicando, quiso imaginar de qué hablaban pero no pudo y continuo su paso. El aire frio zumbó entre las cosas como queriendo imitar los murmullos de los hombres, solo consiguió alarmar al griego

"Mi querida Roxana ¿te acuerdas cuando caminábamos tomados de la mano? Y ponía en tu pelo azucenas y brazaletes de margaritas en tus muñecas ¿te acuerdas Roxana? No somos nada Roxana, solo somos pedazos de cuero y entrañas pero tú me amabas a pesar de que solo éramos eso"


Ya era el sol de media tarde cuando un estruendo hizo eco y se elevó y golpeó las calles con violencia, era la señal de conflicto, era la explosión de las balas de sangre que caracterizaba a los akuma

-¡Protejan a Daniela!– ordenó el exorcista y con una mirada de Kafkis, Odon pareció entenderlo todo

-Alejen a toda la gente que puedan, yo iré con el señor Athan- inquirió el moreno y todos obedecieron, Aristo no tardo nada en tomar de la mano a la jovencita y salir corriendo en dirección opuesta al estallido, la realidad es que los akuma parecían penetrar el pueblo y su trabajo como miembros de la orden era evitar pérdidas, los otros buscadores se dispersaron, era momento de ayudar a los civiles.

Athan vió como se alejaban y emprendió el camino corriendo con agilidad, Odon lo seguía de cerca, las explosiones continuaban, era evidente que la actividad de los Akuma aumentaba ¿sería posible que supieran de su presencia?
Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Jue Dic 01, 2011 2:27 pm

Vuelven los demonios

Aristo y yo estábamos hablando tranquilamente, cuando entremos en el pueblo. Acabábamos de llegar y caminábamos tranquilamente por las calles, cuando de pronto, un ruido muy familiar llego hasta mis oídos. No, no podía ser. Las explosiones no, otra vez no.

-Se suponía que los habíais matado, habías acabado con ellos-grite.

-¡Protejan a Daniela!

Las ordenes de Athan fueron claras, note un tirón en mi brazo y cuando me di cuenta, estaba corriendo, me estaba alejando de la plaza y Aristo tiraba de mi brazo para moverme. Athan comenzó a caminar con Odon hacia el lugar de donde venían los ruidos.

-¡No-¡- grite.- ¡No podemos dejarlos solos, los mataran!

Aristo separo y me agarro fuerte de los hombros.

-Tenemos que salir de aquí, no te preocupes por ellos, estarán bien.

-Pero…-volvi la vista atrás

-Pero nada, vamos-termino Aristo de decir mientras volvía a tirar de mí.

Al poco volvía a estar corriendo detrás de Aristo, pero había algo dentro de mí, que me decía que no estaba haciendo lo correcto, un mal presentimiento había comenzado a invadirme al poco de llegar al pueblo. La imagen de Athan cruzo fugaz pos mi cabeza. No, él no. Mientras corría, metí la mano en bolsillo donde había guardado las cartas y saque una de ella. Mis ojos se abrieron mucho cuando vi la carta que había sacado.

-No- murmure-Aristo tenemos que volver, tenemos que dar la vuelta. Algo muy malo va a pasar.-Me pare de golpe para que Aristo me dejara de correr y me hiciera caso.

-¿Qué es lo que pasa ahora?

-Mira-le dije mientras le ponía la carta delante de las narices.

-¿Qué pasa?-pregunto algo desconcertado

-¿Qué qué pasa?, tenemos que volver, van a hacer daño a Athan.
Aristo negó con la cabeza

-Eso es imposible, él es muy fuerte, no le harán nada.

-Aristo por favor-le suplique

Después de unos segundos pensando en que era lo correcto y en que debía de hacer, miro a Daniela a os ojos. La chica estaba decidida a ayudar como fuera al castaño, y él no sería menos. Volvió a coger la mano de la chica y tiro de ella en dirección a la plaza donde Odon y Athan luchaban contra los Akumas.

-Gracias- le susurro Daniela

-Athan me va a matar-dijo este como respuesta

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Sáb Dic 03, 2011 3:59 am

Había una loma, una loma grande y pelona donde los vientos se estampaban y pegaban de gritos. Recuerdo bien que cuando camine por la loma, en ese momento pensé “está llena de muertos” Y así era, en esa loma había peleado la noche anterior y había matado a muchos con el machete. Pero en la noche las cosas no se ven igual: en la noche se aparecen formas y cosas que no se sabe que son, por eso cuando fui de nuevo y recorrí el mismo sendero no supe que era la misma loma, también porque se habían llevado los cuerpos para que no se los comieran los zopilotes.


Retumbaba en los oídos el mismo ruido, un ruido hueco parecido a las cosas que no tienen vida, como cuando por accidente se golpea la espada contra un muro. Odon conocía perfectamente el ruido y por dentro se le retorcían las entras del puro miedo, lo ocultaba bien con la mirada fría que se cargaba. Eso no le pasaba Athan, a él ya no le daban miedo esas cosas, tenía el paso firme y confiado como siempre, porque el castaño sabía lo que tenía que hacer y evitaba que su mente se llenara de pensamientos.

El akuma los intercepto primero, era uno solo y ya había causado muchos destrozos, el de ojos amarillos tuvo la sensación de que estaba perdido: que se había alejado del rebaño siguiendo sus instintos destructivos, les disparó varias veces y Athan de un reflejo empujó a Odon para que no le diera una bala de sangre, fue en ese momento que se dio cuenta que el buscador estaba lleno de miedo

-¡Corre Odon! ¡Aleja a la gente!- ordenó el exorcista, no quería arriesgarlo de esa forma, el moreno que lo miraba desde el suelo cerró los ojos decepcionado de sí mismo y obedeció, salió de la batalla y se perdió en la callecita contigua.

El Akuma siguió disparando y el castaño respondió esquivándolo pero su cuerpo estaba cansado, muy a pesar de su continuo entrenamiento la inocencia consumía mucha energía, suspiró hincado tras una carreta oculto del ataque continuo de la maquina, su cuerpo resentía el esfuerzo y de vez en cuando sus músculos tambaleaban. Miró al cielo: estaba quieto con pocas nubes ¿Cuántas veces había estado en esa situación? Si no eran hombres eran máquinas pero la intención siempre era la misma, deseaban matarlo. Luego pensó en Daniela ¿estaría bien? Tenía una rara idea que le rondaba la mente

-¿Volverás Daniela?- dijó al aire y luego dio una pirueta por el suelo que le permitió visualizar la nueva posición del akuma y salir de su rango inmediatamente

-¿Volverás?- habló nuevamente y planeo con sigilo su próximo ataque…
Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Sáb Dic 03, 2011 7:51 pm

Las dudas eran abrumadoras, los gritos umentaban de intensidadad ¿Qué podia hacer?

A medida que nos acercábamos al pueblo, la gente nos cerraba más fácilmente el paso y tuvimos que rodear algunas calles. En pánico había cundido entre la gente y todos se alejaban de la plaza para ponerse a salvo. Arsito seguía tirando de mí con fuerza, oía su respiración agitada y notaba su pulso acelerado. Ya estábamos cerca, cuando un escalofrió me recorrió de pies a cabeza otra vez; el peligro estaba muy cerca, el tiempo llegaba a su fin y Athan podría…

Llegamos por fin a la plaza, y encontramos a Odon, por los alrededores gritando a las pocas personas que quedaban allí para que abandonaran el lugar. Por otro lado, Athan no paraba de esquivar las balas de sangre que lanzaba un Akuma, parecía cansado y después de haberse enfrentado a los otros en el cementerio, era normal. Tenía que ayudarlo como fuera.

-¡Athan!-grite

Me solté de la mano de Aristo y me adelante unos pasos.

-¡Daniela!-grito este corriendo detrás de mí- ¿Qué haces, estás loca? Si una de esas balas te toca, te matara.

-Aristo, tenemos que hacer algo.-le dije mirándolo a los ojos.

-Pero no podemos hacer nada, nos mataran. Somos seres indefenso ante esas máquinas de matar, no podemos hacer nada sin resultar heridos-repitió el chico con deje despectivo- Ojala yo pudiera hacer algo-dijo con rabia

Lo mire a los ojos, aquel chico era fuerte y podía hacer muchas cosas aunque estuvieran fuera de su alcance, solo con un poco de voluntad bastaba. Iba a decirle algo, cuando un fuerte estruendo se oyó demasiado cerca de nosotros. Una nube de polvo se levantó junto a nosotros. Una figura se movió rápidamente entre el polvo y una forma grande u redonda, con cosas puntiagudas se dejó ver. Era uno de esos Akumas, de cuerpo abultado y cara pequeña. Nos estaba apuntando con sus cañones; debía de haber llamado su atención al gritar.

Aristo comenzó a retroceder lentamente, y yo lo imite pero mi pie tropezó con algo, me hizo perder el equilibrio y caí al suelo. No podía aparta la vista de su cara, el sufrimiento se veía reflejado en su rostro. ¿Qué tenía que hacer? ¿Qué podía hacer? Estaba perdida, y no quería poner en peligro a Aristo ni a Athan aunque sabía que este último se podía defender él solo perfectamente.

Oí como cargaba sus cañones para que sus balas atravesaran mi cuerpo, convirtiéndome en polvo. Disparo. No me moví, me había quedado inmóvil. ¿Sería el miedo? ¿Orgullo? ¿O simplemente estaba tan concentrada agarrando las cartas que no me había dado cuenta de que no me habían tocado? Había cerrado los ojos con fuerza para afrontar mi muerte con orgullo, algo muy típico de mí, pero cuando las balas iban a tocar mi cuerpo y el de Aristo que se había acercado mi para volver a agarrarme y comenzar a correr de nuevo, una intensa luz verdosa salió de algún sitio. No supe de donde hasta que abrí mis ojos y vi sobre mi regazo la baraja. ¿Qué estaba pasando? No entendía nada. ¿Qué significaba eso? ¿Qué podía hacer con eso? ¿Qué me querían decir las cartas? No lo sabía.

Mire a Aristo que se había caído al suelo debido al tremendo susto que se había llevado, y luego busque a Athan con la mirada para que me diera explicaciones. Mis ojos estaban más oscuros de lo normal.

-Atahn-susurre.

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Jue Dic 08, 2011 3:19 am

El miedo como sentimiento es un estado que convierte los corazones en carbón y los sueños en lodo. Muerde la carne y hace de los hombres desechos inservibles. El miedo todo lo destruye.

Hubo una luz verdosa que se extendió regalando una tibia sensación, si dios tenia forma probablemente sería así: tan simple como esa luz, ante aquello el Akuma retrocedió un poco casi por reflejo, si su rostro doloroso pudiese reflejar alguna otra cosa seria confusión.

El castaño había visto la escena con sorpresa, Daniela precipitadamente había vuelto a la zona de caos, un lugar peligroso, por suerte la distancia que le separaba del exorcista no era tan amplia, inmediatamente Athan acortó camino y aprovechando la indecisión del enemigo se lanzó al ataque destrozando con su arma al orbe, de un movimiento sucesivo se lanzó sobre Daniela protegiéndola con su propio cuerpo de la explosión del Akuma, un ruido ensordecedor y penetrante surgió de él mientras los trozos metálicos salieron disparados por todos lados

-¿Daniela?- susurró envolviéndola con delicadeza, aun estaban en el suelo, el castaño alzó el rosto intentando visualizar el panorama, no muy lejos se topó con Aristo que mantenía la cara oculta entre los brazos

-Eres una elegida- agregó con la respiración agitada de todo el esfuerzo, pronto se levantó cargando a Daniela, la llevaba en brazos cual princesa

-Señorita Daniela- exclamó con preocupación el buscador que enseguida se aproximó para auxiliarlos

-¿Crees poder caminar?- continuó el de mirada animal mientras le sonreía, tenía el cabello despeinado y la piel sucia por la tierra, su traje estaba bastante arruinado y tenía heridas por todo el cuerpo

-Lo siento tanto Athan no debí- interrumpió el rubio, estaba avergonzado y entristecido pero la realidad es que le resultaba casi imposible decirle que no a Daniela, lo que recibió de Athan fue un gesto duro, aunque en el fondo lo comprendía perfectamente

-Hay que…- Kafkis no pudo concluir la frase, sus piernas le flaquearon lo suficiente para arquearse aunque no por ello soltó a la jovencita, al verlo Aristo intercedió al instante y tomo a Daniela poniendo su propio ser como un apoyo, posó su mano libre sobre el hombro de Athan en un intento por confortarlo

-Estoy bien, estoy bien…- murmuró el griego jadeando, al final el cansancio lo venció y terminó por arrodillarse, de un movimiento rápido se apoyó en su arma anti-akuma, tenía la cabeza agachada y el cabello le cubría el rostro…
Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Sáb Dic 10, 2011 7:59 am

Después de tempestad viene la calma

Athan reaccionó rápido, antes de que el Akuma volviera a atacar, este se había lanzado sobre en él y con su arma lo había hecho estallar en miles de pedazos. Athan se hecho sobre mí, cubriéndome con su cuerpo. Estaba muy asustada, tenía miedo de que me pudiera pasar algo, pero no solo a mí, sino a Aristo y a Athan; estaba muy cansado y no creo que pudiera aguantar otro ataque, pero si estuviéramos en peligro, seguro que él sacaría las fuerzas de interior de sus entrañas, con tal de protegernos. Se podría decir que tenía espíritu de héroe, ¿Cuántos años llevaría haciendo eso? No importaba, ahora había cosas más importantes de las que preocuparse como el estado en el que se encontraba.

Me hablo junto al oído con delicadeza. ¿Elegida? ¿A qué se refería? Bueno ya habría tiempo para preocuparse de esas cosas. Mire a Aristo que se había levantado y se había acercado a nosotros. Note como me levantaban, me estaba llevando en brazos, pero ¿Qué hacía? Eso solo conseguiría cansarlo más. Note como comenzaba a caminar, pero las piernas de fallaron y cayo de rodillas al suelo aun con migo en brazos.

-Athan-le susurre-Estoy bien, puedo caminar gracias.Con suavidad me baje de sus brazos y luego mire a Aristo.

-Gracias.
Athan seguía de rodillas, sin moverse y con la cabeza gacha; debía de estar agotado.

-Vamos Aristo, ayúdame a llevar lo a mi casa, allí podremos curarlo.
Aristo se agacho y ayudo a Athan a levantarse. Le paso un brazo por el hombro y el otro por la cadera, me acerque a ellos e hice lo mismo. Comenzamos a caminar y no tardamos mucho en llegar a mi casa.

-Sujétalo un momento-le dije a Aristo mientras abría la puerta y entraba dentro.

Aristo entro detrás de mí y como toda persona curiosa empezó a mirarlo todo. Poso la vista en un antiguo retrato. Una señora mayor, de cabellos plateados y recogidos en un moño alto le miraba a través del cristal de la foto.

-Es mi abuela-le dije mientras terminaba de bajar, las escaleras-Vamos al salón-le dije señalando una puerta.

Abrí la puerta y se pudo ver una acogedora salita con una mesa y cuatro sillas de madera al fondo, una chimenea de piedra y barios sillones. De las ventanas caían cortinas blancas que impedían que los vecinos cotillas estuvieran mirando todo el día por la ventana.

-Déjalo ahí-le dije señalando uno de los sillones.

Aristo se acercó y poso muy despacio a Athan donde Daniela le había indicado. Daniela se acercó a ellos con algo en la mano y se sentó detrás de Athan.

-Quítate la camisa, vamos a curar las heridas.

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Mar Dic 13, 2011 6:40 pm

Aúllas en la sombra lobo pardo, esperando que te escuche la mujer que un día amaste.

Ni dijo nada, se dejo guiar por aquellas almas jóvenes, ambos lo deslizaron por allí y por a allá, mientras sus ojos se opacaron y le enviaron algún mundo de recuerdos: una zona lejana y absurda oculta en las profundidades de sus pensamientos, el sueño le embriagaba y le negaba enfocarse. Cuando se dio cuenta estaba en un hogar cálido y sentado en una silla escuchando una conversación lejana.

-Quítate la camisa, vamos a curar las heridas-

-¡Santo cielo!- dijo pegando un respingo, de alguna forma le había logrado sacar de su letargo, aun con ello miró de forma extraña a Daniela

-¡Señorita Daniela!-exclamó Aristo como riñéndola, tenía el rostro colorado y movía los brazos de arriba a bajo

-Anda está bien...-interrumpió Athan, la verdad es que el comentario de Daniela había sido tan firme que ambos hombres se habían extrañado.

Kafkis se quitó la poca tela rasgada que llevaba vestigio del sagum y prosiguió a desabrochar los botones de plata de su traje de exorcista (también estaba rasgado pero el mayor daño ciertamente había sido de su complemento) debajo del traje solo llevaba una camisa de manga corta, estaba manchada de sangre, al final también se la quitó y su torso quedo descubierto, no era raro saber que estaba perfectamente trabajado, tenia los músculos bien marcados resultado de tanto entrenamiento, lo extraño eran la cantidad de cicatrices que tenia, resaltando las más recientes, eran de bala: varios tiros en diferentes puntos.

-No son graves- dijo sin mucha preocupación virándose para mostrar su espalda donde varios cortes se extendían, intento verse sin mucho éxito luego hizo una mueca

-Solo espero los demás chicos estén bien, según mis cálculos todavía anda un Akuma suelto por ahí- continuo con la mirada puesta en la chimenea, estaba preocupado pero sabía que tenía que curarse no sería de gran ayuda si anda por ahí mal herido...

Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Vie Dic 16, 2011 11:51 am

Mire a Aristo de reojo cuando me llamo, como si no nunca hubiera oído eso de boca de una chica, bueno a lo mejore en otras circunstancias si pero en estos momentos no era tiempo para ponerse a pensar en otras cosas.

-Dame eso-le dije a Aristo señalando el botiquín de encima de la mesa

Aristo siguió la dirección de mi mano con la mirada y luego se acercó a cogerlo. Lo miro y luego se lo dio a Daniela.

-Toma

-Gracias-le dije sin mirarle.

Estaba centrada en las heridas y aunque el castaño dijera que no eran gran cosa…se equivocada. A lo mejor respecto con otras batallas sí que no eran nada en comparación, pero aquello tenia mala pinta.
Abrí el botiquín y mire en su interior. Saque un bote de alcohol y unos algodones. Vertí un poco del líquido en uno de los algodones y se lo pose en una de las heridas.

-Tenemos que desinfectar esto y lo siento si te duele.

Aristo se sentó a mi lado y pregunto:

-¿Puedo ayudar?

Sin desviar la mirada, le dije:

-Sujeta esto-dije mientras me levantaba-vuelvo ahora.

Salí de la estancia y desaparecía por las escaleras. Entre en una de las habitaciones y abrí un armario, rebusque por los cajones hasta encontrar lo que estaba buscando. Cerré el armario y Salí de allí, baje lentamente las escaleras y volví a entrar en le salón donde Aristo seguía sujetando en algodón. Deje una camisa negra al lado de Athan y me senté detrás de el para tomar otra vez el relevo.

-Gracias Aris ya sigo yo
-le dije mientras preparaba otro algodón.

Me miro extrañado y deduje el por que, lo mire de reojo sonriente y le dije:

-¿No te gusta? ¿Suena una poco cursi o a nombre de chica?

-Emmm, no sé que decir, ¿tu que opinas Athan?

-Si no te gusta no pasa nada puedo buscarte otro mote como rubito ¿te gusta más ese?

Aristo me siguió mirando extrañado, su rostro era una mezcla de confusión y gracia.

-Llámame como quieras me da igual.

-No te puede dar igual, es tu nombre.

-Ya pero para estos casos no se, me da igual.


-Esta bien como tu quieras rubito.

Le sonreí y seguí curando a Athan, aquello ya casi estaba. Cogí una pomada y se la eché por encima de las heridas, esparciéndosela bien para que su piel la absorbiera con facilidad.

-A lo mejor te resquema un poco, pero es muy buena; impedirá que se te vuelvan a infectar las heridas.

Cuando termine, me limpie las manos y me senté bien. Mire a Aristo y me sonreí recordando lo de los motes, luego mire a Athan y le dije:

-Ponte la camisa anda, la tuya esta rota.


Guarde silencio durante un poco, no sabia de que hablar hasta que recordé las palabras de hacia tan solo unos momentos.

-¿Qué pasara ahora Athan?

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Índigo el Lun Dic 19, 2011 3:17 am

Hay un camino que culmina en el risco más extraño que yo he visto, ahí siempre hay niebla y huele a rosas que se pudren.

Se quedó tranquilo, absorto totalmente en recuerdos mientras ambos niños se esmeraban en curarlo, cuando Daniela puso el algodón húmedo de alcohol sobre la herida apenas hizo un gesto, imaginó una ráfaga fresca que le daba confort en la herida, engañando a su mente, porque a lo largo de su vida había aprendido que no debía darle tregua, porque el miedo al igual que el dolor destruye. Instintivamente giró su mano izquierda: en su muñeca cerca de la palma, llevaba un tatuaje, uno pequeño, se sorprendió a si mismo lleno de melancolía recordando lo que aquel símbolo representaba, sus ojos se entrecerraron y el amarillo centellante se opaco


Apenas escuchó la conversación que tanto Aristo como Daniela habían empezado, les percibió lejanos, como los murmullos de voces sin nombre y frases sin forma que de vez en cuando se apoderan de las habitaciones en las noches de soledad. Fue hasta que se topó con la mirada negruzca de la joven que entendió que se había aislado por un tiempo que no supo definir, de la misma manera sintió las heridas punzando señal de que le habían terminado de curar

-Ponte la camisa anda, la tuya está rota- dijo ella y Athan atendió con un gesto infantil, acatando sus órdenes mecánicamente sin dudar, sintió sobre si la mirada preocupada de Aristo mientras concluía de ponerse la prenda

-¿Qué pasara ahora Athan?- agregó Daniela y tanto al buscador como al exorcista se le hizo un nudo en el estomago, el castaño lanzó un suspiro

-Antes que nada debemos comprobar…- no pudo concluir la frase, una explosión cercana hizo retumbar las paredes y tiró al suelo algunos objetos de la sala, alguien llamaba a la puerta y no tenia invitación

-El Akuma- habló con desesperación el rubio, inconscientemente tomo del brazo a Daniela, su cuerpo se preparaba para huir

-Destruiré a esa cosa por ti Daniela pero antes debes considerar algo: estoy seguro que la inocencia al igual que a mí te ha elegido- dijo con la mirada viva, era un momento crítico en la vida de ella

-Puedes huir o confrontarlo, cualquiera que sea tu decisión estoy aquí para apoyarte– concluyó sonriendo y extendiendo una de sus manos, otra explosión cimbró los cimientos del hogar, calló el polvo como consecuencia del impacto contiguo, Athan bajo la mirada por un momento recordando la primera vez que vio a su nodriza: le había dicho…

-No- susurró Aristo con mirada suplicante dándole suaves tirones, estaba consciente de que probablemente era una elegida pero lo que Athan proponía era algo muy peligroso


Índigo
Femenino

Mensajes : 1179

Localización : Silent Hill

http://ravel-117.deviantart.com/
ACM

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Kala el Sáb Dic 24, 2011 10:00 pm

¿Qué será de mi ahora? ¿Qué me depará el futuro? Tal vez mi destino sea...dejarme llevar por la corriente


No sabia que hacer, otro de los Akumas había aparecido, al parecer debía de ser el último, uno de los que se habían escapado. ¿Cómo nos había encontrado?¿el pueblo era demasiado grande para que uno de esos monstruos nos encontrara tan rápido; debía de haber algo muy fuerte que llamara su atención. ¿Quedarme o huir? ¿Qué vas a hacer Daniela? ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué es lo mejor para ti? ¿Estarán de acuerdo papá y mamá? Aquello era horrible, la situación cambiado demasiado, había dado un giro de trescientos ochenta grados; ahora tenia que elegir entre luchar o huir, ¿Qué elegiría? No podía decirlo ahora, tenia que pensarlo mejor, esa clase de respuestas llevan mucho tiempo siempre tienes que pensar en los pros y los contras, pero la vida de la gente estaba en juego, ¿Vas a interponer tu propia seguridad antes que la de los demás? No podía ser tan egoísta. Irme o quedarme, esa era la cuestión.

-Pero… ¿mis padres? ¿Qué les diré?-dije con la vista clavada en el suelo- No puedo irme así por así.

Mi mente se debatía por hacer la elección correcta, por una lado me quería quedar, toda mi vida estaba aquí, mi familia, mis amigos, mis cosas; todo, todo lo que me pertenecía estaba en aquí, junto a mi en Nápoles; pero por otro lado, esa idea de ir a explorar lugares nuevos, de viajar de un lado para otro, ayudar a la gente… ¿Qué podía hacer? ¿Cómo iba a salir de esta esta vez? Athan esperaba mi respuesta.

-No sé que hacer, necesito tiempo-Mire a Atahn que ya se dirigía a acabar con el Akuma y luego mire a Aristo, la tristeza de la realidad se veía reflejada en sus ojos. Él sabia que lo mejor era que me fuera con ellos, sus normas funcionaban así, pero por otro lado eso era condenar a una persona, privarla de su libertad.

Cada explosión significaba una vida menos, una muerte más una persona menos y alguien que sufre ¿Cuántas personas estarán sufriendo por culpa de estos bichos? No se sabia, pero seria esa la razón que movería, la que ayudaría decidirme. Ya estaba, la decisión estaba hecha.

-Lo hare-dije con voz firme-Por todos vosotros, por la vidas de la gente inocente y por la libertad de las almas.

Note que Aristo me apretaba en brazo con fuerza y me gire hacia él. Lo mire con ternura y luego alce una mano hasta su mejilla. En aquellos momento parecía un niño asustado, pero seguro que yo tenia mas miedo que él, todo un mundo nuevo se me caía encima y lo pero era que tenia que irme, tenia que alejarme de la gente que quería, pero era por si bien; si les pasara algo…yo…jamás me lo perdonaría.

-No te preocupes por mi rubito-dije con una sonrisa triste-estaré bien.

Me acerque y lo abrace, necesitaba sentir el contacto, esa tranquilidad y esa paz que emanaba de sus cuerpo. Aristo me hacia sentir calmada y eso me gustaba.

-Gracias por todo-le susurre al oído- pero nuestro viaje solo acabad e empezar.

Me separe de de él y mire a Athan, respire profundamente y me dispuse a hablar.

-Bien, ¿Qué es lo que tengo que hacer?

_________________

¿querrás perderte por aqui?

Daniela                   Dmitri
Puntos-36                           Puntos-12
Kala
Femenino

Mensajes : 570

Localización : Asturias

Usuario Distinguido

Volver arriba Ir abajo

Re: Reclutamiento en Napoles

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:13 pm

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.