Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Ayer a las 9:14 pm por Invitado

» [MR] Reclutamiento Noah
Mar Feb 14, 2017 2:03 pm por Ismakun

» Las estatuas de Namu
Sáb Feb 11, 2017 11:37 pm por Alice

» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Feb 11, 2017 12:54 am por Timcanpy

» Stray Dogs {Normal} Foro Nuevo
Vie Feb 10, 2017 11:00 am por Komurin

» Registro Apellidos
Lun Feb 06, 2017 10:56 am por Ismakun

» Registro de Personaje
Lun Feb 06, 2017 10:51 am por Ismakun

» Registros de Físicos
Lun Feb 06, 2017 10:37 am por Ismakun

» Tablón de Anuncios Rápidos
Dom Feb 05, 2017 9:12 pm por Komurin

» Holaaa, soy isma, encantado! ^u^
Miér Feb 01, 2017 11:21 am por Ismakun

» Obtener Rango Civil
Mar Ene 31, 2017 1:57 pm por Proxy

» One Absolute Truth [Afiliación hermana]
Vie Ene 27, 2017 4:01 am por Wallace Campbell

» Los Bibliófilos De Lima [Misión MI]
Mar Ene 24, 2017 12:37 am por Faith E. Wippler

» otra duda
Lun Ene 23, 2017 12:12 am por Proxy

» Cap. 224.... No, pues no.
Vie Ene 20, 2017 4:04 pm por Alice

» Juego || Pregunta al usuario de abajo
Jue Ene 19, 2017 5:44 pm por Erina Schliemann

» Juego || Empareja al personaje de arriba
Jue Ene 19, 2017 5:11 pm por Erina Schliemann

» One Piece Sea Emperors | Élite | Cambio de botón
Miér Ene 18, 2017 4:09 pm por Invitado

» Juego || Confieso que…
Dom Ene 15, 2017 2:33 pm por Alice

» Feria Navideña
Sáb Ene 14, 2017 10:03 pm por Etienne Freimann

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas School Crazy 40/40
Directorio

Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Miér Dic 15, 2010 1:01 pm

Un ataque inesperado, un descuido, una forma horrible de morir. Rabat acababa de ser atrapado por nuestro despiste, por no estar atentos a un posible ataque por sorpresa y pasar el tiempo discutiendo del clima que hacía, verdaderamente parecía que era un novato. Debía de reconocerlo, la caída de Krory y su descubrimiento, me habían hecho olvidar cualquier problema que podía surgir a nuestro alrededor, un error que subsanaría costara lo que costara.

Las palabras de mi compañero a través del golem se apagaban debido a los gritos del buscador, ese fue el motivo del que no me percatara de la preocupación de Krory, y más delante de su llamada de auxilio. Todo se acababa de complicar, aunque lo peor aún estaba por llegar.

Al ver que mis ataques no surgían ningún efecto, decidí aumentar el poder de mi arma, sin embargo antes de que pudiera hacerlo, un nuevo hundimiento de tierra bajo mis pies, me obligo a dar un salto para evitar ser tragado de la misma forma que lo estaba siendo el buscador.

-Mmmm puede que eso no funcione con un exorcista, pero quizás si lo haga esto-

Caí a dos metros de distancia de la nueva circunferencia, pudiendo ver claramente como la tierra se hundía poco a poco arrastrando hacia el centro los objetos que habían caído dentro, para después ser engullidos.

No había pasado ni dos segundos desde que toque tierra, cuando un pilar de arena surgió desde debajo de mis pies, lanzándome varios metros por los aires. El golpe no resulto doloroso, ni si quiera llego a dañarme físicamente, era como si el responsable de todo aquello quisiera probar mis aptitudes físicas.

-No me impedirás ayudarle- dije lo suficientemente alto como para que aquel enemigo oculto me escuchase.

Era hora de sacar de su cárcel a Rabat, el cual ya apenas soltaba un tímido grito ahogado, pero para desgracia del guía, tres nuevos muros de arena se elevaron a su alrededor llegando alcanzar una altura de veinte metros. A pesar de ese nuevo inconveniente, me dispuse a saltar lo más alto posible, para poder caer en el epicentro del ataque, y de esta forma sacar con vida a la presa.

De pronto lo que antes era todo ruido y gritos, ahora se convirtió en silencio, un silencio que me inquieto enormemente. Los muros de arena se deshicieron, dejando ver el lugar donde antes se encontraba Rabat, totalmente limpio. Ni una gota de sangre, ni una sola huella, ni un indicio de que allí había una persona, simplemente quedaba un manto de arena y piedras que cubrían el suelo. Rabat había sufrido el mismo destino que el resto de los ciudadanos.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Miér Dic 15, 2010 1:41 pm

La muerte se asomaba a través de las cuencas de mis ojos, era una luz hermosa pero a la vez siniestra y funesta, la materia oscura de aquel akuma endemoniado era increíblemente poderosa, no sabía lo que me pasaba pero una cosa estaba bastante clara, mis sentidos se encontraban absortos por culpa de aquel hechizo de hipnotismo y la movilidad de mi cuerpo era nula, ¿cómo podría hacer para deshacer todo aquello?

Debía actuar rápido, si conseguía cegar por un momento al akuma perdería el control sobre mí, se me ocurrió una estratagema con la que podría conseguirlo, unos momentos antes me encontré con un trozo de diamante, el cual proyectaba la luz de la Inocencia a las mil maravillas, si conseguía que la Inocencia diera una estallido de luz, mi maniobra saldría como esperaba.

Debía concentrarme, pero el embelesamiento me producía también un dolor indescriptible, por lo que me costaba alcanzar aquella concentración que necesitaba, pero haciendo un esfuerzo muy grande lo conseguí, de mis colmillos salió una luz mucho más brillante y pura que lo normal, gracias a esto el akuma se distrajo por unos segundos, en ese período de tiempo saqué rápidamente el trozo de cristal y lo lancé al aire, la sala se convirtió en un verdadero espectáculo de luz esmeralda, esta luz fue fatal para el akuma, el cual empezó a vociferar y a decir improperios contra mí.

-¡Maldito exorcista, esta luz me ha dejado ciego ahhhh, morirás por tal refriega contra mí!-dijo el akuma que según lo que dijo perdió la vista, era un punto a mi favor con el que no contaba pero aún me sentía muy débil, el diamante estalló en pedazos al no poder soportar tal cantidad de energía.

Actué rápidamente, esta vez no me cogería por sorpresa ni mucho menos, daba bastante grima que un encapuchado totalmente de negro fuera tu enemigo, pero no podía dejarme intimidar por aquel monstruo asqueroso, salté de forma rápida perdiendo la poca fuerza que me quedaba, así que el ataque precipitado del akuma falló y fue en ese instante cuando me dirigí directamente hacia su cuello.

Lo alcancé y para alegría mía su piel no era lo suficientemente dura para parar mi golpe, así que el flujo de sangre comenzó a fluir sobre mi garganta, pero antes de que pudiera terminar el akuma consiguió darme un fuerte golpe con la guadaña que portaba, me lanzó hacia la pared y colisioné de forma un tanto brutal, aquella arma estaba impregnada del veneno del akuma pero rápidamente la Inocencia activó su regeneración, me encontraba para el arrastre pero si no me daba prisa el akuma acabaría conmigo de una vez por todas.

Así que no pronuncié ni un solo sonido, la ceguera del enemigo era un punto a mi favor, así no sabría donde me encontraba, no estaba mostrándole ningún indicio de vida así que se puso frenético y rabioso y empezó a propinar golpes a diestro y siniestro por el aire.

-Me has vencido exorcista, pero mientras tú estabas aquí abajo, uno de tus amigos ha perecido en combate, se lo ha tragado la mismísima tierra, nunca encontrarás la salida de este lugar.-dijo el akuma ya resignado ante su inminente derrota, oportunidad que cogí y me dirigí hacia él, tras un ligero mordisco el akuma encapuchado estalló en miles de partículas de polvo, ya se había acabado este combate, pero por lo que decía le había pasado algo a algunos de mis compañeros.

-¿Metron?...-fue lo único que pude decir tras caer desmayado por el cansancio de aquel combate, me recuperaría pero no sabía cuanto tardaría…
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Vie Dic 17, 2010 9:09 am

-Ratix- una nueva máquina se acababa de acercar a la antigua, -hemos encontrado al otro exorcista, Cresper ya se está enfrentando a él-

-¿Habéis encontrado la inocencia?-

-Aun no, pero los niveles 1 ya han registrado casi toda la mina, no tardaran en encontrarla-

-¿Entonces qué haces aquí? Vete ahora mismo y ayuda al otro idiota, no quiero que defraudar al Conde-

La conversación fue breve pero concisa, lo suficientemente clara como para que4 el nivel 2 se volviera hacia la entrada de la mina, la cual se encontraba a las afueras de la ciudad, y fuera directamente a ayudar en la muerte del exorcista.

Realmente no existía la lealtad entre las maquinas, sin embargo sabían cuando debían de acatar una orden si se la daba alguien de nivel superior. Este era el caso de Ratix, un nivel 3 con una armadura de color armarillo oscuro, una maquina sádica como el resto de sus compañeros metálicos.

El poder de Ratix radica en el control de la tierra, de esta forma puede moldearla y utilizarla para sus propósitos, bien sean para enterrar bajo ella lo que desee, o simplemente utilizarla para golpear y aturdir a sus rivales, como los exorcistas en este caso.





La llamada a través de mi golem por parte de Krory me hizo salir del mar de pensamientos y sentimientos que estaba teniendo en esos momentos. Rabat había sido tragado por la tierra como si nunca hubiera llegado a esa ciudad, como si no hubiera pisado el continente africano, como si no hubiera salido de la orden. No había rastro alguno de su cuerpo, el cual seguramente se encontraba muerto y retorcido, debajo de la tierra que pisaba.

-Krory, Rabat está muerto, o al menos es lo que parece- dije en tono de lamentación, -aquí hay un enemigo capaz de controlar la tierra, lleva cuidado no quiero que te entierre vivo-

Tras el breve mensaje, comencé a correr en dirección a la casa en la que se habían metido los niños, esperando encontrarles aun con vida. Lo principal en esos instantes era preservar la vida de los supervivientes, mas tarde tendría tiempo de encontrar al causante de tanto dolor y sufrimiento, mas tarde eliminaría a el cobarde que atacaba desde un escondite.

Irrumpí en la casa la casa tirando la puerta abajo con la ayuda de mi alabarda, llamando a gritos a los tres supervivientes, mientras registraba con rapidez habitación por habitación. Fue en el último cuarto donde los encontré, agazapados en una esquina, los dos niños llorando mientras eran consolados por el mayor.

De pronto otro temblor de tierra, esta vez era más grande que los anteriores y esta vez la zona que abarcaba era mayor. La casa comenzó a temblar mientras el suelo se iba hundiendo poco a poco, lo que dejaba claro cuáles eran las intenciones del enemigo.

-Debemos salir de aquí y rápido- esas fueron las únicas palabras que me limite a decir, al mismo tiempo que me sujetaba contra el marco de la puerta.

La casa iba a ser tragada, y nosotros junto a ella.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 18, 2010 5:30 pm

Unas palabras me hicieron recobrar el sentido, a través del gólem pude escuchar que Metron me hablaba, según el mensaje pude entender que un ataque de la superficie se había llevado la vida de Rabat, el buscador que nos acompañaba. Era una triste noticia, y tal como me dijo el akuma encapuchado unos de mis compañeros pereció en combate.

Mi cuerpo se encontraba algo más descansado, tras haber caído rendido hacía escasos minutos, parecía que la sangre que había succionado del akuma me había ayudado a recobrar gran parte de mi fuerza, al menos no estaría demasiado exhausto por si se presentaba alguna anomalía más.

-Metron, siento lo de Rabat…debes tener cuidado con la tierra, según lo que me dijiste el akuma puede hacer tragar cualquier cosa con su poder, ¿dónde te vas a resguardar? Aún no he encontrado nada de interés, y llevo ya mucho tiempo caminando, ando un tanto desesperado…-dije a mi compañero de forma un tanto pesimista, no podía guardarme en mi interior mi resignación ante la falta de respuestas que había encontrado, únicamente subterráneos y más subterráneos, estaba un poco depresivo…

Bastante nervioso y retraído de mis cometidos, me dispuse a caminar en círculos pensando en lo que podía hacer, si había aparecido un akuma por aquella antigua y andrajosa mina significaba que había más, y únicamente estaba yo para combatirlos, aunque por allá arriba mi compañero también tenía sus problemas, me quejaba demasiado y tenía ganas de ponerme a llorar de impotencia.

Traté de tranquilizarme y poner las ideas en común pero no lo conseguía, iba a explotar y si lo hacía ya si que no sabría ni lo que hacer ni como actuar ante los problemas, debía calmarme por mi bien, tenía una ansiedad que ni el más depresivo del planeta podría aguantar.

De pronto escuché un ruido extraño, parecía que algo se acercaba y mi Inocencia actuaba, solo podía caber la posibilidad de que se tratase de más akumas, pero esta vez no me iba a dejar pescar demasiado rápido, quería ver como actuaban, a lo mejor podía sacar en claro algo más, algo que se me había escapado…

Rápidamente me escondí detrás de la piedra más grande que tenía a escasos metros de la sala, desactivé mi Inocencia, a regañadientes debido a que ella me pedía sangre y más sangre, y la oscuridad de la habitación se quedó en su plena plenitud, únicamente brillaban las pequeñas gemas que se encontraban durante el trayecto último que había visitado.

De pronto algo apareció, y como suponía se trataban de más y más akumas, únicamente niveles 1, pero parecían pasar de largo por allí, podía tratarse de una quincena o algunos más, pero no debía intentar atacarles, al menos no por ahora.

-Metron, ¿me escuchas? Un grupo numeroso de niveles 1 deambulan por aquí abajo, no sé que hacer, si acertaré o no, pero creo que los seguiré, aquí abajo parece que hay algo, ese algo es buscado por los akumas, no me extrañaría que fuese la mismísima Inocencia, por cierto la temperatura han empezado a ascender de forma impresionante, algo no va bien…-era cierto, la temperatura había subido de forma vertiginosa, era bastante extraño, pero la respuesta la hallaría si iba siguiéndolos sin hacer ruido ni alertarles de mi presencia, esperaba no liarla más de lo que había hecho, parecía que aquel sentimiento paranoico se había ido al menos por unos instantes…
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Jue Dic 23, 2010 9:17 pm

Los temblores eran un síntoma de que algo no iba bien bajo tierra, eso era lo que normalmente se podía deducir de un terremoto. Sin embargo en esta ocasión los temblores no eran causados de forma natural sino que eran provocados por un ser metálico y desagradable, el cual únicamente se vivía para matar otras formas de vida, especialmente humanos.

No teníamos demasiado tiempo y eso les entro en la cabeza de forma casi inmediata a los tres chavales que aun continuaban con vida. La casa se movía de un lado a otro con fuerza, haciendo que tanto muebles como los distintos adornos que recorrían las habitaciones de la pequeña casa, se cayesen al suelo. El caminar era una misión casi imposible, pero gracias a ir apoyándonos en las paredes, lográbamos atravesar cada una de las estancias.

Las paredes comenzaban a resquebrajarse, mientras el suelo desaparecía bajo nuestros pies, dejando paso al manto de arena que comenzaba a cubrirlo todo. Debía de actuar de forma rápida y eso fue lo que hice nada más ver una ventana lo suficientemente grande como para que una persona pudiera atravesarla. Me acerque hasta la ventana y tras golpearla con mi alabarda en repetidas ocasiones, los cristales y maderas que la componían salieron volando al exterior de la casa.

-Rápido saltar a fuera-

Uno por uno fuimos abandonando la casa que hasta ese momento había servido de refugio al trió de supervivientes, encontrándonos en medio de la calle, expuestos a cualquier nuevo ataque por parte del enemigo oculto.

La confianza era un factor que predominaba en los akumas, y el nivel 3 a cargo de conseguir esa inocencia no era distinto. La confianza en sus habilidades le cegó tanto que no se percato que sus presas habían abandonado la casa, hasta que esta hubo medio desaparecido. Fue entonces cuando comprendió que si quería deshacerse de los incordios que podían echar a perder su plan, debería iniciar un ataque más directo.

Mientras el akuma se preparaba para darle un nuevo enfoque al problema que tenía entre manos, salimos corriendo hasta una pequeña terraza que había en una de las casas cercanas. Por suerte había unas escaleras que les permitían tanto al chico como a los niños el subir hasta arriba, y de esta forma estar en una zona más segura.

Podíamos apreciar claramente como la casa en la que nos encontrábamos estaba medio hundida de tal manera, que se podía apreciar como la parte derecha estaba más elevada que la izquierda, y como en esa parte la tierra llegaba prácticamente hasta el tejado, mientras la derecha aun se encontraba medio metro fuera.

Durante todo ese tiempo mi golem había estado dando vueltas a mi alrededor, transmitiéndome las palabras de Krory sin que pudiera enterarme demasiado bien de lo que decía, lo único que pude captar era que la temperatura continuaba cambiando bruscamente, algo que debido al nivel de estrés y preocupación que tenia encima, ni me percataba.

-La situación es difícil pero obligare a salir de su escondite al cobarde que nos está atacando- dije al mismo tiempo que rastreaba la zona con la mirada, -Krory no hagas ninguna estupidez y lleva cuidado- esas fueron las últimas palabras que pude dedicarle al exorcista antes de comenzar a girar mi arma entre mis manos, -es hora de que salgas de tu escondite-
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Dom Dic 26, 2010 11:49 am

Entre la posible desconfianza de mi compañero y la temperatura extrema que hacía allí abajo, no es que me encontrara demasiado bien, los sudores surcaban mis facciones, cosa que no me gustaba para nada y por otra parte el no hacer ruido para no ser descubierto por los akumas era un tanto molesto y desagradable, ¿qué sería lo que estaban buscando?

Una Inocencia debía estar por allí, ya que otra respuesta no encontraba, pero qué podría haber en un sitio tan inhóspito y alejado de la mano de Dios, no me lo podía explicar…De vez en cuando se escuchaba algún temblor de tierra, los cuales no me hacían tranquilizarme ni mucho menos, lo único que me producían eran más temores por mi compañero que se encontraba en la superficie con unos extraños, los cuales aún no conocía.

Los niveles uno no paraban de surcar uno y otros pasillos, parecían ir buscando su propio instinto, porque otra explicación no había, mientras más avanzaba, los pasillos se hacían más numerosos, más intrincados y muchos más divididos que antes, ahora había muchas posibilidades de ir por unos lugares u otros, pero no podía asegurar si aquellos akumas iban por el camino correcto, no tenía nada mejor que hacer, así que seguía como podía, cada vez era más complicado evitar ser visto.

De pronto en una de las bifurcaciones en las que iba con los akumas, un hombre me tiró para un lado y rápidamente hizo el gesto con el dedo para que me silenciase, ¿quién sería?, una cosa estaba clara, no parecía ser el enemigo ni mucho menos, pero hasta nueva orden debía tener cuidado para que no me hiciera ninguna artimaña fuera de lo normal.

Era ya adulto, mucho más viejo que yo, pero fuerte y de mirada decidida, empezó a caminar y me indicó que le siguiera, perdería la pista de los akumas, pero quizás aquel hombre podía darme respuestas de lo que se ocultaba en aquella mina sofocante y oscura.

Caminamos por un rato, debía de conocer muy bien aquel laberíntico lugar, ya que se desenvolvía con gran maestría sobre él, me podía imaginar que posiblemente sería un habitante de la ciudad sobre la que nos encontrábamos. Llegamos a un callejón sin salida, era bastante extraño, pero me hacía recordar una cosa, cuando me caí al pozo también parecía que se encontraba cerrado y encontré que había una especie de pared hueca artificial, en este mismo caso fue lo que ocurrió, tras echar unas miradas a los pasillos el hombre con cuidado dio un golpe en un ladrillo en concreto y la pared por sí sola se echó hacia atrás.

El hombre me indicó que entrara, al pasar me dí cuenta de una cosa, la pared no se había movido sola, sino que otra persona la había movido, parecía que allí vivían una pequeña porción de la ciudad, o al menos era lo que parecía, ocultaban algo y podía llegar a ser muy útil para nosotros.

-Bienvenido al refugio minero de los Renegados.-dijo el hombre con un poco de sequedad y tristeza al pronunciar aquel saludo de bienvenida para mi persona, allí había algo y esas personas parecían querer desvelármelo…
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Mar Dic 28, 2010 4:08 pm

Era hora de sacar la rata de su escondite, un lugar frio oscuro y que se encontraba lejos de mi alcance, un lugar que solo el roedor sabia donde se encontraba. Mi enemigo podía controlar la tierra y eso suponía una gran molestia, podía incluso estar bajo ella y no ser detectado, o al menos eso era lo que él pensaba.

-Decirme, ¿hay por aquí cerca una cueva que conecte con una serie de pasadizos subterráneos?-

-La vieja mina, pero no es recomendable ir allí- las palabras del mayor de los supervivientes sonaban asustadas, miedosas ante una verdad que había sido ocultada en el poblado durante años. –No debemos bajar allí pase lo que pase, ese fue el juramente que nos hicieron hacer los mayores, no debíamos de relacionarnos con ellos…-

Dos fuertes estruendos cortaron las palabras del chico además de hacer encogerse de terror a los dos pequeños. La arena alrededor de la casa comenzaba a reunirse en un único punto, lo que para nosotros significaba problemas.

-Algo me dice que lo que haya allí abajo es mejor que la muerte, correr hacia esa mina lo más rápido que podáis, yo tengo que terminar con esto- mientras hablaba me concentraba en girar la alabarda lo más rápido que podía, concentrando cada vez más energía eléctrica en la inocencia, calculando cual debía de ser el rango de acción y cuales zonas debería de atacar para que mi ataque no cayese cerca de los tres chicos. –Tormenta de rayos-

Di un pequeño salto vertical para después lanzar mi arma lo suficientemente alto como para que el ataque alcanzara un amplio radio de acción. El arma quedo suspendida en el aire dando vueltas cada vez mas rápidas, y de pronto fue cuando ocurrió. Una lluvia de rayos comenzó a golpear los alrededores de donde me encontraba cubriendo una distancia de doscientos metros.

El ataque fue tan impresionante de ver que tanto el muchacho como los dos niños se detuvieron una vez salieron del rango de alcance, para observar los rayos tan relucientes que golpeaban tanto el suelo, como casas, como cualquier objeto que allí se encontrara. La cuestión era si el ataque había logrado impactar contra el enemigo, obligándole de esta manera a salir y poder enfrentarlo de una manera más directa, y así fue.

-¡Maldito!- se escucho gritar a un par de casas de distancia.

El akuma había decidido observar nuestros movimientos de un lugar más cercano al que lo había hecho hasta ese momento, de esta forma encontraría el momento adecuado para lograr lanzar un ataque directo con sus manos a mi cuello, y de esa forma poder romperlo mientras veía el sufrimiento reflejado en mi rostro, algo que ahora no ocurriría.

Hasta cuatro rayos impactaron en el cuerpo metálico del nivel 3 antes de que saliera volando para esquivar dichos ataques, pero a pesar de los golpes, los impactos no poseían el poder suficiente como para crearle grandes daños, algo lógico si mencionaba que el objetivo era hacerle salir, y no el de matarle.

-Maldito exorcista te hare pedazos-

El tiempo que duro el ataque, la maquina se preocupo mas en defenderse de una nueva descarga eléctrica, que de atacarme, sin embargo cuando el ataque ceso y mi arma volvió a mis manos, el nivel 3 reflejando el puro odio por la humanidad en general y los exorcistas en particular, se abalanzó directamente contra mí.

-Vamos si eres tan bueno en el cuerpo a cuerpo-
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Mar Dic 28, 2010 7:07 pm

Aquellos que vivían allí abajo eran llamados Renegados, si conocía con exactitud el significado de aquella palabra, estaba plenamente seguro que se podía tratar de una parte de la población la cual estaba excluida del resto, una situación un tanto trágica y que en la mayoría de las veces se hacía sin ningún motivo aparente, parecía tan evidente que me daban arcadas solo de pensarlo. Me sentía identificado con aquel tipo de situaciones, en la que siempre me tocaba a mí ser el malo, no era nada justo ser el centro de atención de los demás y más de ser descartado de la sociedad por simples prejuicios.

Todos aquellos pensamientos eran simples especulaciones, aunque por lo que iba viendo se iba confirmando aquellas sospechas. Niños, adultos y ancianos tirados por los suelos con las pocas posibilidades de permanecer con vida, el sujeto que me había conducido a aquel lugar se llamaba George, tras su rara y seca bienvenida me pudo dar a conocer que no vivían precisamente en un paraíso.

-Joven, se puede saber qué hace en esta mina maldita, y más cuando están rondando los mismísimos apóstatas del diablo, más de uno de nosotros nos hemos visto rendido ante su presencia y todos ellos han sido consumidos por las profundidades de este lugar maldito, aléjate de este lugar, bebe algo antes de marcharte y no vuelvas…-hablaba y exclamaba, se notaba que no pisaba la superficie desde hacía mucho tiempo, ya que sus palabras parecían de personas marginadas, las cuales creían en las supersticiones y en los malfarios.

Cada vez estaba más seguro de una cosa, estos personajes no estaban en su sano juicio, pero tampoco estaban tan locos como parecían, ahora más que nunca me estaba dando cuenta que la ciudad desolada era un lugar donde la gente pensaba mucho en las maldiciones divinas, una ciudad un tanto evolucionada pero con retroceso en su nivel intelectual.

-Tranquilo, para eso vengo, para alejar la oscuridad de vuestros hogares. Una pregunta, ¿qué hacéis aquí abajo?, ¿no deberíais haber desaparecido con los demás?-pregunté a George debido a mi curiosidad de conocer el por qué de vivir en aquellos lugares tan alejados, pudiendo vivir en la superficie.

-Mi joven amigo, nosotros hemos sido los elegidos para vivir en las penumbras de estos lugares, cada cierto tiempo los eruditos de la ciudad contactaban con los dioses y ellos exclamaban los nombres de los malditos, los aquí presente. Los de la superficie nos traen comida de vez en cuando, pero hace ya unos días que eso no ocurre y coincidió con la aparición de los apóstatas del diablo, así que solo podíamos vivir del agua que emerge del manantial, el único lugar santo de nuestro hogar maldito, desdichados seamos nosotros. Pero por desgracia también nos ha sido eliminado, desde esa misma fecha su temperatura cambia sin razón, haciendo que las aguas de su interior sean inservibles para nosotros.-contaba el adulto con aspereza su triste historia, la historia de todos los que habían sido engañados por los que vivían en la superficie, debíamos hacer algo, ya era una cuestión un tanto personal, no podía permitir que más gente inocente muriera sin motivos.

Todo concordaba, los cambios de temperaturas, los días, todo daba a entender que algo había ocurrido en aquel lugar, los problemas habían surgido de aquel lugar, todo esto podía darme a entender una cosa, la Inocencia se encontraba en esta parte de la mina, si los akumas aparecían las pobres vidas de estos humanos llegaría a su peor final: la muerte.

Pedí a George que me llevara al lugar y este accedió sin poner ningún impedimento en absoluto…
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Vie Dic 31, 2010 1:21 pm

Todo estaba saliendo más o menos como lo tenía pensado, y digo más o menos ya que cuando la distancia de separación con el akuma era menor a diez metros, este se detuvo en seco y comenzó a reír de forma estruendosa, ¿Es que algo le había hecho cambiar de opinión? Resultaba extraño pero esa parecía ser la razón de que detuviera su ataque.

-Ahora te he entendido y no picare- su risa se volvió más fuerte, -Dime ¿Qué pasaría si esos chicos terminaran de la misma forma que el resto del poblado?-

Mis ojos se abrieron de par en par al escuchar sus últimas palabras, entonces y de forma casi inmediata, mi vista se dirigió hacia la calle por la que corrían los tres africanos. De pronto la tierra comenzó a temblar sus pies, y lentamente se comenzó a formar un circulo al igual que pasara en las anteriores ocasiones, el cual tenía la misión de tragarse a los tres jóvenes.

Mi reacción fue la de arremeter contra el akuma, pero este ya lo había previsto y del suelo había separado un fragmento de piedra que rondaría los diez metros de longitud, rápidamente me coloque en posición de defensa a la espera de recibir su ataque, sin embargo la maquina lanzo el pedrusco hacia el pozo por el que había caído Krory.

El pozo quedo sepultado por la gran piedra, limitando las posibilidades de escape de mi compañero, del interior de la mina.

-¿Sabes qué? He decidido cambiar de opinión, ahora cambiare mi objetivo, vamos cógelos si puedes-

De repente la tierra que había bajo los pies de los tres supervivientes dejo de hundirse para salir disparada hacia arriba, esto hizo que los tres se elevaran varios metros del suelo, llegando incluso a superar las casas.

Rápidamente me dirigí a recogerlos de la inminente caída que iban a sufrir, debía de evitar que acabaran chocando contra alguna casa o contra el mismísimo suelo y de esta forma se acabaran rompiendo varios huesos del cuerpo.

Mientras yo estaba ocupado tratando de alcanzar al trió de supervivientes, el akuma poso sus manos en el suelo y con la ayuda de su habilidad comenzó a ejercer una gran presión en él provocando un fuerte temblor de tierra. Su idea era básica, enterrar tanto al exorcista como a los akumas que había en la mina que recorría la superficie de la ciudad.

El techo de la mina comenzó a temblar, numerosos fragmentos se iban separando del resto aplastando todo lo que hubiera debajo. A lo largo de todos los pasillos y estancias del yacimiento de minerales, las piedras iban cayendo una tras otra, comenzando a sepultar pasillos enteros. El akuma no tardaría en lograr su propósito, general un fallo total en la inestable estructura de la mina y que esta acabara por colapsarse y enterrara a cuanto ser hubiera allí abajo.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 01, 2011 2:16 pm

Llegamos al lugar, una gran galería que por cierto se encontraba totalmente vacía, parecía que desde que los cambios tan brusco de temperatura los Renegados no habían vuelto a aquel lugar, era un pena que aquella agua no la pudieran utilizar en absoluto, ya que era prácticamente la única fuente de vida que había por aquellas frías y duras paredes de piedra.

George me dejó vía libre, se sentó a unos metros de allí y me dijo que podía buscar lo que quisiera, que él se quedaría para que pudiera volver a atrás sin perderme por el camino. A pesar de sus pensamientos un tanto tocados por los años y las incultura de algunas ciudades alejadas de las tecnologías, se podía decir que era una gran persona y que se podía hablar pacíficamente con él, no era nada bruto ni combativo.

Ahora era el momento de investigar por allí, como me esperaba el agua se encontraba a borbotones, no paraba de hervir, pero era algo tan anormal que estaba completamente seguro que la Inocencia se encontraba por allí. Ahora existía el problema de sumergirse sobre aquellas aguas, era algo arriesgado y podía salir desmayado y completamente quemado hasta los huesos, así que deseché la idea de meterme allí adentro, se podía decir que el manantial podía tener tres o cuatros metros de profundidad, cosa que dificultaría más la búsqueda.

Pensaba y pensaba, la mente se me estaba embotando, hasta que por unos momentos el calor se marchó, dejando una temperatura mucho más agradable y fácil de soportar, todo esto fue acompañado de un resplandor esmeralda que provenía del interior del lago, estaba ya todo claro. Esta era mi oportunidad, en unos instantes el agua había adquirido una temperatura normal y corriente, era algo extraño pero parecía que la influencia de la Inocencia hacía que cambiase con brusquedad cualquier temperatura de cualquier cosa.

Me preparé, debía sumergirme unos segundos, lo suficiente para que pudiera coger el fragmento de aquella materia que buscaba, me zambullí, el agua estaba muy limpia y era muy transparente. Empecé a nadar y bucear, iba bajando poco a poco, de vez en cuando tenía que salir rápidamente a la superficie debido a la falta de aire, pero cada vez me iba acostumbrando a aguantar un poco más.

Tras varios intentos, llegué hasta el fondo y allí se encontraba, un cubo que brillaba mucho con un color verdoso, era un fragmento de Inocencia. Lo cogí, pero en aquel mismo instante la Inocencia brilló de nuevo como anteriormente, el agua empezó a enfriarse de una forma muy brusca, empezaba a calarme los huesos, si seguía así llegaría a coger una hipotermia, debía salir rápidamente, sino todo mis esfuerzos se quedarían en nada.

Mientras las aguas se iban enfriando, a mi cuerpo le iba costando cada vez más moverse, pero lo conseguí, había conseguido la Inocencia, a pesar de que cogería un resfriado si o si. Ahora me encontraba tiritando, y encima no tenía recambio de ropa, todo me iba mal, aunque en aquellos momentos me sentía muy útil al haber conseguido lo que la misión nos pedía.

Salí del agua, George se encontraba allí muy preocupado al notar aquel cambio en las temperaturas, le tranquilicé (cosa muy extraña) y me comunicó una noticia que no hizo más que importunarme más, algo había hecho que la mina se estuviera enterrando bajo tierra, otra vez aquellos malditos temblores, ¿qué estaría ocurriendo en la superficie? No tenía ni idea de cómo iba a salir de allí, los temblores se iban haciendo cada vez más seguidos, alguna roca empezaba a caerse del techo, debíamos actuar y rápido, estaban en juego la vida de muchas personas y encima contábamos con la compañía de los akumas, el mundo se me venía encima…
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 08, 2011 9:08 pm

El temblor de tierra no solo ocasiono movimiento en los humanos, sino que también lo hizo en los akumas que continuaban recorriendo los muchos caminos que había a lo largo de la mina. Al ver como tantos las paredes como el techo comenzaban a ceder, el nivel 2 ordeno la retirada hacia el exterior.

La zona en la que se encontraban los humanos escondidos, comenzó a desplomarse al igual que el resto del yacimiento, algo que aunque no lo sabían les causaría grandes problemas. En medio de la huida la maquina paso por un pasillo en los que las paredes se habían desplomado, dejando al descubierto la presencia de humanos con vida.

La maquina detuvo su avance de forma casi inmediata, observando incrédula que después de llevar tanto tiempo explorando los caminos subterráneos se les escapara el hecho de que allí habitaban humanos listo para ser eliminados.

-Vosotros ir y matarlos, el resto venir conmigo-

Con esa orden, ocho niveles 1 se dirigieron a eliminar a los supervivientes desterrados, los cuales comenzaron a convertirse en polvo al poco de iniciarse los disparos. Mientras la masacre tenía lugar, el nivel 2 huyo hacia la superficie con el resto de akumas siguiéndoles muy de cerca.



Mientras todo eso ocurría en la vieja mina, yo había podido atrapar en pleno vuelo los cuerpos de los dos niños, sin embargo no pude evitar que el mayor chocara al caer contra una de las viviendas fracturándose el brazo derecho, terminando por caer al suelo y torciéndose el tobillo izquierdo. Al verle retorciéndose de dolor en el suelo, no pude evitar sentir lastimas por todo el sufrimiento que esos tres había estado cargando desde hacia tanto tiempo, un sufrimiento que ya era hora de que terminase.

-Escondeos en esa casa- dije al llegar hasta el joven herido, -desde la posición en la que está el akuma no podrá veros que os escondéis allí, además ahora está concentrado en acabar de enterrar a mi compañero-

-Lleva cuidado- fueron las únicas palabras que pudo decir el chico antes de que me alejara corriendo de ellos.

Era hora de acabar con la maquina que tantos problemas me había estado dando, y debería hacerlo mientras se encontraba ocupado en enterrar a Krory. A lo largo de mis misiones me había encontrado con akumas con diferentes poderes, y esta era la primera en la que la maquina había logrado mantenerme tanto tiempo a raya, cosa que debía de achacar a las condiciones ambientales que tanto le favorecían.

Era hora de terminar con su vida.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Dom Ene 09, 2011 12:20 pm

Todo era un verdadero caos, aquel temblor había sido el colme del desastre, todo se iba abajo y nada quedaba en pie, mientras tanto George y yo huíamos del lugar, aunque nos era difícil ya que teníamos que sortear demasiados peligros para mi opinión, aunque con mi fuerza y mi velocidad se podrían salvar al menos una parte de la población, aunque había algo que me decía que quedarían pocos con vida.

Llegamos de nuevo a la zona donde se encontraban los Renegados, allí todos estaban que trinaban, unos lloraban del miedo, otros se hacían los valientes e intentaban consolar a los que lloraban, pero todo aquello no se lo merecía ni el peor de los enemigos, debía actuar o mejor dicho, tenía que alentarles para que se sintieran preparados para huir.

-¡Escuchadme todos, los dioses os han abandonado en las profundidades pero ahora tenéis que demostrarles que no sois los elegidos para vivir en la oscuridad y alejados del mundo, quiero que uno se ponga al mando y nos llevé hasta una salida, si queréis demostrarles todo eso, comportaros como héroes, y no temáis por las criaturas infernales, yo me encargaré de todas ellas, bajarán hasta los infiernos y me divertiré con ellas!-dije activando mi Inocencia a la vez, las ansias por la lucha había comenzado y quería ver sufrir a aquellas máquinas que me hostigaban tanto pero me hacían sentirme especial de alguna manera, tenía ganas de sangre y nadie ni nada me lo iba a impedir…

Todos quedaron impactados ante mis palabras, parecía que había conseguido lo que buscaba desde un principio…de pronto la sala empezó a desmoronarse rápidamente, George que era el que tenía más cerca fue el que empezó a dirigirme, rápidamente me comentó que le habían dicho que aquellas máquinas habían convertido en polvo a más habitantes, la rabia me inundó pero a la vez me complacía saber que se encontraban cercas, el sufrimiento era una de las cosas que me hacía sentirme verdaderamente como un exorcista, esas máquinas no podían robarles la vida a aquellos que quisieran, no se llevarían más vidas, aunque aquello era una promesa efímera y difícil de cumplir…

Salimos como pudimos pero como suponíamos los akumas nos atacarían y así fue. Un grupo de niveles uno nos esperaban, a su alrededor se podían ver las ropas vacías y llenas de polvos, se habían llevado algunas vidas consigo, pero ya se acabarían sus fechorías, llegaría el momento en el que acabarían consumidos por el efecto de mi Inocencia.

La tierra seguía temblando y las rocas caían, más de una persona habían muerto por aquellas rocas, el grupo se iba haciendo cada menos numeroso y una rabia inaudita inundaba todo mi ser, les ordené que siguieran hacia delante aunque la mitad no pudieron ni reaccionar debido a los disparos de los akumas, estaban barriendo a todos, me estaba quedando solo y los Renegados iban desapareciendo como si de motas de polvo se tratasen.

Me puse en marcha, salté hacia una de las esferas flotantes y con mi instinto asesino la destruí con un certero mordisco, mis colmillos rechinaban y mis ansias iban aumentando, ya solo quedaban siete, pero mis acompañantes no podían hacer nada por huir, el desprendimiento junto al ataque de aquellos seres no estaba haciendo la vida imposible, debía darme más prisa, aunque con intentar salvarlos no iba a conseguir nada…
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Mar Ene 11, 2011 3:30 pm

La risa diabólica del nivel 3 resonaba por las calles cercanas a su posición, lo que reflejaba la mucha satisfacción que le hacía sentir el acabar con la vida de un exorcista. Los temblores eran cada vez mayores, y con ellos la diversión de la maquina, diversión que se aplaco cuando me vio aterrizar sobre una casa que se encontraba justo enfrente de su posición, a escasos veinte metros de distancia.

En el instante que el akuma clavo sus ojos en mi, pudo darse cuenta de que el combate ya era inevitable, de que la seriedad de mi rostro reflejaba lo cuan alto estaba de su molesta presencia, de que matara a todo ser que le viniese en gana, y sobre todo que tratara de eliminar a mi compañero.

-Se esto se acabo-

-Sí, pero para ti-

-Inocencia, nivel 3-

Agarre con fuerza mi alabarda y di un salto directamente hacia el akuma. Mientras caía fue elevando los brazos, echando hacia atrás el arma dejando que la hoja llegara incluso a rozarme la espalda.

Por su parte el akuma había despegado las manos del suelo, pero aun así no levantaba el cuerpo, quedando en cuclillas, preparado para recibir mi golpe. El objetivo de la maquina había cambiado, lo que produjo que la tierra dejara de temblar y con ello le daba algunos minutos a Krory para salir del lugar, o al menos ponerse a cubierto.

Cuando me encontraba a un metro de separación, descargue un fuerte golpe hacia la maquina, la cual se limito a agarrar con las palmas de sus manos la hoja de mi arma, ejerciendo una gran presión sobre esta y de este modo evitando el ser cortado.

-Cuchilla eléctrica- susurre mostrando una sonrisa confiada.

En ese instante una fuerte descarga de electricidad recorrió el cuerpo del akuma, obligándole a soltar el arma y como consecuencia siendo cortado por esta. Una capa eléctrica comenzaba a recorrer la hoja de la alabarda, la cual se había incrustado en el hombro del akuma a tal profundidad que había logrado llegar hasta el pecho.

Los gritos de dolor de la maquina fueron seguidos de un chorro de arena que surgió desde debajo nuestra, lanzándonos a ambos por los aires para acabar aterrizando en las solitarias calles de Guakan.

Aterrice al suelo mediante la espalda, mientras que la maquina lo hizo directamente de cabeza, encontrándose a pocos metros mía, retorciéndose de dolor tanto por la descarga que aun recorría su cuerpo, como por la herida producida. Yo por mi parte me encontraba dolorido por el golpe, incluso un poco aturdido debido al impacto de la arena sobre mi cabeza, pero por suerte aunque podía levantarme para terminar el trabajo.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Invitado el Miér Ene 12, 2011 12:38 pm

Todo caía y consigo las vidas de aquella inocente gente que no podía hacer nada por evitarlo, las rocas se desprendían, los temblores no cesaban y los proyectiles de los akumas impactaban sobre los débiles músculos de las personas que no podían aguantar el veneno mortal de sus entrañas. Mientras tanto yo me reía, los akumas parecían niños desbocados que parecían la ayuda de un ser mayor o de más importancia, aunque si no me daba prisa aquella risa mía se iría en breves momentos, no quería que el juego se acabara en derrota ni mucho menos.

Siete akumas, se podía decir que era un número de la buena suerte, aunque para ellos no significaría todo aquello, rápidamente cogí al que tenía más cercano del punto donde me encontraba, lo lancé hacia uno de sus camaradas y ambos mequetrefes quedaron sumidos a polvo. Era una bonita imagen pero el juego aún no había acabado y para mi suerte los temblores acabaron y todo parecía haberse tranquilizado por completo, los Renegados iban con cuidado aunque aún no les dejaban los akumas, así que era hora de acabar con ellos rápidamente.

Corrí en dirección al próximo enemigo, salté en la parte más estrecha de aquella esfera con ansias y satisfacción, mis colmillos atravesaron aquella piel que no era nada comparado para mis majestuosos caninos, quedaron cuatro sin más, los cuales con unas cuantas arremetidas más fueron sofocados con total éxito. Todo aquello parecía una cadena en progresión de explosiones, aunque los “locos” huían ante al temor y pavor que tenían sobre aquellas criaturas, llamadas por ellos “apóstatas del diablo”.

George no quiso abandonarme y se ocultó en una de las rocas que los temblores habían dejado caer al suelo, parecía tener una actitud seria y amenazante, pero no era más que un triste corderito el cual lloraba por la vida de sus amigos que habían perecido en combate…

Sin mucho que hablar, ya que aquella sucesión de ataques nos había dejado al grupo bastante debilitados, seguimos corriendo ante el temor de nuevos terremotos que parecían provenir de la superficie, los pasillos eran demasiados pequeños para tanta gente, aunque no pensaba que hubieran más que un grupo de una veintena de personas, quizás algunos más, pero se notaba la pérdida que se había pagado con las almas de aquellos inocentes.

La salida parecía estar lejos de donde nos encontrábamos, pero tenía que haber alguna forma de conseguir salir de aquel infierno de subterráneo, dudaba mucho que si aquel lugar se trataba de una antigua mina de diamantes no hubiera una salida que estuviera preparada para en casos de emergencia como aquel.

Para remate, varias galerías habían sido bloqueadas por las rocas y la dificultad de cruzar los pasillos eran cada vez más altas, mujeres y niños no eran lo suficientemente fuertes para saltar o cruzar algunas rocas más altas de la cuenta, quizás tardaríamos mucho más que lo que pensaba, pero hubo una cosa que ya me dio la suficiente entereza para enfrentarme y conseguir salir de aquel lugar.

Mientras seguíamos con nuestra escapada, un grito ahogado se escuchó entre el grupo de los que se encontraban por delante de nosotros, se trataba de una mujer, parecía sufrir dolores, pero según lo que estaban murmurando y como se encontraba el tamaño de su vientre, solo podía darme cuenta que se encontraba en pleno parto de una criatura, encima de todo los problemas, ahora le teníamos que sumar que una mujer estaba a punto de dar a luz en un lugar como aquel, con akumas rondando por los alrededores y terremotos que parecían surgir de la nada y volvían a desaparecer de la misma manera, ¿qué podía hacer en momentos tan comprometidos como aquellos?
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Krory y Metron en busca de los ciudadanos desaparecidos

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.