Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Dic 03, 2016 9:02 pm por Kala

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Vie Dic 02, 2016 5:11 pm por Komurin

» Uso de Dados
Mar Nov 29, 2016 12:15 am por Komurin

» Atrapados en la tormenta
Jue Nov 24, 2016 3:04 pm por Kala

» Juego (Rol) || ¿Qué le harías al personaje de arriba?
Mar Nov 22, 2016 2:28 pm por Archie Chrono

» New World Shinobi [Afiliación Élite]
Vie Nov 18, 2016 8:24 pm por Proxy

» AOZORA KŌKŌ [ AFILIACIÓN ÉLITE ]
Vie Nov 18, 2016 8:16 pm por Proxy

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Seven Capital Sins - Élite // Cambio de botón
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Terminando la carrera sin suicidarme
Miér Nov 16, 2016 5:25 am por MadalyneFriar

» Juego || ¿Qué estás escuchando?
Jue Nov 10, 2016 2:02 am por Erina Schliemann

» La Ciudad Sin Nadie [MN]
Miér Nov 09, 2016 3:47 am por Constantine Gelassen

» Juego || Comenta tu estado de ánimo con una imagen o gif
Dom Nov 06, 2016 1:47 pm por Erina Schliemann

» Salvando la beca, parte 2
Dom Nov 06, 2016 1:28 pm por Erina Schliemann

» Seven Capital Sins - Élite
Sáb Nov 05, 2016 1:35 pm por Invitado

» Fate/Ultima Frontline ─ Afiliación Elite
Sáb Nov 05, 2016 1:14 am por Invitado

» Resumen de Halloween
Vie Nov 04, 2016 1:43 am por Proxy

» Actividad Halloween 2016
Miér Nov 02, 2016 12:40 am por Proxy

» Censo de Octubre
Miér Nov 02, 2016 12:33 am por Proxy

» Holi!
Lun Oct 31, 2016 3:33 pm por Proxy

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas 39/40
Directorio

¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Invitado el Lun Sep 20, 2010 9:37 pm

Ach, c’mon, para ya de ladrar, ¿quieres? ―repliqué en seco cuando Will terminó de hablar mientras quedaba en el suelo como yo minutos antes.

En realidad, había estado pendiente, a pesar de mi estado, de lo que sucedía con él y los buscadores, que parecían insinuar lo mismo que el nivel tres tras haberse percatado de las manos de Will y su fenómeno. Pero no parecían creerlo del todo. Por supuesto, ¿quién lo haría sin antes comprobarlo? Que casualmente una Inocencia estuviera en manos de la familia Marto era completamente ridículo y trillado.

Tan ridículo como la idea de que aquel nivel tres se fuera a quedar para siempre encerrado en aquella delicada barrera. Con cada golpe, escuchaba como poco a poco comenzaba a resquebrajarse, igual a un cristal que es partido con una pedrada. Hubo un momento, que fue cuando las cosas empezaron a ser más preocupantes, en donde tanto Armand como Drake retrocedieron, dejando a un lado los proyectores para que siguieran haciendo el trabajo.

Apreté los párpados con pesadez, sabiendo que nada había acabado aún, y que no lo haría a menos a que por fin hiciera algo al respecto. Dado que ahora todo dependía de mí puesto que era la única con el poder para hacerle frente al nivel tres…

Creo que esta vez no se aplica el dicho del “pupilo que supera a su maestro” ―ironicé, y Albert se volteó a verme alarmado luego de escuchar mi voz.

Respiré hondo dos veces al menos, para remitir el dolor que comenzaba de nuevo a florecer en mi abdomen bajo la herida pulsante. El efecto de aquella agujita se estaba yendo como si mi cuerpo no fuese capaz de asimilarlo más de lo necesario. Con algo de esfuerzo me levanté, a pesar de las prevenciones que comenzó a hacerme Albert sobre que no me moviera, ni hiciera nada riesgoso en mi situación. Y una. Esto no podía quedarse así porque si no seríamos buscadores, exorcistas y... novato muertos.

Percibí entonces la mirada del nivel tres sobre mí, que se había detenido durante un instante ante mis movimientos. Con cierta curiosidad ladeó la cabeza, casi de forma burlona frente a mi obstinada necesidad por rematar el trabajo. ¿Pensaba que no sería capaz? Le saqué la lengua sin reparo antes de darle la espalda y acercarme a Will.

No sé si felicitarte por tu gran fuerza de voluntad para poder acabar con la máquina, o burlarme de ti porque lo único que puedes hacer es hablar y hablar ―comenté mientras me arrodillaba a su lado haciendo una mueca y desenfundaba a Albtraum con cierta parsimonia. No sonaba especialmente intrépida con aquel comentario, sino calmada, igual a si estuviésemos comentando qué lindo estaría el cielo azul allá afuera―. Lo que si voy a hacer es pedirte, muy a mi pesar, un poco de tu ayuda, ¿te interesa, boy? porque de esto depende que nos podamos librar del odioso de tu instructor de una buena vez por todas.

En ese momento dejé caer uno de los rifles de mi Inocencia a su frente, y acto seguido, sin mirarle, le hice una seña para que lo tomara. Medía el peso del gemelo que cargaba en mi mano sana, sopesando las probabilidades de la loca idea que me rondaba por la cabeza.

Está bien. Mientras estén conectados por la cadena servirán, así seas tú quien maneje uno de ellos ―agregué mirando hacia el nivel tres que volvía a golpear la barrera con más ímpetu, tras entender mis intenciones―. Porque me tomaré la molestia de confiar en que sepas manejar un arma como esta, o por lo menos lo más básico, nein boy?

Uno de mis brazos sencillamente no servía. Había considerado erróneamente que sólo sería cosa del antebrazo, en aquel momento en que tras la ráfaga de agujas hubiese salido herido. Pero no era verdad, y ahora siquiera la punta de los dedos podía mover con facilidad.

Y necesitaba a mis dos rifles para acabar con aquella cosa.

¿Qué dices? ¿Un poco de tiro al blanco como calentamiento? ―espeté esbozando una sonrisa de medio labio, especialmente socarrona.

Más tarde quizá, me daría cuenta que esa había sido la única vez en que Will y yo coincidíamos en algo. Ah, lo que hace la supervivencia de las personas.

Y la necesidad por pasar página de una maldita vez.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Invitado el Miér Sep 22, 2010 7:26 pm

No pude evitar sentirme sorprendido y extrañado ante la petición de aquella exorcista ¿se habría vuelto loca del todo? ¿Desde cuándo se les otorgan armas a los enemigos? Aunque claro está que en esta ocasión no le quedaba otra ya que por lo visto su brazo estaba igual de dañado que uno de los míos. Estaba claro que si lo hacía era por el interés mutuo que existía.

-Sí, se manejar un arma ya que para algo me adiestraron- dije agarrando con fuerza el rifle que me ofrecía.

Lentamente me fui levantando con cierta dificultad, teniendo la idea de apuntar de la forma más cómoda posible y evitar a si el fallar ese disparo. Seguramente era la única oportunidad que tuviéramos y más cuando la barrera se rajaba con cada impacto que recibía por parte del cautivo que encerraba en su interior, el cual reflejaba una cara de sadismos y disfrute ante la imagen de chicos desvalidos que dábamos. Éramos una presa sencilla para él, y más teniendo en cuenta que también tenía humanos que recién acababan de llegar, y que pedían a gritos el caer muertos a sus manos.

-Supongo que no nos queda otra que cooperar por una vez- no pude evitar que una pequeña risa se me escapara, quizás debido a la imagen tan rara que se estaba viendo o quizás porque esa situación me parecía algo cómica. –A la de tres-

Eleve el brazo izquierdo hasta quedar levantado a la altura de mi cara, y tras doblarlo con cierta dificultad y dolor, apoye el rifle sobre él mientras lo sujetaba con el derecho. La rotura del izquierdo me obligo a apretar los dientes con fuerza, ahogando el dolor que sentía en ese momento. Debía de hacerlo, o aguantaba o era probable que fallara y la ocasión se desperdiciara.

-Vete al infierno maldito monstruo- le grite a la desecha maquina justo cuando esta acababa de destrozar la barrera con su último golpe, -uno, dos y tres-

Dispare mi arma, esperando que lograra dar en el blanco. Había mantenido el cuerpo rígido, inmóvil, para lo que tuve que realizar un gran esfuerzo debido a las numerosas heridas que me dolían y el gran cansancio que tenia.

Ni siquiera me moleste en ver si el proyectil había impactado en su objetivo, ya que directamente caí de espaldas contra el suelo, aun con el arma agarrada con fuerza por si me veía en la obligación de disparar de nuevo. Lo último que logre ver, fue que justo antes del disparo, la maquina había comenzado a correr nuevamente hacia donde nos encontrábamos.

Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Invitado el Vie Sep 24, 2010 5:25 pm

La mente del nivel tres trabajaba rápido, barajando posibilidades. Estaba en las últimas, y, si se atrevía a decir, aquellos dos “exorcistas” también. En otras palabras, a la suerte de suspiro en que se reducía su vida, le quedaba una sola opción para poder continuar más allá de lo que querían arrebatarle aquellos críos: vencer. La idea estaba clara, aunque en realidad, no hubiese una estrategia útil para ello. Su cabeza era un hervidero de rabia e impotencia que no le permitía pensar más coherente de lo que se esforzaba en esos instantes. Vencer, triunfar, ganar… era eso o nada. Su vida se hallaba limitada.

Se burlaba de los críos, con una mirada socarrona, lasciva, imaginándoles muertos bajo sus garras.

Por eso, en cuanto observó a la chica exorcista darle uno de sus rifles al estúpido de su aprendiz, y luego, como si nada, planear apuntarle en fusilamiento raudo, todo se precipitó dentro de sí y la gravedad del asunto cayó bajo su propio peso, llevándose en la fuerte corriente de ello al nivel tres sin oportunidad.

Ustedes no… ―masculló mientras sus grotescos ojos se salían de la órbita, con una voz ronca que vibraba como una máquina a punto de explotar― ¡Ustedes no lograrán salvarse, ni tampoco salirse con la suya, MALDITOS HUMANOS!

Esa rabia interior salió a flote, con un golpe que atravesó la barrera de lado a lado y apagó los cuatro proyectores con un chasquido seco, haciendo que después despidieran el humo pútrido a descompuesto.

Se había hecho camino, como siempre había sido y sería. Ahora sólo tenía que acabar con esos mocosos que le acortaban el cabo de su vida tempestuosamente.

Sólo estorbaban.

Sin pensarlo mucho, echó a correr como una embestida contra ellos.

Tampoco pensó en los dos cañones que le apuntaban de la misma forma y comenzaban a ser disparados.






Ya estaba. No podía haber sido de otra forma. Menos con la poca paciencia de aquel cachivache. Naturalmente, el miedo que percibí de él era tan oscuro como su sola presencia, pero no por eso dejaba de ser lo mismo: temor, angustia. La jugada no terminaba aquí. Él parecía muy confiado de sí mismo, pero el viento no soplaba en su dirección, y quizá lo sabía en lo profundo de su mente casi racional.

Tampoco lo hacía en la nuestra, sino que se burlaba de todos cambiando el sentido de las cosas, pero al menos no era nada certero. El azar se imponía, y decidir quién de nosotros iba a salir con vida se había convertido en la ruleta rusa. Una cavidad vacía, la otra llena. Miles huecas y una sola letal, pero impetuosa. Jugar a eso era extenuante pero a la vez emocionante.

Si, a la de tres ―convine con Will, y luego me relamí los labios secos.

Él se había levantado. Yo, por el contrario, decidí quedarme en el suelo, como en las prácticas de tiro cuando tocaba usar un arma de larga distancia. Delante de mí, una parte de Albtraum se convertía en mis ojos, con aquella nueva mira a distancia que lo facilitaba increíblemente todo. El dedo fijo sobre el gatillo, esperando el mejor momento.

Uno, dos, ¡tres!, hasta que llegó y el apretarlo se hizo inevitablemente glorioso.

El fogonazo que despidió mi arma desde los dos cañones rugió, y a mí me pareció más estrepitoso, como si también hubiese estado aguardando su momento de júbilo. Will se cayó hacia atrás por el impacto; a diferencia de mí, él si podía sentirlo, ya que no era el acomodador de mi fiel dragón. Presencié entonces como las Lacrime se clavaron de lleno en el pecho de aquella bestia y comenzaban a hacer estragos en su interior. Chispazos eléctricos comenzaron a escucharse como pequeños chasquidos a su alrededor. Pronto iba a estallar. Cerré los ojos y suspiré.

Es todo.

Clanc, clanc, ¿qué era ese sonido chirriante que se escuchaba ahora?

Abrí los ojos con prisa de saber, y me encontré de nuevo con el nivel tres intentando dar más pasos hacia a nosotros mientras con la expresión estática de su rostro dañado enfocaba su vista en nuestra dirección.

Arg… no ―hubo un chasquido―…terminado.

Entorné la mirada observándole con rigidez. Derruido, como una chatarra a punto de fenecer. En ese momento no parecía siquiera ser el arma destructiva para lo que había sido hecho, sino simplemente… algo menos… por lo demás bajo.

Casi le tenía algo de pena. Casi. En ese instante, me sentía completamente ausente de cualquier sentimiento que pudiese vincularme con aquella bestia. Aunque en realidad, desde un principio, nunca había sido así.

Sí, ya ha terminado ―repliqué antes de anunciar un segundo disparo.

Seguido del estrépito causado por Albtraum, se sucedieron las explosiones. Después, el silencio apaciguado de la victoria, que esta vez no era dulce, ni remotamente agradable.

Hey, ¿estás bien? ―le pregunté a Will mientras me giraba para verle.

Enseguida se escucharon los pasos de los buscadores y Albert acudiendo de nuevo hacia a nosotros. Debieron de haber tenido el corazón en un puño ante mi loca idea, pero era lo único que podíamos hacer a esas alturas.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Invitado el Jue Sep 30, 2010 4:57 pm

Años de castigos, años de sufrimientos, años de odio, todo acababa de volar junto al último enemigo que quedaba en pie. La explosión hizo que una sensación de alegría como nunca había sentido, surgiera desde mi interior, lo que a su vez genero una fuerte risa que no pude contener y que llenaba los oídos de los presentes.

Finalmente era libre. Se terminaron los años de preparación para ser un asesino, ahora ante mi surgían numerosas posibilidades, y opciones que podía tomar, ya que finalmente podía ser lo que yo quisiera y no lo que los demás querían.

Mire a la exorcista, la cual parecía igual de fatigada que yo, además de tener numerosas heridas en todo su cuerpo. Junto a ella no tardaron en hacer acto de presencia aquellos hombres que habían intentado atrapar al instructor en una barrera. Por sus rostros se podía apreciar que estaban felices ante el desenlace de los acontecimientos, después de todo habían logrado acabar con el mal que vivía en esa ciudad, o al menos era lo que ellos pensaban.

-Nunca me había sentido mejor- dije sonriendo, -por fin todo se ha terminado y ahora soy libre para hacer lo que yo quiera-

Me levante del suelo con cierta dificultad, ya que a pesar de que el combate había terminado, las heridas y cansancio aun estaban muy presentes, lo que me dificultaría el comienzo de mi viaje.

Improvisto mas se sumo a las dificultades para poder continuar caminando cómodamente. Desde lejos se podía escuchar los silbatos de los policías, los cuales se aproximaban a gran velocidad, seguramente atraídos por las múltiples explosiones y disparos que habían surgido desde la mansión a lo largo del día. Por normal general, tenían órdenes de no acercarse a nuestra mansión, ya que de eso se ocupo nuestro padre mediante los contacto que tenia, pero por lo visto en esta ocasión no iban a pasar por alto semejantes estruendos.

-Tsk, mas molestias- dije molesto al escuchar los silbatos, -bueno ya nos veremos en otra vida exorcista-

Haciendo un gesto con la mano, pase al lado de ella y me acerque hasta donde se encontraban las joyas dispersadas, las cuales aun se encontraban dispersar por el suelo. Saque los guantes que había guardado en mi chaleco y me los volví a poner, pasando por alto los dos diamantes incrustados en mis manos. Preferí descubrir más adelante el motivo por el que había pasado todo aquello, lo principal ahora era el marcharme de aquel lugar.

Recogí las joyas y las guarde en la bolsita de antes, la cual en esta ocasión guarde en uno de los bolsillos de mi chaleco, y sin decir ni una palabra más, comencé a caminar lentamente y con dificultad hacia uno de los muros del jardín. Seria difícil pero saldría de allí escalando costara lo que costara.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Invitado el Jue Sep 30, 2010 10:21 pm

No pude evitarlo, pero luego de escuchar la contestación de Will, se me formó en los labios una sonrisa aliviada pero también llena de pesadumbre. El caso de aquel muchacho comenzaba a torturarme psicológicamente, más aún con el peso que ahora llevaba encima tras tener que tacharlo como “mi responsabilidad”. Siendo que de verdad ahora era compatible mágicamente con la Inocencia. Todavía no terminaba de creérmelo completamente, y sentía la necesidad de confirmarlo. Pero en ese momento me sentía tan débil…

No se esfuerce, Illya-dono. La herida que tiene en el estómago es muy grande y por ello ha perdido mucha sangre ―me advirtió con la voz martirizada por la preocupación Armand. Drake tras él me observaba de la misma forma, y el corazón se me encogió en un puño al ver en sus miradas el temor porque acabara muerta.

Por ello decidí quedarme acostada en el piso mientras se abría paso el escándalo de la policía más atrás. Hice una mueca, recordando la misma situación en Kiel frente al caso que tuve que compartir con Christian, y observé a Albert fijamente para darle a entender que no estaba para responder preguntas o ser fotografiada. Él pareció entenderme, y en realidad, creo que pensaba lo mismo.

Fue en ese momento cuando escuché la despedida de Will, con un matiz lejano que me asustó.

Bueno, ya nos veremos en otra vida exorcista.

¿Qué? ―jadeé por el esfuerzo cuando instintivamente me incorporé de golpe hasta quedar sentada en el suelo, ignorando la exclamación de Armand parecido a un chillido tras asustarse―. No, ¡espera, Will! ―grité, aunque no lo suficientemente alto.

Mi voz había quedado reducida gracias a los ruidos del silbato de un oficial que trataba de ahuyentar a las personas curiosas agolpadas alrededor de la mansión. El cuerpo de hombres azules comenzaba a desplegarse en torno a nosotros, y no tardaron varios de ellos en acercarse hasta donde estaba yo y los buscadores. Drake comenzó a caminar para ir tras el joven Marto, pero fue detenido por la gente y un agente que le advirtió quedarse donde estaba.

Comienzan las explicaciones, ¿eh? ―dijo Albert con una sonrisa de medio labio que en realidad, no mostraba nada de felicidad―. Puede que por su culpa perdamos el rastro de ese muchacho, aunque lo más probable es que acabe también en un hospital, dada su condición. No podrá ir lejos ―me aseguró mirándome con solemnidad―. Mientras tanto tú debes descansar. ¿Qué te parece una operación? Creo que eso es lo que te has ganado tras tener tanto que aguantar en el cuerpo.

La idea no me gustó en absoluto, y él se rió al ver mi rostro tensarse en el momento en que arrugué la nariz en desacuerdo.

¿Y qué sucedió con tu arma? Si mal no recuerdo, en el momento en que acudimos al rescate me dijiste que no reaccionaba.

Abrí los ojos impresionada por ello.

¡Es verdad! ―exclamé apenas con un hilo de voz, girándome para observar a Albtraum que reposaba en el piso. Justo en ese momento sentí que la cabeza me daba vueltas, y que si no estuviera sentada, seguramente me hubiese ido contra el suelo― ¿Cuánto tiempo pasó desde eso? Es decir, desde que te dije que no podía manejar mi arma y cuando disparé junto a Will.

Podría aventurar diez minutos, o quizá menos. La percepción del tiempo en ese momento era para mí lo de menos.

Como todos ―admití suspirando y encogiéndome de hombros, acción que luego me produjo un calambre de dolor―. Quizá era una penitencia de la Inocencia, que acabé descubriendo de la peor manera.

Armand me pasó un brazo por la espalda y otro por los tobillos, hasta alzarme con delicadeza y cargarme. A su lado estaba el Sheriff que me miraba con seriedad, dada la condición de mis heridas.

Al hospital, rápido ―indicó, y luego nos dio la espalda para hacerle señas a sus hombres. Enseguida nos trajeron una camilla.

Debía de haber pensado que fui atacada por alguna clase de bestia, o algo parecido, ya que su mirada se había tornado extrañada al fijarse en mis vestiduras desgarradas.

¿Qué pasará con Will, Albert? ―pregunté con debilidad, antes de que me alejaran de todo y todos para solo admirar los contornos de la ambulancia.

Él se limitó a mirarme callado, como si pensara con detenimiento mi pregunta. Justo cuando pensaba que no me iba a responder, y la debilidad por fin hacía peso sobre mí como si se tratara de un enorme yunque, dijo:

Luego hablaremos de eso. Cuando sobrevivas.

Al final acabé mirando las penumbras que llenaron mis ojos de un momento a otro, hasta que en algún rincón de mis pensamientos borrosos dejé de diferenciar la consciencia del sueño.

Al menos ya no había dolor. Pero me inquietaban las palabras del desterrado monje. La percepción de mis heridas y condición me parecía surrealista, casi inexacto, ¿de verdad estaba tan mal? Todas las miradas de ellos decían que sí con firmeza, pero yo no lo sabía.

Cuando sobreviva…

[Cambio de escena]





Admin escribió:Evaluación, Will Marto.

Creatividad: 2 pts. La sola ambientación del reclutamiento y tu historia es creativa y fuera de lo convencional.
Concordandia: 2 pts.
Realismo: 2 pts.
Razonamiento: 2 pts.
Ortografía: 0pts. Metron, te lo suplico, ¡Usa acentos! Logro no es lo mismo que logró; esa clase de cosas cuando lees fluido un texto confunde bastante. También pendiente con algunas palabras, que escribiste varias que se salían del contexto, parecidas a las adecuadas.

Total: 8 pts.

Nota: fue divertida esta misión *-*. Ojalá Elaine se hubiese quedado hasta el final, que así habría salido muchísimo mejor, estoy segura x3.

El reclutamiento definitivo de Will Marto se consolidará en la misión adicional que se hará posteriormente a este tema.

Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Alice el Vie Dic 24, 2010 1:16 am

Illya Van Kindlmüller:
Originalidad: 3
Concordancia: 3
Interpretación: 3
Realismo: 3
Respeto de las normas ya establecidas: 3
Total: 15 puntos.


Elaine
Participacion en la mision: 2
Concordancia y Originalidad: 3
Interpretación: 3
Realismo: 3
Respeto de las normas ya establecidas: 3
Total: 14 puntos

Misión cerrada~

_________________

Alice Blenhein
Ficha

"There is a flame that won't go out in my heart, no matter how much I want it to."

Alice
Femenino

Mensajes : 2196

Localización : Sanhora Kingdom

Admin

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿ACM o exorcista? reclutamiento en Sidney

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:46 pm

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.