Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» Los Bibliófilos De Lima [Misión MI]
Sáb Abr 22, 2017 2:43 pm por Constantine Gelassen

» Las estatuas de Namu
Jue Abr 20, 2017 12:54 am por Alice

» [MR] Reclutamiento Noah
Miér Abr 19, 2017 11:45 pm por Alice

» [MS] Rescate en Rapa Nui
Dom Abr 09, 2017 8:03 pm por Sigma-chan

» Vacaciones no vacaciones.
Dom Abr 09, 2017 2:28 pm por Faith E. Wippler

» Poco tiempo.
Miér Abr 05, 2017 8:33 pm por Kanda Yuu

» Red Miles ; HS RPG | Cambio de Botón Normal
Vie Mar 31, 2017 1:03 am por Invitado

» Ausencia u.u'
Jue Mar 16, 2017 4:39 pm por Kanda Yuu

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Mar Feb 21, 2017 8:21 pm por Komurin

» Stray Dogs {Normal} Foro Nuevo
Vie Feb 10, 2017 11:00 am por Komurin

» Registro Apellidos
Lun Feb 06, 2017 10:56 am por Ismakun

» Registro de Personaje
Lun Feb 06, 2017 10:51 am por Ismakun

» Registros de Físicos
Lun Feb 06, 2017 10:37 am por Ismakun

» Holaaa, soy isma, encantado! ^u^
Miér Feb 01, 2017 11:21 am por Ismakun

» Obtener Rango Civil
Mar Ene 31, 2017 1:57 pm por Proxy

» One Absolute Truth [Afiliación hermana]
Vie Ene 27, 2017 4:01 am por Wallace Campbell

» otra duda
Lun Ene 23, 2017 12:12 am por Proxy

» Cap. 224.... No, pues no.
Vie Ene 20, 2017 4:04 pm por Alice

» Juego || Pregunta al usuario de abajo
Jue Ene 19, 2017 5:44 pm por Erina Schliemann

» Juego || Empareja al personaje de arriba
Jue Ene 19, 2017 5:11 pm por Erina Schliemann

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana
Proxy
 
Sigma-chan
 
Olena Kaminski
 
Ismakun
 

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas School Crazy 40/40
Directorio

"Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Sáb Jun 19, 2010 6:27 am

El comentario de Anks tenía razón, había sido todo un egoísta al querer salvar únicamente y en exclusiva a mi madre y había dejado atrás a todos sus vecinos que habían vivido con ellos desde que se encontraban allí. También se puso a pensar y dijo que el mejor momento para trasladar a la gente en barco era por la noche, ya que era cuando aparecía aquella misteriosa luz azul que derrotaba a los akumas.

Hijo, dejemos descansar a Anks, que solo con verlo se ve su cansancio, vayamos donde te dije, aquel hombre no tendrá ningún reparo en dejarnos un par de barcos a todo el pueblo, es un buen hombre.-dijo mi madre elogiando a aquel conocido.

De acuerdo madre, vayamos hacia allí y volveremos dentro de un rato para ver como sigue Anks.-dije con un tono tranquilo.

Mi madre y yo salimos de casa, viendo como Anks se tumbaba en la cama y se dormía bastante rápido. Fuera aún era de día y todavía quedaba unas horas hasta que anocheciese ya que era cuando teníamos que estar todos preparados para dirigirnos a la gruta, Anks también comentó que se quedaría por aquí por si quedaba algunos akumas más y por si encontraba información sobre la Inocencia. Las calles estaban silenciosa, pero luminosas gracias a la blanca pintura blanca que cubría todas las casas.

Madre, ¿ cuánto queda ? Tenemos que preparar muy bien todo este traslado ya que tenemos que ayudar a todos los habitantes.-dije preocupado por todo lo que se venía encima.

No te preocupes tanto hijo tendrás de mi compañía y la de Anks y todo saldrá bien, aunque debemos tener mucho cuidado.-me aseguró mi madre para que estuviera más tranquilo.

Llegamos a un portal, donde mi madre llamó a la puerta y de ella salió un señor llamado Olimpio. Este tenía pinta de que era algo más rico que el resto de los habitantes del pueblo y también tenía un rostro de apariencia bastante amable.

Hola Olimpio, verás mi hijo y yo tenemos que contarte una historia, que aunque parezca que no pueda ocurrir, la demuestra todas estas explosiones durante el día y necesitamos de la ayuda de tus barcos para poder poner a salvo a toda la población.-le dijo mi madre a Olimpio con cierta confianza.

Yo y ella empezamos a contarle la aparición de esos misteriosos akumas, que venían en busca de una gran fuerte de energía llamada Inocencia, la cual transmitía una gran luz azul que se veía por toda la orilla durante toda la noche. También le contamos la avenida de Anks, un exorcista que luchaba contra aquellos seres, le contamos nuestra idea sobre llevar a la población en barco hasta una vieja gruta al pie del acantilado y que necesitaríamos al menos dos barcos e incluso tres. También le pedimos un bote por el cual Anks podría volver a la gruta cuando quisiera.

Todo esto parece la historia de un cuento, pero me la creo porque la he visto con mis propios ojos. Todas las noches veía esa misteriosa luz y empezaba a preocuparme por ella, también estas explosiones, he estado viendo como esta mañana un desconocido se encargaba de unos cuerpos esféricos que flotaban y por eso os ayudaré. Esta noche estarán preparados tres barcos llenos de provisiones y un bote en perfectas condiciones.-dijo Olimpio muy tranquilo y amable.

Mi madre y yo le dimos las gracias por todo aquello en lo que iba a ayudar y nos dirigimos rápidamente a casa para contárselo todo a Anks. Cuando estábamos cerca ya estaba empezando a atardecer y vimos como Anks se asomaba a la ventana. Nos dirigimos rápidamente hacia allí y como caído del cielo, unas especies de cartas negras tocaron la casa y explotaron. Anks se encontraba allí podía haberse salvado, aunque eso no lo sabía. Dirigí otra mirada al aire y ví que se encontraba un akuma, pero no esférico, parecía algo más fuerte y junto a él se encontraba Edward pero este no le hacía nada, al contrario, parecían que eran aliados.

Madre escuéndete, rápido.-dije muy nervioso y asustado.

Pero en ese momento el mundo se me calló encima, ví como Edward se dirigía a una velocidad alarmante hacia mi madre y en un instante la cogió por el cuello y con poco esfuerzo le rompió el cuello, dejándola muerta en el suelo. Toda mi familia había muerto por culpa de esos endemoniados seres y por sus aliados que nos había engañado tanto a Anks como a mí. Desde ese día lo tenía claro su objetivo en su vida sería destruir todo lo relacionado con la muerte de su familia y no pararía hasta conseguirlo.

Edward, nos engañaste, eres despreciable, pero no te llevarás más vidas en este pueblo te lo puedo asegurar.-dije con un tono despreciable y a la vez llorando.

Edward estaba proponiendo un combate a su amigo Anks, pero por lo visto Edward parecía mucho más fuerte que él y no sabría si aceptaría el duelo. Yo, solo me quedé llorando ante el cuerpo inerte de mi madre.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Lun Jun 21, 2010 2:59 pm

[Fdr: un pequeño fallo Cyris..., Anks se quedó dormido en el suelo las dos veces, no en una cama...]

El descanso del exorcista no duró mucho desde que se cayó al suelo de agotamiento. El anochecer estaba muy cerca, por no decir que ya estaba anocheciendo y la oscuridad reinase en aquel pueblo pesquero griego.

Este descanso fue interrumpido por una explosión, que hizo que gran parte de aquella casa estilo griego se derrumbase. Anks se despertó rápidamente e intentó quitarse de allí.

Una explosión producida por un akuma, pero no un simple akuma, un nivel dos, al parecer, con forma de un payaso, casi humana. Este entró en la casa a la vez que Edward, el compañero enviado por la Orden, o eso se hacía creer.

Anks seguía callado y oculto cuando volvió a asomarse donde se encontraba Edward, éste sujetaba a la madre del griego, Cyris. Edward estaba lleno de sangre, de las manos, se recogían unas serpientes de afilados colmillos; eso evidenciaría que no es un exorcista, al menos estaba medio claro para Anks.

El cuerpo, ya inerte, de la madre de Cyris; esta imagen hizo recordar a Anks la terrible matanza de su familia.

Ya era tarde. El exorcista no pudo hacer nada por la víctima, solo lamentarse por no haber reaccionado antes y haber desenmascarado a Edward.

Sin pensarlo siquiera, Anks se dirigió sigilosamente hacia detrás del falso exorcista, activó su inocencia y con Katon adelantada y apuntando al cuello de Edward, la hizo avanzar hasta rozar el cuello del falso exorcista.

Anks se quedó con la mirada baja, se dibujaba una sombra en el contorno de sus ojos, la boca apenas se movió, estaba con una expresión de seriedad y tristeza marcada en sus labios. Los flequillos de los lados se apartaron hasta la frente, ocultando un poco de su rostro de persona furiosa y centrada en su objetivo.

-Ed…-logró pronunciar al fin, sin dejar de apuntarle con su sai Katon, su sai derecho-ya sé lo que eres… sé que estás con el Conde, …sé que vienes a por la inocencia y sé que no puedo derrotarte con mi nivel…
El akuma de forma casi humana, aquel payaso, lanzó otro de sus ataques a otro lugar de la casa, provocando otra pequeña explosión.

Anks se apartó de Edward algo atemorizado, pero sin perder la compostura y la seriedad que en su rostro se reflejaba, se dispuso a escuchar lo que su reciente enemigo se dirigió a decirle.

¿Una frase de provocación? ¿Acaso desafiaba al exorcista? Pues indirectamente, sí. Anks no podría él sólo contra él, aunque también contaba aquel akuma… la misión estaba al borde del fracaso.

-La suerte cambia constantemente… para mí, esta suerte no existe, ni menos el destino.-explicaba Anks, intentando imponer respeto-Hoy me ha tocado enfrentarme a esto. A pesar de que hay un akuma de segundo nivel esperando la salvación de su alma, tú quieres enfrentarte a mí. Sólo diré una cosa: déjame primero salvar el alma de este akuma antes; si quieres enfrentarte a mí, tienes que dejar en paz este pueblo… ¿Te satisfará destruir una vida de un exorcista y su inocencia por dejar a un pueblo libre y salvar un alma de este akuma?

Aquel akuma de nivel dos miró al exorcista, con mirada desafiante y fría. Anks le devolvió la mirada, acompañándola con una pequeña sonrisa.

-Cyris… lo siento por lo de tu madre, debes supear esto… ahora ve y avisa a tu pueblo, intenta escapar lo más rápido que puedas -decía Anks al griego, como si de sus últimas palabras se tratasen. -Cyris… Recuerda siempre a los exorcistas como héroes…, pero si no te salvas con el pueblo, la vida de este exocista sería sacrificada en vano… ¡Huye y avisa al pueblo!

Anks se sacó a Uragi, su golem, conocido en otras misiones y se lo ofreció a Cyris. Éste golem se dirigió volando al hombro del chico griego y Anks aprovechó para explicarle su función.

-Cyris... ten esto. Es un golem, un medio de comunicación que utilizamos los exorcistas... así sabré donde estarás, el golem tendrá la función de venir a por mí y señalarme el camino para ir hacia donde estés.-explicaba el exorcista con voz baja, susurrando lo suficientemente bajo como para que no pudiese llegar a los oidos de Edward ni del akuma de segundo nivel, después de esto, Anks guiñó el ojo a Cyris-Ten cuidado y no te preocupes, intentaré estar bien

Anks, o Kurogane, su verdadero nombre, miró al akuma de segundo nivel y se dispuso definitivamente a sacar su otra sai. Se disponía a luchar, o al menos, a intentarlo.

-Jum… maldito akuma. Pagarás por haberme despertado de mi letargo ¿Acaso no sabes que me enfado si me despiertan ? –el exorcista se tomaba las palabras a broma.

Aquel payaso avanzó hacia Anks. El exorcista procuró guardar algo de prudencia.

-S-har…p…X…-susurró Anks cuando se acercaba al akuma. Cruzó lentamente las sais, sacó de la inocencia el suficiente poder como para realizar el ataque. Separó las sais rápidamente a la vez que las elevaba hacia el cuerpo de aquel nivel dos. El ataque lo golpeó sin nisiquiera darse cuenta éste. El cuerpo del akuma se trasladó unos metros, golpeando la pared de la casa. -Nadie quiere convertirse en akuma… todas las almas que quedan encerradas en este odioso cuerpo sufren. Mi misión es liberarlas de esa tortura y salvar a todas las personas de las manos del Conde del Milenio ¿Has entendido ya, Edward?

El akuma de segundo nivel volvió a dirigirse hacia el exorcista, ahora con más rapidez y con intención de atacar y dañar a Anks.

-¡A mí, nadie me gana… en este juego! –gritó el akuma furioso por el ataque recibido por parte de Anks -¡Soy Naipex, el akuma que te destruirá a ti, exorcista, con un solo golpe!

El exorcista agarró rápidamente el puño del akuma, sabiendo que en cualquier momento aquella carta explotaría o podría recibir otro ataque. Anks se agachó sin soltar el puño del akuma y con el sai que le quedaba libre, Raiton, consiguió rasgar profundamente lo que era el abdomen de Naipex.

-Maldito… ¿qué has hecho? –dijo enfurecido el akuma de nivel dos. -Ahora te tragarás mi ataque… este juego solo acaba de empezar… ¡Bang!

El nivel dos hizo soltar una descarga eléctrica por el guante del puño que sujetaba Anks. Éste fue disparado unos metros hacia detrás, hizo tumbarlo en el suelo debido a la fuerza de aquella descarga eléctrica.

El exocista miró a Edward algo serio.

-¿Tu jugete de akuma, no? ¿Y eso es solo lo que puede hacer? –dijo el chico mientras se levantaba del suelo. -Jum… cuando acabe con este estúpido juguete ,continuaré la partida con el jugador.

Anks desafiaba al payaso, aquel akuma de nivel dos , aquel akuma de casi forma humana llamado Naipex.

-Ed… ten en cuenta esto…-el exorcista bajó la mirada y la volvió a subir mirada penetrante con el rostro furioso y desafiante -algún día… todos tus trucos serán en vano. Será el día en el que el juego limpio acabe con los jugadores del juego sucio… Los exorcista destruiremos a todas las armas del Conde Milenario y a sus aliados, por así decirlo, serás destruido y humillado por tus propios juguetes…


Última edición por ËnNeR_aNkS el Vie Jul 02, 2010 9:22 am, editado 1 vez
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 22, 2010 4:20 am

Todo mi ser estaba descompuesto por aquel suceso que me acababa de ocurrir, mi único familiar viviente, ya no se encontraba sobre la faz de la Tierra y no podría verla más en lo que me quedaba de esta horrible vida. Edward, aquel que había destrozado toda la esperanza que me quedaba, sería vengado ahora o más tarde, pero aquel asesinato no se podría quedar impune. Dirigí una mirada a Edward, este se encontraba observando a su akuma evolucionado, el cual intentaba destruir nuestra casa, la mía y la de mi madre, que yacía muerta en el suelo.

Espero que Anks se encuentre bien, ahora más que nunca necesitaré de su ayuda.-pensé con todo el dolor de mi ser.

Pero en aquel instante, de nuevo, un rayo de esperanza apareció ante mí. Anks había conseguido salir sano y salvo de la casa y se había salvado. La mirada de Anks se dirigió hasta el rostro de Edward. Anks le dijo que se encargaría antes del akuma que de él y que ya había descubierto su verdadera identidad, ayudaba al Conde, el mayor enemigo de los exorcista. Mi madre había muerto a manos de un desarmado que ayudaba al enemigo del único amigo que me quedaba.

Tú podrá con él Anks, aunque no puedo hacer nada intentaré ayudarte en todo lo que pueda. Desde hoy eres el único que me queda, un amigo que salvó a mi madre en una ocasión, la cual nunca olvidaré.-animé a Anks, agradeciéndole todo lo que había hecho por salvar al único familiar que me quedaba vivo.

Tras la conversación con Edward, Anks se dirigió al akuma, el cual tenía el aspecto de un payaso o bufón que utilizaba unas cartas oscuras para atacar. Anks, debía haber descansado lo suficiente como para poder derrotarle, aunque de eso no estaba seguro. Le propuso un trato al akuma, el cual consistía en dejar escapar a todo el pueblo por luchar por la vida de un exorcista que le sastifaga.

Anks déjate de tonterías no puedes sacrificarte...-dije, pero en ese momento antes de ir a luchar contra el akuma él se dirigió hacia mí.

Sintió mucho lo de mi madre, al menos según él, pero de todas formas le creí sin ningún reparo. También me dijo que huyera con el pueblo para que ayudara en todo lo necesario y que no olvidara nunca a los exorcistas que tanto les había ayudado. Me entregó una especie de criatura, llamada golem, según me dijo que tenía la función de encontrar a su dueño, en este caso Anks. Después de todo esto me deseó suerte y volvió a luchar contra el akuma.

Gracias por todo Anks, nunca me olvidaré de todo lo que me has ayudado, suerte y fuerte con él, que yo sé que eres capaz de derrotar a eso y a mucho más, tengo mucha confianza en ti, te lo prometo.-dije a Anks emocionado casi llorando por todo lo sucedido.

Tenía que encontrarme con Olimpio, el cual debía haber preparado totalmente los dos barcos y el pequeño bote para Anks. Desde lejos se podía ver la situación del combate, Anks utilizaba las técnicas de su arma y en una de las ocasiones le ví como golpeaba al akuma haciéndole un pequeño rasguño en su cuerpo de gran dureza. Ya estaba a punto de llegar a la orilla cuando un montón de pueblerinos se dirigían en la misma dirección, todo esto podía significar que las embarcaciones de Olimpio estarían totalmente listas y que podrían embarcar cuanto antes.

Vecino, ¿ están preparados los barcos para que podamos llegar a la gruta ? Si es así, no os entretengáis, para que podamos salir cuanto antes y que no haya más muertes de las necesarias.-pregunté a una de las personas que pasaban por allí.

Este estaba algo nervioso, y asintió. Todo estaba listo y ya era hora de dirigirse hacia allí, quedaba poco para poder poner a salvo a todo el pueblo. Ya en el puerto, ví a Olimpio como mandaba a unos hombres que cargasen con las últimas provisiones que quedaban por subir a los barcos y se dirigió hacia mí.

Cyris, ya estamos listos, en cuanto me digas doy la orden y nos ponemos en marcha. Ya he dado las indicaciones del lugar, ya que también yo lo conocía. El pequeño bote que me pediste también está preparado pero lo dejaremos aquí para tu amigo. Entonces, ¿nos marchamos?-diijo Olimpio bastante orgulloso de su trabajo, ya que había preparado dos barcos en una tarde para un pequeño pueblo entero.

Por supuesto Olimpio, salgamos cuanto antes, ya no tenemos nada que hacer aqui, lo único que podemos hacer es molestar y estorbar, ya que ninguno de nosotros podemos enfrentarnos a esos endemoniados seres.-dije asintiéndole para que diera la orden de salida.

Yo me dirigí hacia el barco que comandaba Olimpio, y me senté un poco para descansar en la cubierta del barco. El mar estaba muy tranquilo, pero de fondo se escuchaba el terrible combate que se estaba produciendo. Ya había anochecido completamente, y la misteriosa luz podía aparecer en cualquier momento. Todos los del pueblo tenían miedo, sobre todo los niños y los más ancianos, de vez en cuando me dirigía hacia ellos e intentaba consolarles como pudiera.

Espero que lleguemos cuanto antes, porque sino podemos estar a merced de todos aquellos akumas que habían aparecido en el pueblo y lo pasaríamos muy mal.-pensé algo atemorizado.

Todavía quedaba una buena parte del trayecto, pero a todos nos sorprendió como de la nada, aparecía el misterioso resplandor azul, que nos maravilló a todos, sin excepciones. Con su cálida luz, podríamos estar a salvo, según Anks, pero espero que de todas formas no se acerquen a nosotros ningún monstruo de aquellos.

Que belleza, es lo más bonito que he visto desde hace mucho tiempo, y además me hace sentir bastante bien en mi interior, es como si nos quisiera proteger de todo lo malo que existe, pero todo tiene alguna debilidad, espero que esta sea una excepción.-dije maravillado al ver tal belleza en el horizonte.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 22, 2010 6:24 am

Cirys logró escapar con el golem de Anks, Uragi. Pero el exorcista pareció que le había mentido... el golem volvería hacia Anks, pero no podría llevarle de nuevo con Cyris, a no ser que Uragi pudiese recordar el camino... Todo sería cuestión de suerte, de nuevo. Anks nunca se imaginaría que su misma vida dependería del golem que le había acompañado en múltiples misiones.

Ahora la cuestión sería la lucha contra aquel nivel dos, ese atrevido payaso que cada vez que le atacaba el exorcista parecía tener más ganas de luchar. El exorcista se acercó al akuma, y éste se dispuso a lanzar otra de sus cartas oscuras.

En el suelo explotó la carta que lanzó el akuma. La explosión alcanzó a las paredes de los alrededores de la casa, destruyéndola casi completamente y dejando el escenario de lucha al aire libre.

Anks pudo esquivar la explosión, aunque le golpeó un poco en el brazo izquierdo. El joven miró hacia el oscuro cielo de la noche, completamente despejado de nubes, pudiendo verse la luna por completo. El exorcista esbozó una sonrisa.

-Mucha suerte, Cyris-pensó Anks mirando el oscurecido cielo de la noche -Supongo que ya habréis partido hacia la cueva.

Anks se dirigió hacia la derecha del akuma, con intención de atacar, aunque lo detuvo el destello de la luz azul reflejada en la orilla. La inocencia empezaba a actuar.

El akuma aprovechó la distracción de Anks para golpearle por la espalda, el golpe le hizo avanzar hasta la próxima casa.

-Tú... maldito exorcista. No te distraigas y observa tu propia muerte...-volvió a desafiar aquel akuma de forma de payaso.

Anks intentó recuperar el equilibrio y sonrió de forma diabólica , por así decirse. Miró al akuma a los ojos para dejarle claro que este combate lo ganaría él, o al menos, se dejaría la vida en intentarlo.

-Imbécil... tranquilo, tu muerte llegará pronto, no te impacientes -rió el joven Anks-Sé como destrozarte fácilmente... solamente estoy... ¿cómo se dice? ¿Intentando estropear la partida del jugador... ? ¡Estoy jugando en tu propio juego, el que juega sucio siempre pierde, ya lo sabrás por ti mismo!

-¡Cállate!-gritó el akuma ya un poco harto de tantas 'estupideces' del exorcista. De su puño sacó dos de sus cartas oscuras y las lanzó contra Anks, impactando en la casa en la que se encontraba el exorcista.

Anks logró esquivar a tiempo la explosión, al parecer, el 'plan' del exorcista se estaba llevando a cabo, el mismo juguetito de Edward podría estropear la partida de aquel falso exorcista.

-Jum... Por los pelos, aunque no ha estado mal ese ataque...-volvió a reir Anks, situado detrás del akuma de segundo nivel, y con las dos sais apuntándole en zonas vitales, una en la 'cabeza' y otra, en la parte 'trasera' del corazón.

Las sais podrían atravesar la cabeza o el 'corazón' por entero, y hacer que la inocencia se encargase del resto, pero entonces, el juego habría terminado rápidamente y el pueblo no hubiese tenido tiempo de llegar a aquel lugar.

-¡¡Maldito!! ¿Cómo has llegado hasta aquí tan rápido? -se extrañaba aquel akuma -¿ Qué mierda eres?

Anks sonrió , pero no dejó de apuntar con las sais a aquel akuma, y se dispuso a responde a la pregunta del payaso, el akuma de segundo nivel.

-Jum... soy Kurogane Satubi, exorcista. Aquel que te destruirá por completo y liberará el alma presa en este odioso cuerpo. Conóceme por Anks, aquel que va a destruir tu juego.-respondía el exorcista-Es de noche... quizás quieras o no saber el porqué me llamo Anks, o quizás quieras saberlo en la lucha...

Anks se separó del akuma y se dirigió hacia las casas del pueblo.

El exorcista lanzó uno de los ataques contra otra de las casas de los alrededores, destruyéndola casi por completo. Luego de éste, vinieron otros dos ataques más, dirigidos a diferentes casas de los alrededores, también destruyéndolas.

Empezó a levantarse una densa nube de polvo al derrumbarse varias casas, provocando que la visión de cualquiera disminuyese. Era de noche, la luz de la luna era de las pocas guías que servían para poder ver en la oscuridad, aparte del brillo de la inocencia en la orilla y los faroles del puerto. Aun así, Anks logró ocultarse gracias a 'su plan'. Podía estar entre los escombros de las casas, escondido en casas que aún seguían de pie, en el puerto, podía estar en cualquier lugar, la cuestión era que la primera parte del plan del chico había resultado, las casas estaban derrumbadas, y daban más lugar a esconderse; aparte, la humareda levantada por la destrucción de éstas había ayudado a esconderse a éste. Solo faltaba una oportunidad en la que pudiese acabar con este akuma.

El nivel dos comenzó a buscar a la desesperada al exorcista, aunque para sorpresa de éste, a la vez que buscaba, destruía aquel lugar con las explosiones o ataques directos de aquel payaso. Quizás el akuma era más listo de lo que Anks pensaba...

-Lo siento Cyris... siento haber destruido parte de tu pueblo...-se lamentó Anks en su mente, oculto donde menos se podría esperar.


Última edición por ËnNeR_aNkS el Vie Jul 02, 2010 10:15 am, editado 1 vez
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 22, 2010 2:29 pm

Edward simplemente se puso a aplaudir el gran acto que había desarrollado entre su Akuma y su “rival” exorcista, parándose del suelo simplemente miró al exorcista, aunque el polvo disminuía su visualización humana, por tener manos de víbora ellas podían ver por el claramente, además como cualquier serpiente podían rastrear el rastro de sangre en muchos metros a la redonda, el rubio tomó una carta de la de su “juguete” que tenia un poco de sangre de Cyrus.

Olfatéenlo pequeñas será tiempo de ir de casería, antes de que esa molesta inocencia aparezca por completo, espero que lleguen los peones para movilizarnos rápidamente hacia la embarcación donde pude notar que se encuentra ese infeliz, estará en mi libreta cueste lo que cuesta o al menos llegare a divertirme un poco con las personas que habitaban este lugar, por cierto espero que Naipex aguante un poco mas– dije mis serpientes comenzaron a percibir sangre, miré al horizonte, notando como se acercaba una embarcación, era mis “peones” mas débiles, sin perder tiempo subí al barco guiándome por la sangre del chico.

¿Por qué han tardado tanto? – les pregunté a mis juguetitos, los cuales se pusieron en marcha rápidamente, el mar era esplendido, mis marrones ojos brillaban y mi mirada de asesino se reflejaba en el agua todo parecía perfecto para una masacre mas – Estamos cerca, puedo sentir su presión sanguínea y su fétido olor de debilidad, hay mas personas de las que creí ustedes tendrán un poco de trabajo extra esta vez, acabe con el chico yo matare alguno de sus habitantes - mencioné notando las sonrisas diabólicas en mis akumas nivel 1, pudimos ver una embarcación bajaba a sus pasajeros en una especie de cueva.

Gran escenario para una matanza este no podré olvidarlo, mis manos de víboras sedientas de sangre, las alimentaré en este momento..Naipex distráelo por un momento yo acabaré con esto antes de que ese chico se vuelva una molestia, chicos vayan tras el chico desde que toquemos tierra – ordené a mis secuaces, quienes se limitaron a asentir con la cabeza, nuestra embarcación toco suelo firme, con cautela nos acercamos a los habitantes, pero algo me dejo curioso, al parecer me habían jugado una jugarreta el chico no se encontraba con esas personas.

Chicos diríjanse con dirección a estribor allí encontraran un barco donde encontraran un chico y un hombre mayor o esa son las presiones que siento, les ordeno que ataquen sin piedad quiero verlo muerto – comenté calmadamente con mi sonrisa malévola, viendo como mis secuaces se marchaban en la embarcación con mis coordenadas pendientes, noté que la luz de la inocencia se hacia mas y mas radiante.

Bueno son muchas personas me constara mucho vencerlas con estas simples víboras, bueno cambiemos al plan B, por cierto esta masacre será parte de mi libreta negra, no puedo perder un capitulo de la muerte de estos patéticos habitantes de una ciudad que casi esta hecha añicos – saque mi libreta negra y comencé a dibujar, primero dibuje el paisaje, el mar y la cueva, después a los habitantes uno por uno, hasta que al fin termine.

Despídanse de este mundo…- mencioné con sonrisa entre dientes cambiando la forma de mi materia obscura, mis manos de serpientes cambiaron a un cañón de partículas que cargaba rápidamente, las personas de dicho lugar se sentían seguras celebrando su llegada a la “salvación” sin imaginar que mi mente malévola ya había trazado un plan para su destrucción absoluta – Big Bank – murmuré lanzando una gran carga de energía de colosal tamaño, que se dirigió a gran velocidad hacia los presentes.

Al hacer contacto con ellos causo una gran explosión destruyendo una parte de ellos, a la otra parte le cayeron rocas por la destrucción de la cueva, al ver dicha masacre simplemente comencé a reírme, estaba disfrutando totalmente asesinarlos, me acerque notando que algunos aun agonizaban – Te enviaré a la muerte mas pronto para que dejes de agonizar…- dije pisándole el cráneo a una persona, que por su apariencia era un anciano, destruí su cráneo con mis pies, luego cambie mis manos a Magnus para dispararle a los restos que yacían en el suelo – Jajaja, que divertido es esto – mencioné aun disparando.

- Cambio de escena –


Mis akumas habían dado con el paradero del barco del chico, el había sido muy astuto en no ir en el mismo barco de los demás intentando protegerlos pero le salió el plan completamente inverso ellos dieron sus vidas por el, sin darle mucho tiempo para que noté el otro barco mis “juguetes” dispararon con sus cañones hacia el barco creando una enorme explosión, la cual debió causarle quemaduras de segundo grado y quebrar algunos huesos de los que abordaban el barco.

Mis akumas siguieron atacando salvajemente con la intensión de herir gravemente a los pasajeros del barco enemigo.

OFF:

Cyrus, no puedes ser un héroe y salir ileso de ese ataque de akumas, no te romperán mas que unas costillas xD, ya que no tienes inocencia aun no es probable que salgas sin ningún rasguño.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 23, 2010 9:28 am

Todo estaba saliendo justo como yo y Olimpio habíamos planeado en secreto. La primera embarcación que llegaría a la cueva sería en la que no nos encontrábamos, por si acaso los enemigos atacaban antes a ellos, como una especie de señuelo. Al principio esta actuación me parecía totalmente egoísta, podían morir un gran número de personas allí, ya que nuestros enemigos podían seguirnos, pero le dije que sí por sus buenos argumentos que me dijo.

Cyris, tienes que tener en cuenta una serie de cosas que pueden influir en muchas cosas. Todo el pueblo no ha estado conforme con esta salida y muchos saben que tú eres el que me la has pedido, no entienden todo lo que está pasando, pero parece que tampoco saben que corren peligro. Por esta razón había que colocar a los que no estaban conformes primero por si ocurría algo, al menos salvar a los que tienen algunas esperanzas. Sé que puede sonar muy egoísta ya que estoy poniendo en juego la vida de muchas personas, pero si ocurre algo supongo que lo mejor es salvar a los que saben que corrían peligro en su hogar.-dijo Olimpio con un tono muy seguro.

Olimpio todo esto no me parece nada bien, estamos poniendo en peligro la vida de muchas personas, ya sé que son ignorantes del peligro que corren, pero no por eso se deben utilizar como señuelo, pero bueno ya está hecho así y tenemos prisas por llegar así que el que mandas eres tú, el capitán.-dije no muy seguro, al contrario que Olimpio.

Al haber decidido todo esto estaba poniendo en juego mis prejuicios pero no era hora de lamentarse por lo que ya estaba hecho. Si morían, se convertirán en héroes en nuestras memorias, pero si eso ocurre la cueva puede desaparecer si se produce un ataque muy fuerte, ya que las piedras se pueden caer con bastante facilidad y sería muy malo encontrarnos en aquella situación ya que no sabría a donde dirigirnos.

Todo esto no me gusta nada, en un momento puede irse al garete todo el plan y se podía poner en juego muchas vidas inocentes que ni entendían porque habían abandonado su hogar.-pensé algo arrepentido pero decidido completamente.

La luz azul parecía que nos iba a ayudar hasta el final, y mientras más nos acercábamos a la gruta, cada vez era más y más intensa y eso podía significar que la Inocencia se encontraba cada vez más cerca, quizás Anks había echo mal en quedarse en el pueblo, la Inocencia se podía encontrar en otro lugar más lejos de allí, la única explicación es que el rayo de luz podía abarcar a una gran zona del óceano.

Esta luz me reconforta, parece como si me llamara, como si quisiese abrazarme y tenderme sobre su regazo, es lo más bello que he visto nunca, algo que me quiere ayudar cueste lo que cueste y que daría su vida por mí.-pensé reflexionando sobre aquel misterioso rayo de luz.

Mis peores pesadillas se estaban cumpliendo, estábamos ya a unos diez minutos de llegar, el otro barco ya habría encallado en la orilla de la cueva y ya estarían preparando el campamento, pero una gran explosión nos aterró a todos. Se escuchaba un gran desprendimiento de rocas desde la cubierta y asustó a los más pequeños.

Llamad a Olimpio, rápido pueden estar en peligro los del otro barco y pueden que hayan muerto algunos por aquel desprendimiento.-dije a un marinero que se encontraba por allí.

Ya esto aquí Cyris, todo lo que ha sucedido me ha dejado conmocionado. Tus temores pueden ser que se hayan echo ciertos, algunas personas pueden ser que hayan muerto debido al desprendimiento de las rocas y eso significaría que mi plan había sido todo un desastre, quería evitar muertes y lo que he conseguido es causar muchas más.-dijo con un tono bastante triste y casi llorando.

No te preocupes Olimpio, ya esto se ha echo como has podido, así que no te lamentes más, si han muerto alguno, al menos los recordaremos que han dado la vida por todos nosotros.-tranquilicé a Olimpio para que no se creyera que había sido el causante de aquellas vidas.

Otra cosa mala nos ocurrió, unos cuerpos esféricos se veían desde la cubierta y no venían en son de paz seguro. Tal fue su reacción que sacaron sus cañones y con sus proyectiles intentaban atacar a los pasajeros. Mi reacción fue rápida, pero tenía que intentar que el barco no sufriera numerosos daños. Por favor pido a Dios que nos ayude. Unos de los proyectiles consiguieron golpear un hombre y por fin pude ver como mi padre también había muerto. Empezaron a salirle pentáculos por todo el cuerpo y a los pocos segundos desapareció.

Es verdaderamente horroroso el efecto de estas armas, podían acabar rápidamente con un grupo de personas en muy poco tiempo sin oportunidad de atacarles, ya que lo único que les afectaban era el poder de la Inocencia.-pensé horrorizado tras ver la muerte de aquel hombre.

Otro misil alcanzó esta vez una parte del barco la cual se cayó, y para sorpresa mía, sin poder evitarlo me golpeó en el tobillo izquierdo. Tenía un dolor muy fuerte pero se fue calmando poco a poco, el tobillo lo tenía super hinchado y me dolía a más no poder. Pidió ayuda a gritos y un grupo de unos cuatro hombres me ayudaron, levantando con mucha fuerza el trozo de madera que me había caído encima.

Gracias muchachos, quiero que hagáis dos cosas. La primera, avisad a Olimpio y que traiga consigo unas muletas, ya que supongo que las habrá traído por si alguien se lastimaba y lo segundo es que todo el mundo salte y que lleguen como pueda a la cueva para ver si ha quedado destruida y si queda algún superviviente, los que quieran ayudar que se queden, no los obliguéis a irse.-dije con un gran dolor con el cual me costaría mucho andar.

Ví a Olimpio a lo lejos con unas muletas que traía , con ellas podría caminar, aunque muy despacio, algo podría hacer por ayudar. Espero que no haya mucha gente herida ya que lo pasaríamos muy mal. Ahora nuestra prioridad era de intentar llevar el barco a la orilla y que los supieran nadar llegara por sí mismo. Nos vendría de lujo la ayuda de Anks, él tenía su pequeño bote para poder encontrarnos. A mi mente se me vino una idea, tenía el golem de Anks en mi bolsillo, podría avisarlo para que en cuanto terminase con el akuma evolucionado se dirigiera hacia allí.

Pequeño golem, estamos en peligro, vé a avisar a tu amo, y recuerda el camino que hemos tomado para llegar hasta aquí, no lo olvides, necesitamos de la ayuda de Anks.-le dije al golem para que se dirigiera hacia allí.

Este se dirigió rápidamente hacia el pueblo y podría avisar a Anks. En este momento Olimpio ya me había entregado las muletas.

Toma Cyris y ten más cuidado la próxima vez, avisa a tu amigo, lo necesitamos por aquí.-dijo Olimpio bastante nervioso.

Tranquilo ya le he avisado gracias a un objeto que me dejó, y gracias por las muletas así podré caminar algo al menos.-agradecía a Olimpio con la mejor sonrisa que pude sacar de dentro de mí.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Miér Jun 23, 2010 3:38 pm

El akuma de segundo nivel seguía buscando a Anks, mientras que el chico estaba escondido, sin saberlo el exorcista, Edward se dirigió hacia el puerto, para zarpar hasta la cueva y así enfrentarse al pueblo: la masacre había comenzado.

El nivel dos se dirigía cerca de donde se encontraba el exorcista, Anks estaba oculto entre uno de los restos que quedaban casi en pié de la segunda casa más cercana al puerto, en la calle siguiente a la de la casa de Cyris.

El payaso se percató levemente de una fuente de poder, al parecer detectó la inocencia de Anks, que se encontraba activada y desprendiendo una luz azulada con tono verdoso. El exorcista había tenido un fallo, se había dejado activada la inocencia, o quizás, la habría activado a conciencia.

El akuma miró hacia el lugar donde el joven se escondía, y con el puño 'cargado' de su ataque eléctrico, se dispuso a golpear el lugar donde el exorcista se escondía. El exorcista susurró su primer ataque antes de que aquel puño le alcanzase.

-¡¡Jajaja, te pillé exorcista!! -gritó el akuma contento por su hallazgo.

-Sharp X...-susurró Anks realizando la técnica.

El cuerpo del akuma recibió por completo el ataque del exorcista. Esta vez sí que le había dado de lleno y por sorpresa, pudiendo herirle más profundamente. Anks salió del lugar, observando cómo el akuma era rápidamente desplazado unos ocho metros a lo lejos. También se percató de que Edward ya no estaba en su lugar, podría haber escapado, haberse dirigido a por Cyris y todo el pueblo, y podía haberse ocultado para atacar a Anks; pero el exorcista supo que Edward no era de los que atacaban por la espalda, y menos, a un nivel superior al de Anks, ni tampoco era de los que huían, así que la primera conclusión que sacó el exorcista de aquella situación fue que el aliado de El Conde se había ido a por el resto de personas que habían huido de él, incluido Cyris.

El descendiente Satubi se dirigió rápidamente y a por todas contra el akuma de nivel dos de casi forma humana: tenía que acabar con esto antes de que fuese demasiado tarde.

-¡Mierda , mierda y mierdaaa !-gritó enfurecido, golpeando y rasgando al akuma con sus sais por cualquier parte de su cuerpo. Estaba atacando algo enloquecido , sin saber bien donde golpeaba, pero seguro de sí mismo de que ese akuma tendría que ser destruido rápidamente.

-¡¡Joder, para !!-dijo el akuma harto de tantos golpes y muy debilitado. Esta vez lanzó un fuerte golpe al exorcista, mandándolo hacia una de las paredes de la casa cercana, con las pocas fuerzas que le quedaban.

El golpe hizo sangrar a Anks por la boca, el exorcista se levantó rápidamente y escupió la sangre expulsada. De nuevo se dirigió hacia el akuma de forma de payaso, esta vez cabizbajo y concentrando la energía de su inocencia en un solo golpe que podría ser mortal para aquel nivel dos.

Las sais se alargaron unos centímetros, y se cruzaron concentrando energía en forma de X. Otra Sharp X se tenía preparada para el nivel dos, esta vez estaba acabado.

-¡¡ESTE JUEGO....-gritó el exorcista muy enfurecido por la escapada de Edward y los golpes recibidos por el akuma. Lanzó su Sharp X con el poder de la inocencia bastante concentrado-...LO GANO YOOO !!

Aquel payaso se desvanecía en el aire. De nuevo había recibido otra Sharp X, acabando totalmente con él, pero antes, el akuma susurró unas palabras al exorcista.

-Buena jugada... Kurogane-susurraba el akuma, al parecer, las palabras estaban dirigidas por su 'alma' -tu primo está muy orgulloso de ti...

Anks recibió aquella frase. En ese instante, una mala impresión le cruzó la conciencia: el alma de su primo Dan estaba encerrada en aquel akuma, lo que daba a entender que éste estaba muerto... y el cuerpo sería de una persona cercana a él.

-Da-da-dan... esa... era tu voz, ¿Has muerto? ¿Has sido derrotado? Así que tu vida trató de circo... nunca progresaste en ser samurái... -comenzó a hablar sólo, saltándole las lágrimas y recorriendo su casi destrozado y sucio rostro - Buen viaje primo... no te olvidaré.

El exorcista se agarró del pelo y comenzó a tirarse de él, y a gritar y jurar venganza por esto. Había luchado contra el akuma de su primo, con otro cuerpo. Técnicamente había ganado a su primo, pero aquel juguete de Edward y El Conde Milenario, había despertado el ansia de venganza del exorcista, el hacerse más fuerte, el afán por conseguir más poder y proteger a cuantas personas pudiera...

-¡¡Conde.. desde hoy, te prometo, como único superviviente de mi clan, el clan Satubi, que la cosa no quedará así..., me haré más fuerte y vengaré a mi familia, así que mejor sea que estés atento!!-gritó Anks profundamente herido en lo más profundo de su alma, los sentimientos de ira, venganza y odio comenzaron a 'brotar' ; a la vez que los sentimientos de protección y el deseo de hacerse más fuerte...

En el horizonte se podía distinguir a Uragi, el golem de Anks, dirigiéndose hacia el exorcista, al parecer,le había ocurrido algo peligroso a Cyris, y el golem se dirigió hacia Anks para avisarselo.

Anks tomó a Uragi y se dirigió hacia el puerto, guardándose las sais y el joven cogió uno de los pequeños botes para unas cuatro personas que había amarrado al puerto. Se colocó en éste y cortó la cuerda que las amarraba con la sai. El viaje hacia la cueva para proteger a las personas del pueblo había comenzado, de lejos, Anks lanzó una Sharp X para destruir los barcos que quedaban... Edward podía escapar en cualquier momento con un barco del puerto, si no había llegado ya.


Última edición por ËnNeR_aNkS el Vie Jul 02, 2010 10:23 am, editado 1 vez
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 24, 2010 5:49 am

Mi situación en todo esto era bastante deprimente, Anks no aparecía por ningún lado y tampoco podía saber si su golem habría llegado hasta él o si sabría volver hacia las cercanías de la cueva. Por otra parte, mi reciente minusvalía no me ayudaba en nada, lo único que hacía era entorpecer a las únicas personas que quedaban. Tenía que conseguir llegar también sano y salvo a la orilla y poder observar como se encontraban por allí.

Maldita sea lo único que puedo hacer es estorbar y para nada puedo hacer movimientos bruscos ya que me duele bastante el tobillo. Antes no podía derrotar a los akumas por no tener Inocencia, pero ahora, ni siquiera puedo ayudar en cosas que un humano corriente podría hacer, soy una carga y nada más.-me lamentaba a mí mismo por la impotencia que me hacía sentir aquella situación.

Olimpio era un buen capitán, eso lo habría demostrado ya de sobras. Se notaba que tenía una gran experiencia en alta mar y que podía dirigir sabiamente a un grupo de personas para que todo funcionase a las mil maravillas. Por otra parte, los akumas no paraban de disparar con sus cañones y al menos ya habían acertado a cinco personas más. Ver tanta desesperación en los cuerpos que iban desapareciendo me producían un gran malestar interiormente. Aquellos seres eran verdaderamente malvados y no les importaban la vida de nadie.

Muchachos que alguien me ayude a saltar y llegar hasta la isla, aquí no hago más que molestar y además estáis pendiente de mí por si me pasa algo. ¿ Quién quiere llevarme y hacerme un gran favor?-pedí a los hombres que se encontraban por allí.

Uno de ellos llamado Teseo, era un hombre joven de unos 20 años, de gran musculatura y un cuerpo bastante curtido. Se notaba solo de vista que había trabajado desde siempre en un barco, ya estaba algo cansado y no rendía igual que antes, así que decidió ayudarme hasta lo poco que quedaba de distancia para llegar a la cueva.

Cyris, yo me encargaré de ayudarte y llevarte hasta la isla. No te preocupes que te llevaré sano y salvo y sin ningún rasguño de más. Así que prepárate que vamos a saltar al agua y vamos a llegar rápidamente sin problemas. ¿ De acuerdo ?-me dijo con gran amabilidad como si nos conociéramos desde siempre.

Teseo, muchas gracias por todo, espero no serte una gran molestia que llevar encima y poder hacerte el viaje lo más sencillo posible. De este modo, de acuerdo, saltemos. Gracias por todo.-agradecí verdaderamente a Teseo.

De este modo, Teseo y yo saltamos al agua, él en todo momento ayudándome para que me hiciera el menor daño posible. Al impactar sobre el agua, el tobillo me dejó un gran dolor en la pierna. Teseo me vió mi expresión, y se preocupó, pero le hice una señal para que no se preocupase, el dolor también empezó a disminuir.

Espero que lleguemos sanos y salvo, y que la gente de ese barco no muera a manos de los akumas, porque sino nos vamos a quedar solos por aqui.-pensé preocupado en mi interior, el cual estaba muy deteriorado por los últimos días que habíamos vivido.

El ritmo de nado fue bastante lento, por culpa del molestoso dolor del tobillo, pero poco a poco íbamos ganando distancia y en unos veinte minutos llegamos a la orilla de la cueva. Todo estaba fatal, la cueva estaba prácticamente semidestruida, mucha gente estaba llorando por la muerte de los numerosos familiares por culpa del desprendimiento de prácticamente de toda la cueva.

Teseo, quiero que me hagas un favor. Ve a hablar con alguien que conozcas y que te explique todo lo sucedido, para poder así saber el causante de todo esto o si ha sido un accidente.-pedí a Teseo amablemente.

Como me digas Cyris, ahora mismo vuelvo y te cuento lo que me digan.-me dijo Teseo que al parecer no tenía ningún inconveniente.

Dirigí una mirada al barco, estaban apunto de llegar hasta la orilla, pero los akumas no paraban de atacar, con todo mi ser quise que esos monstruos perecieran allí, y de pronto la luz que ya había descubierto que provenía de esta orilla de la cueva, se hizo tan intensamente azul que fue acabando poco a poco con todos los akumas que se encontraban por allí.

Parece como si me hubiera concedido el deseo, como si yo fuera el que mandaba sobre ella.-pensé bastante perplejo y confuso.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Vie Jun 25, 2010 12:28 pm


El bote del exorcista navegaba por el impulso de los remos, que hacían moverse en el agua e impulsar el bote, pero la verdad, Anks apenas sabía hacia donde dirigirse, solametne intentaba seguir a Uragi, el cual iba volando a unos centímetros delante de el bote en el que viajaba Anks.

El chico comenzaba a sentirse incómodo de estar tambaleándose de un lado para otro , las olas movían el bote al ser un cuerpo tan pequeño y de tan poco peso, comparado con las fuerzas de las olas del mar griego. Este tambaleo podía hacer que el bote se dirigiese hacia otro lado, aunque Anks lograba volver a ponerlo en la trayectoria correcta en la que Uragi le guiaba.

El bote comenzaba a volverse estable, aunque iba chocando con trozos de madera dispersados por el agua del mar, probablemente de los antiguos ataques de los akumas a otros barcos. Pensando en esto, el exorcista se quedó parado a meditar sobre su vida como exorcista. Todo había sido casi un fracaso: la muerte de la madre de Cyris, la destrucción casi del pueblo del griego, por tal de protegerse a sí mismo..., la huida de Edward sin que el chico se diese cuenta... esta misión había sido una misión de ejemplo para el chico, más bien que de lamento. Anks era de los que siempre miraban al bien, y lo malo lo dejaba atrás. Simplemente el pesamiento comenzó a variar a algo egocéntrico, aunque los ánimos del chico iban subiendo y su optimismo también, intentaba no tener estos pensamientos egoístas...

Más trozos de barcos chocaban con el bote de madera, de apenas unos tres metros de largo y uno de ancho en la zona central. El silencio reinaba, solamente el ruido de las olas chocando con la madera del bote y el movimiento del agua por el viento era lo que se escuchaba... Anks se encogió y se agarró las rodillas, bajó la cabeza y comenzó a pensar sobre la misión.

-Aunque haya logrado derrotar al akuma, Edward ha podido ir a por la gente del pueblo, incluso los habrá matado... Soy un exorcista, aunque tenga poco poder...-se lamentaba el chico- pienso dejarme la piel en esto... me haré más fuerte. ¡Se lo juré a mi primo...! Uragi... ven aquí.

El golem cambió la trayectoria y se dirigió hacia Anks. Éste lo agarró con las manos y lo abrazó. El exorcista comenzaba a delirar de tanto tiempo de soledad. El mar por fin se calmó del todo y dejaron de moverse las aguas. Las olas pararon, y de fondo se escuchaba el sonido de explosiones que parecían cesar. Mientras en el horizonte se marcaba cada vez más la silueta de un barco y bolas a su alrededor, esta imagen se acercaba cada vez más. Anks soltó a Uragi y comenzó a remar rápidamente, para poder llegar hacia el barco lo antes posible. Esas siluetas de bolas flotando alrededor del barco podrían ser con bastante seguridad akumas, podrían estar atacando el barco, o incluso podía ser ya demasiado tarde para evitar ese ataque.

La velocidad a la que avanzaba el bote en el que viajaba el exorcista hacía que la distancia entre el barco y el bote se acortase más, cada vez más rápido , hasta llegar cerca de éste. Los akumas dispararon hacia Anks, pero solo daban al agua.

El exorcista sacó de nuevo las sais para lanzar golpes contra los akumas, que después de golpear al agua, se dirigieron hacia Anks. El chico rozó a uno de ellos con Raiton, y luego lo acompañó con otro giro de muñeca, atravesando levemente a otro de los akumas.

Las explosiones hicieron que el bote casi se volcara de la fuerza de estas. El exorcista se impulsó hacia el akuma de nivel uno restante y le clavó la sai derecha, atravesándolo después hacia debajo. La explosión hizo caer al chico al agua, éste, volvio a subir al bote de donde estaba.

Muchos de los pasajeros de aquel barco se dirigieron hacia el lugar de la cubierta donde estaba Anks, para asomarse y poder ver al que les había salvado de esa tragedia. Uno ya un poco mayor, al parecer el capitán de aquel barco que llevaba a la gente del pueblo también se asomó y dio las gracias al exorcista.

-Muy bien chico, te estoy etérnamente agradecido... ahora vé y salva a los que están en aquella cueva... aún está cerca.-agradecía aquel hombre el trabajo a Anks- Si de verdad eres el tal Anks, no dejes que ninguna vida se extinga, ¡Corre y salva a mi pueblo !

Anks miró hacia arriba, a los ojos de aquel señor y sonrió levemente, arqueando los ojos en tono de felicidad y optimiso.

-Sí, señor...-dijo Anks a la vez que se colocaba en el bote.

El exorcista comenzó a remar con aquel bote hacia la orilla de la cueva, mientras que escuchaba los ánimos recibidos por los supervivientes del barco de aquel ataque de akumas. El golem de Anks se ocultó en el traje del exorcista, y el bote chocó contra la orilla. Ya había llegado a la dichosa cueva del acantilado.


Última edición por ËnNeR_aNkS el Vie Jul 02, 2010 10:34 am, editado 1 vez
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 27, 2010 8:16 am

Eché una mirada a ambos barcos, el primero había conseguido llegar sano y salvo a la cueva, sin ningún rasguño, no habría sufrido el ataque de akumas, sin embargo, el segundo, estaba prácticamente destrozado debido al ataque de los akumas, si no llega a ser por la misteriosa luz azul, el barco se hubiera hundido con todos los que quedaban en el. Todavía el segundo barco no había llegado a la orilla, pero de pronto, Teseo se encontraba ante él, preparado para contarle todo lo sucedido.

Cyris, verás, tras llegar todos aquí, una misteriosa explosión golpeó el techo de la cueva y empezó a derrumbarse poco a poco, hasta quedarse como se encuentra en estos momentos. Han muerto varias personas, pero casi la mayoría pudieron escapar del derrumbe. Esta es la situación, si necesitas algo más llámame, voy a hablar con unos amigos.-dijo Teseo muy tranquilo, habiendo hecho perfectamente su trabajo de informador.

Teseo, muchas gracias por todo, eres de gran ayuda, sino llega ser por ti no sé como hubiera llegado hacia aquí con estas muletas, que lo que hacen es ayudarme en algo, pero no me facilitan mucho la caminada.-agradecí verdaderamente a Teseo con todo mi corazón.

De nada hombre, en situaciones como estas debemos ayudarnos unos con otros, sino lo pasaríamos muy mal todos. En fin, con cualquier cosa me avisas, hasta luego.-se despidió Teseo con una gran sonrisa en su rostro.

Ví como Teseo se dirigía a un grupo de hombres y todos empezaban a hablar y hacerse bromas mutuamente. Otra cosa que me preocupaba era como la luz había acatado mis órdenes y deseos, como si yo fuera su dueño u otra cosa. No quería pensar en una cosa, pero se la tendría que preguntar a Anks, no lo sé, pero creo que podría ser el portador de una Inocencia. Ahora tenía que rendir tributo a todos mis familiares ya muertos, por los akumas y por Edward, mi eterno enemigo hasta que muera. Alzé como hice la otra vez el reloj de arena que me regaló mi madre e hice una pequeña bendición en voz baja.

Padre, hermano y madre, sé que ya habéis pasado a una mejor vida, y espero que vuestras almas hayan descansado ya en paz, con todo esto os pido perdón por todo lo que os he podido hacer que ustedes no han visto bien, de este modo me gustaría estar en paz conmigo mismo. Mi bendición no es nada, pero al menos me quedo más tranquilo dentro de mí.-bendije con las palabras que me salieron del corazón pero ya no había lágrimas en mi rostro, sino esperanza por lo que me quedaba por vivir.

Con todos estos pensamientos dentro de mí, ya estaba algo más tranquilo y miré de nuevo hacia los barcos, ya habían encayado en la orilla y tal fue mi sorpresa, que ví la figura de Anks, llegando algo más lejos en el bote que le habíamos dejado en el pueblo, la función de su golem sirvió al menos para que viniese con todos nosotros. Olimpio se dirigió hacia a mí, su rostro era diferente, parecía asustado y no decidido como otras veces.

Cyris como ves ya lo hemos conseguido, pero a cambio de muchas vidas ¿no? Todo mi plan ha sido un fracaso total, he puesto en peligro a muchas personas y he visto como desaparecían sus cuerpos en la cubierta del barco. Te pido perdón, ya sé que desde un primer momento te he intentado convencer para que todo esto se hiciera como yo dije, pero bueno a lo hecho pecho, así que ¿ me perdonas ?-dijo casi llorando, estaba abatido, como un soldado que había perdido a todo un escuadrón por su culpa.

Yo emocionado por sus palabras me dirigí hacia él y le abracé, para intentar consolarle como pueda.

Olimpio, no te preocupes, han muerto un cuarto de la población residente, los recordaremos como héroes que murieron por su pueblo, por intentar salvarlo, así que no te tortures más a tí mismo. Y no tengo que perdonarte nada, así que no me pidas perdón, ¿ de acuerdo? Ahora intentemos montar un campamento, en la orilla, la cueva ha sido destruida totalmente y necesitamos que la población esté descansada para lo que pueda venir.-dije a Olimpio intentando consolarlo.

Como me digas, así otra cosa, tu amigo que viene en el bote también nos ayudó, aparte de esa misteriosa luz que se tragó a esas criaturas en unos instantes. Voy a ayudar nos vemos, con cualquier cosa avísame.-me dijo Olimpio mucho más tranquilo.

Olimpio se dirigió a ayudar, mientras que yo me dirigí como pude a la avenida de Anks. Este ya estaba de pie en la orilla.

Recibiste mi aviso, gracias a Dios, Anks ¿ Cómo te encuentras? Espero que ese akuma evolucionado no haya sido muy costoso destruirlo, aquí puedes descansar cuando quieras. Otra pregunta Anks, cuando los akuma atacaban al barco deseé fuertemente que fueran destruidos y en un instante esta misteriosa luz que proviene de esta cueva se los tragó y los destruyó, ¿ podría ser que esta Inocencia se ve influida por mis deseos y sentimientos ? -pregunté a Anks esperando una respuesta positiva.


Última edición por Cyris Soul el Dom Jun 27, 2010 10:14 am, editado 1 vez
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 27, 2010 9:48 am


El bote en el que viajaba el exorcista encayó al puerto, justo un tiempo después de aquel barco, Anks se bajó del bote y vio a Cyris acercándose a él, hasta llegar donde le exorcista se encontraba y abatirle con numerosas preguntas.

Anks comenzaba a cansarse de tal situación, siendo presionado por tantas preguntas a la vez, mientras estaba preocupado por los otros habitantes que estarían dentro de aquella cueva, que se observaba algo destrozada.

Anks apartó a Cyris a un lado y se dirigió corriendo a la cueva, ignorando las preguntas que el griego le hizo rápidamente. Decenas de cuerpos de personas habían sido destruidos, entre esos, ya solo quedaba el cuerpo inerte y las ropas. La única conclusión que sacó el exorcista fue que Edward estuviese allí, quizás siguiese en aquel lugar, o quizás se hubiese ido... Todo apuntaba a que Edward siguiese allí, pero.. ¿dónde?. Había un barco de más en la orilla, lo que daba la sensación de que era de el enemigo y si seguía estando allí el barco, seguiría estando allí Ed.

El exorcista volvió corriendo a por Cyris, casi alarmado y se dispuso a responderle primero las preguntas del griego, luego, a decirle lo de Edward.

-Jum... chico, estoy bien-respondía el joven al griego - Pero... eso que me has contado, la Inocencia obedece las órdenes de los sentimientos de su portador, el corazón del portador es el que dicta a la inocencia lo que debe de hacer...

Anks se rascó la cabeza y miró a Cyris, luego le cogió de los hombros y le miró a los ojos, explicándole que podía ser compatible con ésta inocencia.

-Quizás, si es así, debemos probarlo, tienes que llamar a la inocencia, como si te perteneciese... Como si fueses su dueño... -sonreía el exorcista - je,je,je... puede incluso que si eres compatible y obedece lo que tu corazón le dicta, tu vida cambie totalmente, te tendría que llevar a la Orden; si fueses compatible serías uno de los míos...

El joven se sentó en la orilla y miró al mar, ilumiando la oscura noche por el reflejo de la luna y el brillo de aquella inocencia, ya estaba todo claro, si podia derrotar a los akumas obedeciendo lo que los sentimientos de Cyris le dictó, era una inocencia sin lugar a duda, pero exactamente... ¿Qué ?

Anks vio cómo el resto de la gente del pueblo salía corriendo de la cueva hacia afuera, por temor de que esta no se derrumbase, y terminaron colocando el campamento fuera de la cueva. Segundos después de que toda la gente que quedaba viva saliese de allí, la cueva se derrumbó, atrapando a los inertes cuerpos que quedaron dentro de ésta.

El exorcista se sorprendió y se dirigió hacia el pueblo corriendo, para ver si alguo de ellos había sido herido. Sólo algunos habían sufrido rasguños y golpes, al intentar huir de la masacre de Edward, que acabó siendo impedida gracias a el derrumbamiento de aquella cueva.

-Buf... el refugio se terminó derrumbándose... Al menos, os salvó de Edward-sonreía el exorcista -Hay veces, en la que la suerte sonríe de nuestra parte...

Anks se volvió a sentar en la arena de aquel lugar, apoyándose en sus rodillas y esperando a que el día siguiente llegase...


Última edición por ËnNeR_aNkS el Vie Jul 02, 2010 10:44 am, editado 2 veces
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Dom Jun 27, 2010 11:00 am

Antes de responder mis preguntas, Anks se dirigió a observar la situación en la que se encontraba todo el pueblo, pero rápidamente se dirigió de nuevo a mí. Me dijo que se encontraba bien, pero que todo aquello era muy extraño. La única razón que me dió es que podía ser que la Inocencia fuera compatible conmigo y que si era así tendría que llevarme con él hasta la Orden. Dijo que intentara llamar a la Inocencia, como si me perteneciera para averiguar si lo que decía era cierto.

Todo esto sería genial, podría vengarme de mis familiares, y luchar contra sus asesinos, contra los akumas del Conde y sus aliados. Pero, no tengo que darme falsas esperanzas, ¿ cómo un poder tan grande ha ido a para a un chico tan poco importante e innecesario?-me dije a mí mismo algo esperanzado por todo lo que me había dicho Anks.

Anks miró a la cueva ya destruida, la cual, en unos segundos más tarde se acabó por destruir , dejando los cuerpos de los muertos sepultados encimas de las grandes y viejas rocas de la cueva. Anks se dirigió a la orilla y se sentó, parecía que esperaba algo. Yo estaba algo dudoso, cómo podría llamar a la Inocencia, no estábamos siendo atacados, y aquel sentimiento tan fuerte que hizo que la luz se tragara a aquellos akumas, solo aparecía cuando los akumas atacaban a su pueblo, lo único que le quedaba. Quise ayudar a montar al campamento, pero mi tobillo no me dejaba, nada más podía intentar que la Inocencia reaccionara. Me dirigí como pude a un llano que había por allí. Saqué mi reloj, el cual podría ayudarme a concentrarme y a sacar mis sentimientos, los cuales estaban relacionados con mi familia.

Quedan dos o tres horas para el amanecer, sino lo consigo ahora, tendré que esperar de nuevo a la noche de mañana, así que debo concentrarme como pueda.-pensé con la mente en blanco, preparándome para lo que me esperaba.

Hice un pequeño círculo alrededor mía, y me senté en él, delante mía puse el reloj de arena, el cual como ya observé en el pasado, no tenía ni un grano dentro, algo raro en objetos como estos. Me puse a meditar, empecé recordando el sufrimiento que tenía tras las muertes de todos mis familiares, y con toda mi fuerza grité al cielo, el cual estaba bañado por la resplandeciente luz.

¡ Inocencia, si me ayudaste antes será por algo, tras la muerte de toda mi familia la única que sigue aquí eres tú, no sé si seré la persona compatible para ti, pero lo que desde luego sé que me ayudas cuando te necesito respóndemo por favor!-grité al cielo concentrándome en el brillo de esa maravillos y cálida luz del color de las aguas del mar

De pronto, la luz brilló con mayor fuerza, el reloj por arte de magia, se elevó unos centímetros del suelo y yo estaba bastante confuso. La luz me había respondido, ya no tenía dudas, la controlaba con mis sentimientos y mis deseos, probablemente sería compatible como Anks me dijo, pero todavía no estaba seguro.

¡ Inocencia, me has respondido, cada vez lo tengo más claro, dime lo que debo hacer, si mi destino está ligado a ti o a otra persona.-grité de nuevo cada vez con mayor fuerza de voz

La luz nuevamente brilló, el reloj se elevó a la altura de un metro y empezó a girar sobre mí sin que yo le dijera nada. Esta luz se reflejó en el reloj, cada rayo de luz que tocaba el cristal del reloj se transformaba rápidamente en granos de arena, los cuales se alojaban dentro del reloj que giraba alrededor mía. Con cada nuevo grano de arena, la luz azul se iba volviendo cada vez más débil, pero el reloj empezaba a llenarse por sí solo.

¡ Inocencia, parece que me has elegido, que soy compatible contigo, el destino nos ha unido y te seré fiel hasta el final de los días, mi reloj, un regalo de mi padre, siempre lo ha sabido, su deber es el de contenerte en su interior, que así sea !-grité dejandome la voz allí, al forzar tanto las cuerdas vocales.

Ya apenas se notaba la luz azul, y el reloj estaba prácticamente lleno, brillaba de una forma majestuosa, como si se tratase de la joya más valiosa de toda la Tierra. El último de rayo de luz tocó el cristal y el reloj se llenó lo suficiente. De nuevo, veía el cielo como hacía muchas noches que no lo veía. Todo esto que había sucedido me dejó sin fuerzas y el reloj fue bajando poco a poco hasta que tocó el suelo. Yo también caí por el cansancio aunque no me desmayé, pero no podía levantarme. El reloj y yo nos encontrábamos tirados en el suelo, como si nos conociésemos de toda la vida.

Inocencia gracias por todo, no te defraudaré tenlo seguro, el destino nos ha unido y el mismo destino tendrá que separarnos, te lo prometo.-dije con voz débil por el cansacio que tenía.

Necesitaba de la ayuda de alguien, pero no tenía fuerza para pedir auxilio, Anks ya se dará cuenta, por la desaparición de la luz, siendo aún de noche aunque se empezaba a observar el sol por el horizonte.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 02, 2010 9:35 am

Anks , sentado junto al campamento que se estaba montando por los aldeanos, casi finalizado ya, observó que Cyris se dirigía a un llano de cerca de aquella zona, se sentó y parecía concentrado. Vio que empezaba a hablar, bueno, solo observaba como movía los labios y se concentraba en 'algo' , pero exactamente, el exorcista no lograba saber lo que era. Anks recordó lo que le dijo, de intentar contactar con la inocencia, por si fuese compatible, y después de esto, vio cómo un recipiente , un reloj de arena , se elevaba delante de Cyris . Un halo de luz se empezaba a acercar hacia aquel reloj, como si estuviese entrando dentro de éste, pero realmente no se veía lo que este hacía claramente.

El exorcista se levantó de allí y se dirigió hacia su compañero griego. Mientras se dirigía hacia aquel joven griego se comenzaba a hacer preguntas a sí mismo. Puede que el objetivo de la misión ya lo tuviese cerca desde hace mucho tiempo y no se hubiese fijado en éste.

-¿Eso... podría tratarse de la inocencia? Seguramente Cyris sea compatible... parece como si estuviese hablando con ella... -pensaba el exorcista, observando atentamente cada detalle de aquella escena o situación a la que se acercaba cada vez más - Jum... recuerdo cuando me pasó lo mismo que a Cyris, la misión ya ha llegado a su fin quizás, al menos hasta que Cyris sea compatible lo suficiente como para dominar a la inocencia...

El joven exorcista estaba ya donde Cyris, que se econtraba sentado en aquel lugar, y al parecer, un poco agotado, que se le notaba en su rostro. Anks acachó la parte superior del cuerpo hacia Cyris y sonrió a la vez que arqueaba los ojos.

-Enhorabuena, Cyris, has conseguido contactar con la inocencia... -comentaba Anks, observando aquel reloj de arena - Al parecer, aquella luz se trataba de arena, era provocada por la arena ... Jum, interesante ...

El exorcista miró al horizonte, no tardaría mucho para que el sol de la mañana asomase por allí, quizás unas horas solamente, aquella noche había sido un poco trágica, pero a la vez asombrosa: la inocencia había encontrado a su huésped, Cyris, alguien que pudiese controlarla a través de su corazón y sentimientos.

Anks le estrechó la mano al joven griego, que parecía no tener fuerzas ni siquiera para levantarse. El exorcista comprendía que aquella situación sería agotadora, aparte de estar tanto tiempo en movimiento y recibir algunos golpes.

-Cyris, levántate, mañana partiremos todos hasta el pueblo más cercano, hasta que los aldeanos puedar recuperar fuerzas y materiales para reconstruir el pueblo... -sonreía el chico, sin dejar de ofrecerle la mano a Cyris para que éste se levantase - En cuanto a ti, te tendré que llevar conmigo hasta la Orden Europea, allí te sentirás como en casa, serás uno de los nuestros y podrás cumplir esa venganza que tanto ansías por tus familiares fallecidos a manos de estas armas de El Conde...

El exorcista volvió a dirigir su mirada en aquel reloj de arena, lleno de arena, al parecer donde residía el poder de la inocencia de Cyris.

-Lo siento por tus pérdidas, sé lo que se pasa cuando sufres esto... la única manera es vivir para ser vengado, al menos según mi propia vida... -seguía comentando Anks - Aunque acabo de descubrir que uno de mis primeros objetivos en esta vida se ha desvanecido, el de encontrar a mi primo, seguiré viviendo para cumplir otro de estos objetivos : Proteger las inocentes vidas del resto de las personas y cumplir la venganza por parte de mi familia y clan... Así que espero que no te rindas en cuanto a esto, y aceptes mi petición de que seas exorcista... Cyris.

Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Invitado el Lun Jul 05, 2010 10:42 am

Todo ya estaba decidido, la Inocencia me había elegido y yo me iría con Anks a la Orden, pero antes tendríamos que ayudar a todo el pueblo a reconstruirse y deberíamos comprar provisiones y materiales, para reparar los desperfectos del barco.

Anks, gracias por todo, ya lo has visto, la Inocencia me ha respondido y me ha elegido, podré ser exorcista como tú, pero aún no sé cual será el poder de este reloj que sirve como recipiente de la Inocencia.-dije a Anks algo preocupado por no saber si el reloj serviría para algo.

Estaba muy cansado, el haber llamado a la Inocencia me había dejado agotado y necesitaba descansar, porque si estaba de esta manera no podría averiguar cual era el poder que albergaba la Inocencia. Los rayos del sol ya bañaban las aguas del mar, se acercaba el amanecer de un nuevo día, aunque con el día que había pasado anteriormente no le gustaría vivir otro similar.

Anks por supuesto que te acompañaré, pero antes tenemos que ayudar al pueblo y averiguar el poder mi reloj, y para eso deberíamos descansar, debes estar bastante cansado después de haber destrozado a tantos akumas.-me preocupé por el cansancio de mi compañero, el cual había matado a un gran número de akumas de nivel 1 y a un fuerte akuma evolucionado.

No sentía mis pies, antes mi tobillo y ahora toda la pierna, esperaba que después de descansar unas cuantas horas volviera la movilidad completa. Ahora debería llamar a Teseo ya que Anks no podrá llevarme hasta el campamento, ya allí descansaría pero antes debería tener una charla con Olimpio para ver lo que pretendía hacer con todo el pueblo y si pensaba comprar provisiones.

¡ Teseo !-grité con las pocas fuerzas que me quedaban.

Al pasar unos dos o tres minutos, Teseo se encontraba a mi lado, parecía estar algo más tranquilo y descansado y podría ayudarme a levantarme para llevarme hasta el campamento y hacer todo lo que ya tenía planeado.

Cyris, aquí estoy dime lo que quieres e intentaré ayudarte en lo que puedadijo Teseo amablemente, este joven me había ayudado con mi tobillo herido y le tenía un gran afecto.

Gracias por venir Teseo, me preguntaba si podrías llevarme hasta el campamento para buscar un lugar donde poder descansar y también me gustaría que después llamaras a Olimpio ya que tengo que hablar con él.-dije a Tesep para que me ayudara a levantarme.

Sin ningún problema Cyris, te llevaré a mi tienda y desde allí llamaré a Olimpio para que puedas hablar con él.-me respondió con muchas ganas, podríamos llegar a ser buenos amigos, aunque por poco tiempo.

Anks, acompáñame si quieres te puede interesar lo que voy a hablar con Olimpio.-dije a Anks por si pudiera estar interesado en acompañarme.

De este modo Teseo me ayudó y empezó a dirigirme hasta su tienda la cual me serviría de lugar para descansar.
Invitado
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: "Detrás de la única pista que resulta una luz azul..." Misión de Reclutamiento a Grecia [Anks Satubi - Cyris Soul]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.