Conectarse

Recuperar mi contraseña

últimos temas
Últimos temas
» [MS] Rescate en Rapa Nui
Sáb Dic 03, 2016 9:02 pm por Kala

» Project Fear.less [Afiliación Élite]
Vie Dic 02, 2016 5:11 pm por Komurin

» Uso de Dados
Mar Nov 29, 2016 12:15 am por Komurin

» Atrapados en la tormenta
Jue Nov 24, 2016 3:04 pm por Kala

» Juego (Rol) || ¿Qué le harías al personaje de arriba?
Mar Nov 22, 2016 2:28 pm por Archie Chrono

» New World Shinobi [Afiliación Élite]
Vie Nov 18, 2016 8:24 pm por Proxy

» AOZORA KŌKŌ [ AFILIACIÓN ÉLITE ]
Vie Nov 18, 2016 8:16 pm por Proxy

» Project Fear.less [Afiliación Normal]
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Seven Capital Sins - Élite // Cambio de botón
Vie Nov 18, 2016 8:11 pm por Proxy

» Terminando la carrera sin suicidarme
Miér Nov 16, 2016 5:25 am por MadalyneFriar

» Juego || ¿Qué estás escuchando?
Jue Nov 10, 2016 2:02 am por Erina Schliemann

» La Ciudad Sin Nadie [MN]
Miér Nov 09, 2016 3:47 am por Constantine Gelassen

» Juego || Comenta tu estado de ánimo con una imagen o gif
Dom Nov 06, 2016 1:47 pm por Erina Schliemann

» Salvando la beca, parte 2
Dom Nov 06, 2016 1:28 pm por Erina Schliemann

» Seven Capital Sins - Élite
Sáb Nov 05, 2016 1:35 pm por Invitado

» Fate/Ultima Frontline ─ Afiliación Elite
Sáb Nov 05, 2016 1:14 am por Invitado

» Resumen de Halloween
Vie Nov 04, 2016 1:43 am por Proxy

» Actividad Halloween 2016
Miér Nov 02, 2016 12:40 am por Proxy

» Censo de Octubre
Miér Nov 02, 2016 12:33 am por Proxy

» Holi!
Lun Oct 31, 2016 3:33 pm por Proxy

Vota
Shiki Topsite!
+ Activos
Los posteadores más activos de la semana

Staff
Proxy
MP | Perfil
Alice
MP | Perfil
Coralie Monich
MP | Perfil
Faith E. Wippler
MP | Perfil
Wallace Campbell
MP | Perfil
Sigma-chan
MP | Perfil
Créditos
Skin realizado gracias a los tutoriales y recursos de: sourcecode, savage-themes, Nymphea y thecaptainknowsbest. Crédito y reconocimiento por su ayuda a la hora de elaborar el skin. Especial agradecimiento a Neeve (por la caja de perfil y las estadisticas) y Tony (por los widgets utilizados aquí).

Las imágenes utilizadas en el skin no son de nuestra propiedad, todas pertenecen a sus respectivos autores y son usadas sin animo de lucro. Sólo la edición y arreglo de estas pertenecen al foro.

Todo el material que se publique dentro del foro es y será propiedad de su creador a menos que se indique lo contrario.


Hermanos
Afiliados Élite
Determination (Undertale)Crear foroCrear foroUnderworld warHeroes Of OverwatchFate/Insane EclipseBálderook University photo untitled45.pngLost SoulSeven Capital Sins | +18, Yuri, Hetero, Yaoi, Razas Mágicas 39/40
Directorio

Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 13, 2010 10:50 pm


Magician escuchó las palabras del general Kurosaki.Hablaba sobre lo que ellos,siervos del Vaticano conocían como pecados,mencionaba varios de los pecados que los hombres solían cometer,y terminaba preguntando casi sarcásticamente cuál era el suyo.Aquello no pudo ser interpretado por el akuma sino como una muestra más de debilidad e imperfección por parte de los seres humanos,inferiores a lo que él era ahora.

-...Juh.-

Guardó silencio durante un instante,y,a continuación,rió ronca y brevemente.Patética marioneta de insectos más astutos,atrapada en sus propias creencias que no servían para otra cosa que para manipularle;y sin embargo poseía semejante determinación.En verdad era como un pájaro sin alas.

-Me hablas de pecados humanos,exorcista.-

Dijo el curioso nivel 3 con toda la parsimonia de la que disponía,esgrimiendo una ligera sonrisa socarrona,al tiempo que era de nuevo envuelto todo su cuerpo por un intenso resplandor verdoso y haciendo gala de una velocidad inclusive algo superior a la que poseía cuando se valía de las microexplosiones para propulsarse comenzaba a correr en dirección al de anaranjados cabellos,haciendo además ocasionales movimientos hacia un lado y hacia el otro para tratar de marear a su adversario y dificultarle el golpearle con alguno de sus ataques a distancia.

-Mi pecado no se asemeja siquiera a los del mayor de vuestros criminales.-

Continuó hablando de la misma forma mientras avanzaba.Los rayos que el general había disparado contra el techo estaban comenzando a provocar serios derrumbamientos en el mismo,del que ya caían múltiples pedazos de roca y hielo que podrían entorpecer al de piel grisácea.Magician conocía muy bien sus limitaciones,y no podría evitar la totalidad de los escombros únicamente con su velocidad actual,así que bajando su ritmo por un instante,casi deteniéndose,cruzó los brazos a la altura del pecho formando una equis bastante imperfecta,acumuló de forma visible una importante cantidad de la energía rojiza anaranjada con propiedades explosivas que podía generar gracias a su habilidad de akuma,y de inmediato la disparó contra la parte del techo de la que caían la mayoría de escombros.Por lo general aquella energía habría tomado forma esférica,mas en esta ocasión había adoptado un aspecto diferente,el de al menos una docena de estacas de unos dos palmos compuestas de luz rojiza y anaranjada,a las cuales se había sumado el color verdoso típico de la Inocencia del aura que envolvía al llamado como uno de los arcanos mayores del Tarot.

Las estacas se desplazaban por el aire a gran velocidad,pareciendo cortarlo,e impactando raudas contra la superficie rocosa del techo,lo que produjo una explosión lo suficientemente potente para abrir un hueco en este que diera a la superficie,siendo los fragmentos de roca y hielo resultantes bastante pequeños en su mayoría,amén de dispersos,lo que permitiría al akuma realizar su siguiente movimiento sin problemas.

De pronto el resplandeciente brillo esmeralda que le envolvía aumentó en tamaño e intensidad,desapareciendo a continuación de la vista Magician para reaparecer varios metros detrás del general Ichigo.Una vez más su velocidad había aumentado claramente,pero quizás por eso mismo o quizás por cualquier otra razón su rostro apenas diferente del de un humano reflejaba también claras muestras de esfuerzo y sufrimiento... ¿Tendría aquel poder impropio de cualquier akuma al que un exorcista hubiera enfrentado alguna clase de coste?

-Mi sóla existencia,la existencia de un ser con ambas esencias,es el peor de los pecados.-

Terminó de explicar al de uniforme dorado cambiando drásticamente su actitud respecto a las frases anteriores,pues sustituía a la calma y a la asertividad con rabia y desprecio.En efecto parecía estar empleando las dos esencias al combatir,combinando la energía de la Inocencia con la de la materia oscura,algo sin duda impensable,al menos en cualquier otro caso...A fin de cuentas,se llamara Matt Curien o The Magician,él siempre era la excepción a la regla.

Tras pronunciar las últimas palabras,apoyo firmemente ambos pies en el suelo,flexionó un poco la pierna izquierda posicionada por detrás de la derecha,y con un violento pero firme movimiento de su brazo del mismo lado formó y lanzó hacia el general de la Orden unas seis o siete estacas idénticas a las anteriores,formadas gracias al poder divino y al demoníaco.

Alguien alguna vez dijo que el equilibrio era lo más cercano a la perfección,y otro gran sabio de nombre olvidado acostumbraba a decir que la única verdad de este mundo es que en el centro está la mitad.Puede que ambos tuvieran cierta razón...


Última edición por Tío Conde el Dom Feb 21, 2010 11:44 am, editado 1 vez
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 14, 2010 12:37 pm

Mientras estaba en el mismo sitio de antes, escuchaba lo que decía el Akuma. Era obvio que no se lo pondría fácil, aquella sonrisa cambio a una cara seria, al ver lo que haría. Mientras disparaba hacia el techo con una mano, y hacia el Akuma con la otra, éste se movió de un lado hacia el otro, en forma Zig Zag, lateral y adelante y atrás, tenía una gran velocidad, lo admitía, pero eso no haría que pudiese evitar todos los pedazos de hielo que cayeran del techo.

Nuevamente formó una sonrisa, viendo que tenía la ventaja ésta vez. Aunque eso no duró mucho. Pronto el Akuma formó aquellas de sus famosas "esferas", ya que ahora no tenía esa forma en específico. Con estas destruyó el mismo techo, ahora sin oportunidad de dejar de hacer caer algo enciam de él.

Nuevamente desapareció, y a escasos metros, reapareció. Haciendo una cámara lenta, volteo de una manera desesperada, eso era algo que no se esperaba.

(Maldición)

Se dijo así mentalmente, antes de ser atacado por esas estacas explosivas de color naranjo. A modo de reflejo, intentó echarse a un lado, mientras se cubría con la capa, esto evitaría que las explosiones le hicieran tanto daño, pero ese podo de pensar fue erróneo esta vez.

Unas estacas lograron pasar la capa hecha de material especial, aunque ninguna logró darle de lleno, 3 de ellas lograron rozarlo, una en el hombro derecho, otra en la pierna izquierda, y la última que pasó la capa, rompiendola con su filo, logrando dar en el costado derecho de Ichigo, y explotando 1 metro después del impacto, empujándolo hacia adelante, y golpeando contra la pared y cayendo de espalda.

Se levantó dificultosamente, viéndose las heridas causadas por los cortes de estas estacas, y hasta la explosión detrás de él le afectó. Gracias a la capa, no logró obtener más daño, pero ahora se veía una leve quemadura en su espalda, ya que su traje de exorcista estaba roto por esa parte.

-Eres solo un error... un error... ni más ni menos...

Finalmente se levantaba. Podía seguir con la batalla, a pesar de estar algo herido.

-... y la humanidad tiene que corregir los errores para avanzar...

Con su mano izquierda, tocó su brazo derecho, aun activado los guantes, y haciendo que su brazo tomara un color carmesí. ¿¡Se iba a explotar el brazo!?, ¡¿Estaba loco?!, no, todo lo contrario, sabía lo que hacía. Su brazo se tornó de un color oscuro, el mismo color de la tela de su guante. Lo que sucedió en realidad fue que la tela se alargó en su brazo. Ahora todo su brazo tenía un color oscuro, de dedos a hombro.

Sin decir nada, apretó el puño derecho con mucha fuerza, y de su hombro empezaba a emitirse un brillo carmesí, no muy luminoso, pero se podía notar.

-... tu error fue seguir el instinto Akuma, mi solución...

Doblando su brazo, agarró fuerza para después lanzar un golpe hacia el Akuma, a pesar de la distancia que había, empezó a ver microexplosiones de mucha cantidad salir de su hombro, impulsándolo a gran velocidad hacia el Akuma, incluso podría decirse, mayor de la que el demonio había alcanzado.

-... ¡Eliminar ese error!

Si llegaba a tocar al Akuma, era claro que obtendría un daño gravísimo, tanto por el hecho del golpe a esa velocidad, como la de la explosión que causaría al haber contacto. Su único punto débil sería la de no poder cambiar de dirección una vez diriguido el destino.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 14, 2010 1:41 pm



El frio se volvía cada vez más fuerte a medida que Kai iba subiendo por la montaña. Sus dedos se tornaban ya de color morado por el frio, y Kai notaba como las lagrimas que bajaban por sus ojos debido al viento, se congelaban y quedaban allí. Apenas había suficiente cuerda para el, y sin sensibilidad en los dedos le estaba resultando mas difícil escalar la montaña

Un temblor en la montaña vecina le indico que había una avalancha en camino. Con la mano temblorosa, se puso unas gafas especiales que llevaba en la cabeza, de forma que la nieve no le entrara en los ojos. De todas formas, las lagrimas congeladas se rompieron y micro estacas de hielo le pincharon la cara, pero apenas lo noto por que el frio hacia que su cara hubiera perdido toda sensibilidad hacia el dolor

Los temblores de la montaña anterior confirmaron sus sospechas. Una avalancha venia en camino. Con la distancia que había entre una y otra había posibilidades de que le alcanzara sino escalaba más deprisa, pero eso era muy difícil sin un abrigo y los brazos al descubierto. Kai apretó los dientes hasta que no pudo más y subió un brazo por encima de su cabeza. Agarro con fuerza una de las rocas heladas. De pronto la roca se separo de la montaña por la fuerza conque Kai había cogido el pedrusco

El tiempo se detuvo en ese momento. Kai estaba cayéndose hacia atrás, sin más seguridad que la cuerda de su cinturón, la cual no aguantaría tanto peso y haría que el rubio se precipitara al vacio. Kai pataleo un momento y encajo sus pies en unos agujeros de hielo en el mismo momento en que la roca se soltó. No funciono

Empezó a precipitarse al vacio lanzando un grito, que no llego a salir del todo de su boca, observando como la poca distancia que quedaba se volvía más lejana todavia. Claro que ¿que más daba? En el instante en que su cuerpo chocara contra la montaña se acabarían sus preocupaciones, así que daba igual lo lejos que estuviera la rocosa cima

-¿Esto es todo? ¿Así voy a morir? -se dijo mientras veía como el gancho se soltaba- No era lo que esperaba

De pronto vio como de la montaña de al lado una avalancha de nieve alcanzaba la altitud de su vecina, con casi miles de metros de nieve. No era de extrañar, pues a esas alturas la cantidad de nieve desprendida era mucho mayor. La suerte quiso que se formara un cumulo de nieve en una plataforma, mas o menos adecuada para que alguien se sentara. Kai cayó justo encima de la nieve sin sufrir mas daño que unos rasguños en sus brazos. Aun así al chocar noto como sus músculos se quejaban a gritos por el impacto

Kai se levanto como pudo y se apoyo con cuidado en la pared de la roca, con la pila de nieve detrás de él protegiéndole en gran parte del viento huracanado de la montaña. Estaba vivo. La suerte lo había salvado aquella vez, pero no era probable que fuera ha hacerlo de nuevo, pues la naturaleza no era tan generosa con los montañeros alocados. Kai soplo en sus manos intentado calentarlas. Funciono un poco, noto como se desentumecían un poco los músculos de los dedos. Ahora podría escalar de nuevo si repetía el proceso varias veces más, hasta que pudiera lanzar el gancho mas arriba

-No moriré sin cumplir mi objetivo -dijo en voz alta Kai

Una nueva determinación brillaba en sus ojos, dejando traslucir una firme decisión de alcanzar el templo de la cima, costara lo que costase. Sus manos recuperaron algo el color habitual que solían tener y Kai se preparo para escalar de nuevo. Esta vez llegaría arriba fuera como fuera
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 21, 2010 2:15 pm

Magician dobló ambas rodillas y reclinó ligeramente su cuerpo hacia el frente,comenzando a jadear de forma interrumpida;o al menos a hacer algo similar,pues los akumas no tenían los mismos comportamientos físicos que los humanos,tan sólo mantenían unas cuantas similitudes con los de estos.En verdad se encontraba cansado,demasiado incluso para ocultárselo a su enemigo.Resultaba innegable la existencia de un alto precio que debía pagar por sus antinaturales habilidades,mas aquella no era una batalla que pudiera ganar sin emplearlas,y para el nivel 3,no cumplir con su misión jamás fue una opción.

Tras bajar la mirada durante apenas un instante,el de piel grisácea volvió a alzar como pudo su rostro,clavando ambos ojos en el general,quien se esforzaba por evitar los proyectiles lanzados contra él.Era bueno,más que cualquier otro exorcista al que hubiera enfrentado en el pasado,más incluso que aquel demonio del cuarto nivel al que tuvo que derrotar por orden de Milenario,pero sin embargo,incluso un ser con tanto poder,continuaba siendo humano,y los humanos siempre poseerán limitaciones,limitaciones que,en este caso,le habían impedido evadir todas las estacas de luz,recibiendo así el suficiente daño para terminar en el frío suelo.

Quizás en otra ocasión Magician habría sonreido;en esta,por el contrario,frunció el ceño y tensó de nuevo todos sus músculos,preparándose para terminar el trabajo antes de que fuera demasiado tarde.Trató entonces de moverse inútilmente,pues su cuerpo aún rodeado por el intenso brillo esmeralda parecía haber quedado sin energías,parecía ser incapaz de dar un sólo paso más.Él sabía lo que ocurría,y era precisamente lo que desde el primer momento temió,el hecho de que una vez superaba el "50%",siempre necesitaba más...

-Tsch...cuando subí al sesenta pensé que aguantaría así durante algo más de tiempo...¿realmente estoy...perdiéndolo...?-

Preocupados pensamientos pasaban por su mente.Aquello le sorprendió incluso a él,ya que en efecto,era la primera vez que sentía preocupación desde hacía hacía mucho tiempo,o al menos la primera vez que no podía negarse a sí mismo el hecho de que realmente la estaba sintiendo.

Fue en aquel instante en el que el general Kurosaki volvió al fin a alzarse,dedicándole unas agradables palabras y disponiéndose a realizar un contraataque en el que al parecer se proponía a hacer uso de cuanto poder necesitara para terminar con su existencia.Debía actuar rápido él también,así que ignorando por el momento las consecuencias que aquella acción podría acarrearle en un futuro inmediato,aumentó una vez más la intensidad del resplandor que le envolvía,sintiéndose en el acto una extraña presión en el ambiente,asfixiante al mismo tiempo que...cálida.

-70%...-Pensó durante tan sólo un instante el tan curioso nivel 3.-Dices soy un error...y quizás no estés equivocado.-

De pronto comenzó a dirigirle algunas palabras al de cabellos anaranjados en contestación a las suyas,al mismo tiempo que,haciendo gala de unas energías recuperadas,adoptaba una postura firme,al fin la adecuada para continuar el enfrentamiento.

-Pero también tu existencia lo es,la existencia del ser humano...así que...¡veamos qué error prevalece,exorcista!-


Grandes cantidades de energía de tonos carmesí y esmeralda se concentraron en el puño derecho del akuma,alzándolo este para colocarlo a un costado de su cuerpo,adelantado hacia el frente,listo para descargar un poderoso golpe contra aquello que tuviera delante.Energía similar nació del suelo a su alrededor,produciendo una presión que no tuvo dificultades para quebrar el mismo,levantando una ligera capa de polvo a la altura de los pies del nivel 3,quien inició entonces la carrera,demostrando una velocidad incluso mayor a la que poseía cuando realizó el anterior ataque,la cual le permitía avanzar hacia el general igualando al menos la que el nuevo guante de este le otorgaba.

Flash back

-80%-El ya algo viejo lider de la Rama de la Orden Oscura dijo tajante,en un tono extremadamente serio al joven que tenía frente a él.

Aquel hombre por supuesto se encontraba sentado en la gran mesa de su despacho,como de constumbre,con sus apagados ojos cubiertos por los finos cristales de las gafas que usaba clavados en el rostro de la persona a la que iban dirigidas sus palabras,quien no era otro que el bastante novato exorcista llamado Matt Curien,ese muchacho tan especial,que tras sólo unos pocos meses en la organización,ya había alcanzado una sincronización con su Inocencia superior a la de cualquier otro,que casi alcanzaba el denominado "punto crítico",seguramente debido a las curiosas características del poder divino que poseía.Había de hecho demostrado por primera vez ser capaz de superar el 80% de sincronización,alcanzando el 100%,y sufriendo por ello unos inesperados...efectos secundarios.

-¡Pero...!-

El chico,todavía con diversos vendajes repartidos por su cuerpo perfectamente visibles,prueba de los daños sufridos recientemente,se dispuso a protestar,siendo de inmediato cortado por el científico.

-¡Si vuelves a pasar del 80% la Inocencia volverá a comenzar a dañarte!-Exclamó,realmente preocupado por el joven,hacia el que con el tiempo había desarrollado un cierto afecto,viéndole casi como al hijo que áños atrás había dejado de tener.

-¡Me da igual lo que me pase si puedo obtener más poder para luchar contra esos demonios!-Replicó exaltado Matt,alzándose del asiento y golpeando la mesa con ambas manos,bruscos movimientos que hicieron algunas de sus vendas comenzaran a teñirse de rojo paulatinamente.

-¡Matt ¿acaso no ves que si pasas del 80% tu propio poder terminará matándote?!-

-¡Entonces moriré luchando!-

Fin del flash back


Magician continuaba avanzando hacia el general,listo para golpearle,ansiando se produjera ya ese choque de poderes.Cada fracción de segundo se hacía eterna para su percepción,e incluso comenzaba a sentir las renovadas fuerzas que poseía eran pocas,insuficientes,sentía necesitaba más,más poder.Así,de nuevo el aura que le envolvía reflejó el aumento de la sincronización con la Inocencia que se había producido,pareciendo el cuerpo del akuma un auténtico cometa debido a la imponente estela de luz que desprendía,y temblando el suelo,techo y paredes rocosas a su alrededor,por toda la zona,resquebrajándose por no poder soportar tal concentración de poder.

-¡80%!-

Pensó Magician tan sólo una instante antes de que su puño chocara con el del exorcista de alto rango,produciendo semejante impacto una onda de choque que terminó de levantar el suelo y arrasar con esa parte de la cueva,la cual tendrían suerte si no se desmoronaba.Todavía ninguno retrocedía,continuaba siendo incierto quién sería el vencedor de la contienda,pero él,Magician,Matt,como quisiera que se llamara,tenía en aquel momento una única cosa clara: No iba a ser derrotado...A continuación,los resplandores emitidos por ambos guerreros parecieron fusionarse en una luz blanca,que inundaría los túneles escapando incluso al exterior...ella sería la primera en contemplar el desenlace...
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Dom Feb 28, 2010 12:04 am

En el transcurso de su impulso directo hacia el Akuma, estaba totalmetne decidido a matarlo. Quería acabar esto ya, que dejara de causarle problemas, que aquel ser desapareciera y buscar la inocencia, pero se había olvidado de algo preciso. ¿Usar su mejor ataque era lo indicado?. Bien podía hacer uso de sus demás habilidades, pero lo peor era que estaba cansado, y al parecer, era su única opción de salir victorioso.

No sabía que pasaría luego del contacto de la inocencia con la materia oscura, pero algo que si estaba seguro, era que no moriría. Un nivel 3 común no sería pelea contra él, pero este... este tenía algo que los demás no. Y no sabía decirlo con precisión, pero al fin y al cabo, ¿necesitaba saberlo?. Su único motivo era acabarlo y enviarle a donde pertenecía, Cielo o infierno, depende de como fue en vida decidiría eso.

Finalmente el imapcto ocurrió, y ambos poderes se enfrentaron unos con otros. Hubieron unas cuantas luces en el contacto, de vez en cuando aparecían una carmesí, otra naranja, otra blanca, pero tales poderes se desestabilizarían pronto, y eso fue lo que ocurrió.

Una fuerte luz cubrió cada túnel cercano, la luz salió por el hueco en la pared y el techo, finalmente habiendo una gran explosión que mataría a cualquier humano. Pero no a nuestro personaje, debido a un gran factor...

Ya terminado eso, diferentes sectores de la cueva salía humo, ante la quemason que dejó la explosión. Por esa parte de la montaña se podía ver un gran hueco gracias a ese ataque. Viendo mejor, se podía notar un cuerpo debajo de una capa casi rota en su totalidad, teniendo huecos quemados por la explosión y los anteriores ataques del Akuma. Parecía inerte, pero un movimiento de sus dedos comprobó lo contrario.

Apretó su puño, haciendo que las yemas de los dedos tocaran la roca congelada y la rompieran un poco. Dobló su rodilla para ponerla en el suelo, y así apoyarse para levantarse, quería comprobar qué se había roto antes de seguir levantándose. Movió uno por uno sus dedos izquierdos, su muñeca izquierda y luego su hombro izquierdo, parecía no tener nada roto. Prosiguiendo con el derecho, tenía unos dedos rotos, que eran el menique y su unico acompañante. También parecía tener una pequeña fisura en su dedo índice, pero nada de que preocuparse por los momentos. Movió su muñeca, su codo y su hombro derecho, y tampoco parecían tener daños.

Movió sus piernas, y aparentemente podían moverse, pero en cuanto logró levantarse, con mucha dificultad por supuesto ante tal golpe, sintió un dolor en el pecho. Algo que no había previsto se había roto, las cuales eran...

(Las costillas... lo suponía...)

Sonrió un poco, arrodillándose mientras se levantaba un poco.

(Eso me recuerda cuando me enfrenté a uno de eso niveles 3, hace 9 años... me rompió también las costillas)

No sabía si aquel akuma había sobrevivido, pero prefería preocuparse por su persona primeramente, no sabía si podía continuar, y lo único que lo hizo salvarse fue su capa, que ahora quedó inútil en su totalidad, pudiendo lanzarla a donde fuera, hasta que el aire le asignara un lugar específico para detenerse.

-Eres... el segundo akuma nivel... 3 que me... ha causado problemas...
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 06, 2010 10:41 pm

Solo era un esfuerzo más. Kai subió la mano y agarro la firme roca de la cima, para acto seguido impulsarse y subir arriba. Lo había conseguido. Al fin estaba en la cima de la montaña y aunque su cuerpo estaba rojo de frio y sus manos estaban casi despellejadas, el regocijo y la excitación de subir superaron a los dolores físicos

Tras apoyarse sobre sus rodillas, el joven rubio levanto lentamente la cabeza y lo que vio le dejo helado, pero no por el tiempo que hacia si no por la gigantesca estructura que veía ante sus ojos. Sobre un enorme montículo de nieve que parecía no existir y daba aspecto de que el edificio se mantenía en el aire, se encontraba el templo de los pirineos. Dos enormes estatuas custodiaban la puerta a modo de guardianes del templo

Kai trago saliva y se dirigió con ambos brazos cruzados hacia la puerta del templo. No se trataba de una puerta de madera antigua como solía tratarse en casos como ese, sino una puerta de acero con un gran grosor. Extrañamente se encontraba medio abierta, dejando pasar el frio dentro de la estructura ¿Quien estaría dentro?

Un halito de esperanza se encendió en el pecho de Kai, como si de un faro de barcos se tratase. ¿Habria gente en el interior del templo? Quizás los supervivientes de la catástrofe hubiesen llegado sanos y salvos allí dentro

-Aguantad chicos que ya voy -castañeo Kai metiéndose dentro del oscuro templo

De inmediato el cambio de temperatura se hizo notar.Aunque era cierto que entraba algo de viento,el calor se habia acumulado de tal forma que dejaba una agradable y calida sensacion nada mas entrar.Kai noto como,aunque levemente, su cuerpo agradecia aquel cambio.

De pronto se sintio un temblor en todo el edificio y Kai empezo a pensar que era otro alud, pero misteriosamente se paso tan rapido como vino.¿Que estaria sucediendo en el templo?Debia darse prisa y encontrar a los montañeros o el templo se acabaria por venir abajo
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 13, 2010 9:38 pm


Una luz...sí,veía una luz,una cálida luz blanca que envolvía su cuerpo y alejaba su mente de la cruenta batalla que mantenía.Sus musculos habían sido desgarrados,sus huesos resquebrajados,e incluso siendo un ser artificialmente creado por la materia oscura,animado gracias al alma humana presa en su interior,el esfuerzo atroz que llevaba demasiado tiempo realizando había logrado agotar por completo sus fuerzas...sin embargo no sentía dolor alguno;no,sólamente aquella sensación de agradable calor,de tranquilidad y de paz.

Quizás fuera el momento para él de abandonar la batalla,algo le decía que ya era suficiente,que no necesitaba hacer más,no necesitaba continuar avanzando,que debía por primera vez desde que nació sobre este mundo detenerse y descansar;siempre podría continuar caminando después,sí,un alto en el camino no le sentaría nada mal...ya había sufrido suficiente.

- ...No.

Los ojos cerrados se abren de pronto,la expresión de sueño y calma se rompe en mil pedazos al tiempo que nuevas palabras surgen de los grisáceos labios manchados de sangre color carmesí.Arrastra su cuerpo,saca fuerzas de donde no las hay y torpemente logra levantarse en una demostración de heroicidad y estupidez a partes iguales.La armadura ha sido resquebrajada,pedazos enteros arrancados de ella,la parte superior del cuerpo del guerrero ha quedado descubierta,visibles sus innumerables heridas,fácil de apreciar los ríos de tóxico líquido que descienden por su figura.Ambos brazos cuelgan inertes,ambas piernas flaquean;únicamente la voluntad resta.

- Todavía,no...



Flash Back

- ¡TODAVÍA NO ME HAS VENCIDO!

Una criaturilla de piel blancuzca y curioso,algo tierno aunque grotesco aspecto de duendecillo,uno de aquellos tan escasos akumas del cuarto nivel,superiores en poder a cualquier otro,gritaba colérico con el rostro desencajado por la ira y la frustración,al tiempo que las enormes cantidades de materia oscura que era capaz de convocar tomaban la forma de una negruzca corriente eléctrica a su alrededor.

- Sí,sí lo hice.

Frías palabras carentes de emoción son lanzadas desde la oscuridad,la tensión inunda el ambiente durante un par de segundos,quedando este acto seguido inundado por una potente luz de tonos verdosos y rojizos,la cual emana del gigantesco cañonazo de energía de las mismas tonalidades que ha sido disparado contra la demoníaca máquina,barriéndola sin dificultad alguna además de destrozando por completo el suelo que esta pisaba y una buena parte del cercano,envolviendo el humo de inmediato la zona devastada.

- ¡Bravo! Gran espectáculo,Matt-kun.

La rechoncha e inconfudible figura de Milenario aparece en escena,aplaudiendo divertido mientras observa.La misteriosa mirada oculta tras los anteojos se posa en el campeón de la improvisada contienda,aquel ser de aspecto similar al humano,envuelto en una brillante aura esmeralda que poco a poco se va extinguiendo.

- Bastardo...falso akuma,cordero con piel de lobo...¡exorcista!

El derrotado exclama tendido en el suelo,su cuerpo destrozado,magullado,quemado,mutilado...Mas en cambio sus palabras poseen más fuerza que nunca,su lengua bífida trata de herir a aquel al que tanto envidia y detesta por no lograr superar,destilando malicia cada uno de los sonidos por él pronunciados.

- ¡Algún día serás tú el derrotado! ¡te mostraré el auténtico poder de un ser como yo! Evolucionaré... ¡Continuaré evolucionando! ¡y te lo demostraré,te demostraré que estás equivocado! ¡Maldito error de ese Dios incompetente!

Fin del Flash Back



- Continuemos,general.

La decisión está tomada,la vida es secundaria.Clavando sus ojos en los del hombre al que mataría formula una última oración.Algo brilla cerca del iris del akuma,una pequeña lágrima de sangre que brota y discreta cae;la presión vuelve a aumentar,el resplandor comienza a regresar.

- 90% ...

El débil murmullo desencadena un furioso estallido,las paredes,el techo,la estructura de las galerías subterráneas al completo tiembla sobrecogida ante el poder combinado de Inocencia y materia oscura por el akuma liberado.Los huesos del usuario crujen,han sido quebrados;la carne desearía gritar,pequeños pedazos de ella se desprenden y desintegran entre la inextinguible luz predominantemente esmeralda.Se prepara para su fin,para luchar su última batalla;el ansia de victoria nubla su juicio y ciega sus más básicos instintos.Tan sólo desea derrotar al enemigo,probar que él es el dueño de su destino.

Haciendo gala de impresionante determinación alza el brazo y lo extiende hacia el frente,hacia su objetivo;la energía comienza a acumularse,se prepara el ataque.Cuenta atrás,tres,dos,uno...¡Slash! El filo del arma,la hoja del tridente cubierta por un chorro de agua a inmensa presión corta el pecho del guerrero deteniendo su movimiento;la sangre brota de forma desigual,sale disparada,alcanza el cielo y cae manchando el suelo,únicamente un instante antes de que se desplome el agotado cuerpo.

- Lo siento amigo Magician,no te preocupes,este no es otro de esos intentos de matarte,es sólo...la forma menos violenta de salvarte.

Las disculpas de su antiguo compañero del tercer nivel son lo último que escucha antes de retornar al mundo de los sueños.El escamoso akuma con aspecto de tritón parece mantener una actitud risueña,algo perezosa,aunque también se denotan las claras intenciones de la muerte de su amigo evitar.

- ¡Kishishishishi!

Por el agujero formado en la roca del techo han descendido los tres akumas que durante tanto tiempo al primero habían seguido,posicionándose cercanos al lugar en el que tendido reposaba el cuerpo de quien enfrentara al general,tomando al mencionado y cargándolo sobre sus hombros aquel siempre callado nivel 2 que portara máscara metálica y vistiera ropas negras,adelantándose hacia Kurosaki el risueño diablillo volador del mismo nivel,y quedando por último el nivel 3 a un lado del de menor tamaño,vigilándole y preparado para actuar en su defensa de ser necesario.

- ¡Kishishi! ¿Qué tal,general? ¿Magician le ofreció una buena batalla? Espero que sí,a fin de cuentas será la última.

Prepotente,al menos en apariencia,el de nombre Zeal comenzaría su discurso de forma traviesa.

- ¿No creerás poder soportar un combate contra nosotros tres juntos ahora,verdad? Bah,da igual,aunque pudieras,este sitio no resistirá mucho más. -Diría señalando con las afiladas garras de su diestra las paredes de roca del lugar.- Dudo que pueda soportar los daños provocados por otro combate,de hecho dudo pueda mantenerse en pie mucho más tiempo...dos,le doy dos minutos antes de comenzar a derrumbarse, ¿y sabes lo que eso significa,no? Significa que no importa que tan poderosa sea tu Inocencia,en breve serás aplastado por todo el peso de esta maravillosa trampa mortal creada por la naturaleza...¿Nosotros? No somos humanos,unos cuantos escombros no nos harán daño ¡kishishi! ¡¿A qué ahora desearías pertenecer a este bando?! ¡Kishishishishi...!

A las molestas carcajadas de la alada criaturilla se sumaron eventualmente un par de suspiros aburridos del nivel 3 que le acompañaba y el crujir de las rocas cercanas,comenzando a ser desplazadas por los temblores propios del momento en el que la estructura comienza a ceder.

- ...Y bien,llegados a este punto,¿qué hara usted,general...?

Tiempo de tomar decisiones.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 30, 2010 12:22 am

-Maldición... ¿Es que no sabes cuando has perdido?.

Hiperventilaba sin parar. También tenía unos rasguños en su frente, de estos brotaba sangre, y resbalaba hasta su ojo izquierdo, el cual tuvo que cerrar, para que entrara en su ojo y tuviera algo más en lo que preocuaparse. Aunque ello no era un problema, tantos años le habían proporcionado no solo aprovechar sus reflejos, sino también mejorar sus sentidos, en cuanto uno no estaba activo, los demás se fortalecerían por ende, y cubrirían en parte la desventaja que dejó en sentido, sino podía ver por un ojo, el ruido haría que detectara lo que estaba en su alrededor de su lado izquierdo, y así poder ocultar aquel hueco que mostraba su debilidad.

En cuanto el Akuma levantó su brazo a su dirección, se preparó para esquivarlo, por si venía frente a frente, o si usaba su velocidad, intentaría estar atento a todo. Pero ese no era su único problema de ahora en adelante.

Un tridente cruzó el pecho del Akuma nivel 3, y por tanto cayó inconciente ante sus esfuerzos agotados. Otro Akuma lo había detenido, pero sabía perfectamente que eso no lo mataría.

Quedó en su lugar, y escuchó claramente el discurso del nuevo Akuma que se enfrentaría con él, y no solo él, sino 2 más que le acompañaban, aunque un tercero era un nivel 2, cargando al desmayado Akuma anormal.

-¿Dos minutos?...

Apareció una sonrisa en su boca manchada de sangre, por la cual gotas de sangre pasaban por su ojo izquierdo, y pasaban por la comisura de su boca, cayendo hasta la abrbilla y goteando hasta caer al suelo.

-... Dos minutos serán suficientes... Huir no es una opción... ni Dios ni mi personalidad me permitiría escapar de mi misión... y si tengo que morir en el intento...

Apretó su puño izquierdo y lo adelantó, mostrando una parte de sus músculos ante su ropa quemada, que mostraba su piel y su brazo.

-...¡Con gusto lo haré!... aunque...

Abrió su puño, poniendo su mano plana, con la cara hacia arriba, y su dedo medio señalando al lado de los Akumas, los dedos estaban alineados uno con otros, hasta que dobló los dedos, haciendo la burla para que se acercaran a él, e hicieran de lo que estaban fanfarroneando.

-... El objetivo no es morir... ¿No es así?...
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 05, 2010 10:07 am

off: perdon por el retraso.La semana Santa me distrajo XDDD



Segun seguía avanzando por los amplios pasillos del templo los temblores se hacian mas débiles, pero una extraña presion empezaba a invadir el aire ligeramente templado de la estancia.Las paredes, decoradas con simbolos muy extraños y de formas muy diversas, parecian emitir una luz azulada que transmitia una sensacion invernal,volviendose mas intensa a medida que avanzaba

Poco a poco, Kai dejo de preocuparse por los temblores y se concentro en los simbolos que emitian mas luz.Era como si le estuvieran indicando que camino debia tomar, un camino que solo llevaria a una verdad que por motivos desconocidos Kai preferia no conocer.Sin embargo, su sentido del deber de encontrar a los montañeros era mas fuerte y acabo sobreponiendose al creciente sentimiento de salir de aquel sitio

La duda invade el corazon del heroe del hielo
El impulso a lo desconocido le aterra
El deber se impone al instinto


De nuevo aquella voz, que hasta entonces Kai habia atribuido al cansancio y al estres del dia, sono en los oidos del muchacho sin que supiera de donde procedia.Kai se paro bruscamente con los brazos en alto y algo tensos.Con una mirada desafiante,se giro bruscamente a todos lados,pero no habia nadie.Aun asi,unos murmullos recorrian las paredes del pasillo.

-¿Quien esta ahi?

De pronto, una aire gelido le golpeo la nuca,haciendo que se le erizaran los pelos.Se volvio lentamente y vio una luz al final de un pasillo.Era de un color rojizo y parecia recorrer las amplias paredes siguiendo el camino trazado por los simbolos.Lentamente, Kai camino hacia la luz con pasos largos y temblorosos

Cuando atraveso el pasillo, una enorme luz rojiza le deslumbro los ojos y cayo hacia atras, golpeandose con algo extremadamente frio.Kai se levanto palpandose la cabeza, en la que le estaba saliendo un hermoso chichon, y se giro para ver con que se habia golpeado.Aunque la luz era bastante intensa, Kai no necesito fijarse dos veces para saber que era aquello

-¡Chicos que os ha pasado!

Dos figuras rodeadas de una gruesa capa de hielo miraban al infinito, sin dar muestra aperente de haber oido el grito del muchacho.Sus ojos estaban inmoviles y su expresion era el ultimo intento de lanzar un grito que nunca llego a salir de la garganta de aquellos hombres vestidos con ropa de montaña, los cuales nunca podrian volver a ver la luz del sol con vida
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 11, 2010 3:00 am


- Frío.

Varios pasos lentos y suaves,tan sólo ligeramente audibles,separados entre ellos siempre por la misma cantidad de tiempo exacta,algo más de un segundo.Parecen los pasos de un autómata,de una máquina programada para avanzar de cierta forma concreta,o de un ser que aprendió a comportarse como una.

- Muerte.

Las palabras carecen de emoción alguna,resultan monótonas,demasiado gélidas,demasiado vacías para tratarse de las palabras de un humano.Los sonidos retumban por la amplia sala,golpeando sus muros de roca o escapando por los huecos de estos para perderse en la tormenta de nieve que azota el exterior.

- Recuerdo la muerte...oscura,extraña,desconcertante....

La figura azulesca del akuma continúa acortando la distancia que le separa del joven muchacho.No acelera el paso,no necesita hacerlo,pues su acompañante permanece inmóvil frente a los cadaveres congelados de aquellos humanos,probablemente paralizado por la imagen que sus ojos contemplan.La criatura compuesta de materia oscura al fin le alcanza,quedando a aproximadamente un metro de él,mirándole,escrutándole con sus orbes carmesí,tan brillantes y al mismo tiempo tan carentes de vida.

- He observado la muerte en incontables ocasiones,incluso tuve la oportunidad de ver su rostro cuando vino a llevarme,y de volver a hacerlo cuando arrastraron mi alma una vez más lejos de sus garras...He tenido tiempo de sobra para estudiarla y aprender a reproducirla...

Extrañamente,el ser humanoide comenzaba a hablar en lugar de a escupir al aire palabras inconexas como acostumbraba a hacer.Avanzaría entonces un par de pasos,despacio,deshaciéndose la totalidad de su cuerpo en un cúmulo de pequeñas esferas zumbantes antes siquiera de finalizar tal acción,las cuales girarían velozmente alrededor de un punto imaginario,al mismo tiempo que,poco a poco,volvían a agruparse formando de nuevo un único cuerpo.Mas sin embargo,la apariencia de aquel cuerpo no se trataba de la que había poseido con anterioridad,sino que por el contrario,cada proporción,cada tonalidad,cada textura...hasta el último detalle de aquella figura,reproducía fielmente el aspecto del muchacho allí presente.Era una réplica sencillamente perfecta.

- Pero,a diferencia de tu existencia... -Añadiría el akuma mientras seguía caminando hacia el joven,demostrando así también había logrado imitar su voz a la perfección.- Todavía no he sido capaz de comprender la muerte.

Acercaría su rostro al del muchacho,prácticamente rozándose sus pieles,sintiéndose sus cálidos alientos de inmediato enfriados por la bajísima temperatura del ambiente.De pronto,los ojos de la réplica se tornarían color carmesí de nuevo,pronunciando súbitamente una nueva oración,otra vez con su voz carente de vida.

- Fin del experimento.

Adelantaría entonces su mano izquierda velozmente con la intención de atravesar con ella el estómago del chico,mas deteniéndose aquella acción a quizás tan sólo un instante de verse completada,frenándose todo movimiento por parte del akuma,y profiriendo este un violento grito en el que se entremezclaban cientos si no miles de voces diferentes.

- ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHH!

Un par de decenas de metros detrás del lugar en el que se encontraban los dos,un niño aparentemente de menor edad que el rubio,de cabellos plateados,ojos verdes,piel grisácea,estigmas negros en la frente y una gran camisota blanca como única prenda había aprecido en escena como salido de la nada.A sus espaldas,lo que pareciera un prisma de oscura tonalidad iba flotaba en el aire,disminuyendo paulatinamente su tamaño hasta terminar por desaparecer.

- ¡GYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRGGGGGGGGGGHHHHHHHHH...!

Un aura negra,más que el cielo nocturno,capaz de extinguir toda luz con su infinita oscuridad,se manifestaría cada vez en mayor cantidad alrededor del recien llegado,extendiéndose por la estancia hasta rodear y engullir al akuma,siendo esto lo que de alguna forma le torturaba,consiguiendo tras pocos segundos no sólamente gritara,sino que también se echara al suelo,convirtiéndose en una masa gelatinosa de color azulado que se agitaría de forma violenta modificando continuamente su forma,hasta finalmente desplomarse sobre la roca cual pasta aplanada similar a un charco de agua,completamente inmóvil.El extraño joven haría desaparecer entonces aquella aura,clavando su mirada en el rostro del otro muchacho,dura y gélida,como el hielo;ladearía ligeramente su cabeza,y con la misma frialdad,realizaría una sencilla pregunta.

- ¿Dónde está Matt?

...


- Adoro su sentido del humor,general. -El alado Zeal permanecía revoloteando frente al maltrecho exorcista,con sus compañeros tras él,expectantes,aguardando la señal con el que el pequeño nivel 2 les indicaría debían actuar.- Conseguirá que me duela su muerte. -Agregaría,risueño.- Pero me temo que tendré que acelerar la llegada de esta...Al menos mis manos no se mancharan con su sangre.

Finalizaría aquella breve contestación con una amplia sonrisa dibujada en su macabro rostro,sintiéndose a continuación algo parecido a una sutil vibración,a un pulso,mas no en el aire ni en ningún otro lugar de la zona,sino,curiosamente,en las cabezas de todos los allí presentes,en sus mentes.Acto seguido,sin que ninguno de los akumas pronunciara una sóla palabra o hiciera un sólo gesto iniciaron una serie de movimientos extraordinariamente veloces,precisos y coordinados,soltando el siempre callado nivel 2 de aspecto humanoide al inconsciente Magician,quien fue súbitamente tomado por el nivel 3 similar a un tritón,y aumentando su tamaño el primero de aquellos tres hasta rasgar sus ropas negras y convertirse en un auténtico gigante de al menos cincuenta metros de altura,con su rostro aún oculto tras el casco metálico digno de una sala de torturas del medievo,musculoso a más no poder,de piel grisácea,algo verdosa,como pútrida,y repleta de lo que parecieran heridas leves o llagas.Después,el del tercer nivel saltaría sobre uno de los hombros de su ahora inmenso compañero,saltando este último a su vez y alzándose lo suficiente en el aire para atravesar con un duro golpe de su diestra el techo de roca,iniciando esto el derrumbamiento masivo de la cueva y saliendo junto a ellos Zeal,quien volando esquivaba grácilmente la infinidad de grandes escombros que caían por todas partes hasta golpear el suelo.

Una vez en el exterior,el llamado Hierophant agitaría el tridente que portaba,manipulando dicha acción la nieve que inundaba el allí suelo gracias a su habilidad,y haciendo una extraordinaria cantidad de esta cayera violentamente por los agujeros formados en el mismo,al tiempo que los pies del akuma de mayor tamaño tocaban la blanca superficie,impulsándose por segunda vez y alejándose de la zona con un gran salto,instantes antes de que la totalidad de aquella superficie se desplomara y hundiera en las galerías de cuevas subterráneas,causando la suficiente destrucción para que ninguno de los miembros del grupo dudara de la muerte del general.Mientras el gigante continuaba suspendido en el aire,todos sintieron otro pulso en sus mentes,posándose instantes después Zeal sobre el hombro del otro nivel 2,al lado del escamoso nivel 3 y por ende del derrotado Magician.

- Uno menos...

Murmuraría el akuma alado,con la mirada ligeramente perdida en el horizonte.

- Supongo hemos terminado... -Diría entonces Hierophant en tono aburrido,siendo rápidamente interrumpido por la respuesta del pequeño Zeal.- No...todavía siento una Inocencia cerca. -Mandándole una mirada propia de alguien que señala lo obvio,el del tridente apuntaría con su dedo al cuerpo sobre su espalda de aquel que tiempo atrás fuera un exorcista,recibiendo automáticamente una negación con la cabeza de parte del de aspecto de diablillo.- No me refiero a la de Magician,estoy más que acostumbrado a la sensación que esa transmite después de tanto tiempo,y sé que la que noto no es la suya...Debemos buscar la otra Inocencia y destruirla para completar esta misión. -Añadiría más serio de lo habitual,procediendo acto seguido a darle una orden al de gran tamaño,que actualmente empleaban los demás como improvisado medio de transporte.- ¡Strength,hacia esa montaña de allí!
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 11, 2010 10:40 am

Mientras se encontraba en su sitio, miró cómo los Akumas subían unos encima de otros, elevando su altura hasta querer alcanzar el techo, y de una manera casi surrealista, uno de los Akumas aumentó su tamacho considerablemente. Uno de sus compañeros saltó encima de él y rompió el techo, queriendo escapar junto a Magician, y los demás. Era obvio que no solo las rocas caerían sobre él, sino que la nieve junto a ella por igual, tapando la cueva y así, queriendo enterrar vivo al general.

-¡Cobardes!

Gritó antes de que ellos se marcharan, y comenzara a intentar impulsarse con los rayos de su inocencia, elevando su altura a gran velocidad, y a la vez, logrando así esquivar una que otra roca. Quería llegar a la superficie, y continuar la pelea, pero sabía por alguna razón que no soportaría mucho tiempo, de venir todos juntos contra él. Quizá derrotara a su mayoría en número, pero no a todos.

(Necesito llegar a la sueperficie... no puedo morir ahora, no sin antes haber salvado a la humanidad de los Akumas)

Frunció el ceño.

(Tampoco puedo hasta que mate a ese noé...)

Antes de poder llegar a la superficie, un cúmulo de nieve cayó encima de él, junto a rocas que iban dentro de estas. Lo empujaron hacia abajo nuevamente, a una velocidad fuerte. Intentó frenar su caida con su inocencia, pero al fin y al cabo, las rocas terminaron por hacer tanto peso que no pudo hacer nada, y cayó al vacío. Siendo enterrado vivo.

[Tranquilos, aun no muere... pueden saltarme el turno la próxima vez para hacer que se adelanten un poco, si así lo quieren]
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 12, 2010 5:03 pm

La nube de sopor que había invadido a Kai por la visión de los montañeros, quedo completamente disipada al oír como unos pasos metálicos se acercaba a el lentamente. Por razones que Kai no comprendia, sabia que esos pasos no auguraban nada bueno. Girandose lentamente vio como una sombra azulada con una enorme espada en lugar de mano se le acercaba

-Frío. Muerte.

Kai se quedo mirándole como se acercaba poco a poco a el, con unos escalofríos recorriéndole la espalda. ¿Habria sido el quien les hizo aquello a los montañeros?.Si era así, poco podría hacer el para derrotarlo, pero tampoco tenia aspecto de que fuera a dejarle marchar fácilmente

-Recuerdo la muerte...oscura ,extraña, desconcertante....He observado la muerte en incontables ocasiones, incluso tuve la oportunidad de ver su rostro cuando vino a llevarme de volver a hacerlo cuando arrastraron mi alma una vez más lejos de sus garras...He tenido tiempo de sobra para estudiarla y aprender a reproducirla...


Al tiempo que decía esas enigmáticas palabras, una replica de Kai aparecía formándose por la conexión de las mismas bolas de hierro que atacaron al rubio en la cueva junto a José Miguel. El humanoide poco a poco se fue fusionando con ella, de forma que quedo una replica exacta de si mismo. Acercándose a el pronuncio en su oído las palabras que sellarían el destino de Kai

- Pero, a diferencia de tu existencia...Todavía no he sido capaz de comprender la muerte-levanto su brazo izquierdo con forma de espada.-Fin del experimento.

Cuando parecía que iba a descargarlo, el doble se puso a gritar y al instante se empezó a derretir con un agónico grito, hasta que al final no quedo del más que una masa gelatinosa. Detrás de el apareció un chico de piel grisácea y ropas algo delgadas para aquel tipo de clima. Lo mas extraño de él no era su ropa, si no los extraños estigmas que poblaban su frente

-¿Dónde está Matt?

Kai trago saliva y se puso poco a poco en pie. No sabia como, pero aquel chico se había desecho del humanoide, lo cual no era muy tranquilizante. Kai no pudo más que ponerse frente al chico, e intentar aparentar estar lo mas tranquilo posible

-No conozco a ningún Matt, lo siento -se movió lentamente hacia atrás- Oye te agradezco que me hayas salvado, pero mejor debería irme de aquí antes de que...

No había terminado de decir eso cuando de pronto el altar se ilumino completamente, provocando que Kai tuviera que cerrar los ojos y que cayera de nuevo al suelo por la brusquedad del impacto de la luz. Por una pequeña rejilla del ojo le pareció vislumbrar una onda roja que se expandía hacia afuera

De pronto toda la habitación tembló con una fuerza atronadora, y el sonido de la nieve cayendo se hizo audible en toda la estancia y ,probablemente, en toda la montaña, avisando de un nuevo alud en camino. Por un momento la luz se intensifico, pero de pronto se volvió hacia atras. Cuando Kai puedo levantarse y se froto los ojos, pudo observar el epicentro de aquel enorme fogonazo.



Lo que por un momento el había llegado a considerar un simple objeto de decoración, parpadeaba en el centro del habitáculos trataba de un altar con una estatua que sujetaba una vara con una esfera rojiza en la punta esfera estaba brillando ligeramente en dirección hacia la única salida de la habitación.

-Podría ser que... -Kai se acerco poco a poco a la estatua. A medida que lo hacia, los símbolos de las paredes parecían brillar con mas fuerza, pero Kai apenas se fijaba en eso porque el movimiento de la esfera le atraía como un zombi- Siento algo...¿pero que?

Las voces que llevaba oyendo todo el día se intensificaron por toda la sala y pudo oírse por toda la estancia las proféticas palabras que proclamaron su mensaje al joven rubio, que se acerco aun mas a la estatua como si le estuvieran manipulando

La divinidad llama al elegido para purgar la tierra
El héroe del hielo toma ese papel para desterrar el mal
El camino será duro, la muerte y el dolor eternos y el miedo será el peor enemigo
El héroe del hielo tomara ese camino, desterrara al mal
Recuperara la luz del mundo de tinieblas
El poder le es conferido al elegido


Kai agarro fuertemente el extremo de la vara y esta desprendió un enorme rayo rojizo de la gema. De pronto el frio en la habitación se intensifico, pero Kai solo noto un enorme calor recorriéndole todo el cuerpo y cada fibra de su ser, llenándolo por dentro y por fuera, confiriéndole nuevas fuerzas y un enorme valor en el pecho. La ola de frio formo un torbellino a su alrededor, dejándole por un momento cubierto de cualquier mirada, para luego salir con una explosión por todo el templo. Un enorme agujero se abrió en el techo cuando Kai levanto la vara y el rayo de luz roja salió disparado del extremo de la vara, como si se tratase de un faro de luz

-Creo que acabo de encontrar el origen de las avalanchas -comento como si nada Kai-Ahora solo me queda saber que demonios es esto

Su mirada se clavo en el cielo, como si esperara encontrar en el una respuesta, pero solo se encontró con un cielo despejado y con las estrellas brillando sobre su cabeza. De pronto se dio cuenta de algo.

-Las nubes de tormenta se han ido -murmuro mordiéndose el labio- ¿Que diablos esta pasando aquí?
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Lun Abr 26, 2010 5:02 pm


El de piel grisácea continuó observando inexpresivamente al otro joven allí presente,no mostrando signo alguno de sorpresa ni de ninguna otra emoción cuando este último pareció encontrar uno de aquellos objetos con el poder de la inocencia,el cual desprendía un aura helada,hasta tal punto que llegaba a quemar la carne del condenado por las memorias de Noé.

- Exorcista... -Pasados algunos segundos de silencio por su parte,volvió a hablar rivalizando el tono de su voz en frialdad con la energía desprendida por el arma anti-akuma,y dirigiéndose al rubio de la misma forma que haría con algún miembro de la Orden Oscura,señal inequívoca de que ya le había identificado como el portador de la inocencia encontrada.- No te he preguntado si conoces a Matt...te he preguntado,dónde está Matt.

Añadió con un momentáneo destello de rabia o tal vez de simple emoción en sus ojos,adelantando de inmediato el brazo derecho y golpeando con él el aire en dirección a la parte inferior del joven montañero,produciéndose un sonido seco acompañado de un fuerte crujido,e,instantes después,quebrándose y saltando por los aires el suelo que Kai pisaba,al tiempo que la extremidad del otro quedaba colgando inerte,cayendo varias gotas carmesí desde la mano del mismo lado.Aquel fenómeno resultaría inexplicable a los ojos inexpertos,y ciertamente increíble para quien fuera capaz de comprender lo que había ocurrido.En efecto,el llamado Sai golpeó el aire con tan inhumana fuerza como para producir una onda de choque,dañando al hacerlo su propio puño y dislocándose su hombro.

- ...Hmp.

Tras otros aproximadamente cinco segundos,el sonido de un bufido molesto precedió a un nuevo crujido,con el que a juzgar por el movimiento realizado,el de cabellos plateados se volvió a ajustar el brazo,de una forma bastante tosca y dolorosa,mas en aquel instante parecía ignorar incluso el dolor sufrido por tal acción.Presto,comenzó a caminar en dirección al exorcista,a paso lento pero constante,decidido seguramente a hacerle hablar...

- ¡Os lo dije,hay otra inocencia!

De pronto,la chillona voz del pequeño akuma con aspecto de diablillo resonó en el interior del templo,al tiempo que tanto él como el resto del cuarteto irrumpían en la estancia atravesando el techo de roca aquel coloso que era uno de los miembros del grupo,haciendo temblar peligrosamente toda la estructura.

La mirada del noah se posó entonces en el destrozado cuerpo del todavía inconsciente Magician que reposaba sobre los hombros del otro nivel 3,quebrando el suelo que pisaba al saltar ágil y velozmente para posicionarse él también sobre el gigantesco nivel 2,frente al que cargaba a quien tanto buscaba,golpeando a este de un veloz manotazo que logró tumbarle y hacer el cuerpo inerte del otro comenzara a caer en el aire,no llegando a tocar el suelo pues fue recogido por los pequeños brazos de su salvador.

- ¡Nos vamos! -Sentenció de forma incluso agresiva el extraño muchacho,ordenando la retirada de los tres restantes,y abriendo raudo uno de aquellos oscuros portales del Arca frente a él,hacia el que comenzó a caminar sin dedicar siquiera una mirada a la inocencia que en teoría debería quedarse a destruir o a su portador.

- ¡Pero-!

La réplica del diablillo quedó inacabada,deteniéndose con el semblante lleno de auténtico terror en el preciso instante en el que Sai le contestó otra vez con extrema frialdad.

- Nos vamos,Noveno Heraldo.

Siquiera necesitó elevar el tono de su voz.Aquellas palabras cuyo significado el trío de akumas pareció comprender bastaron para hacerlos obedecer sin atreverse a formular queja alguna.Así,el joven noah traspasó el portal,seguido del prácticamente paralizado por el miedo nivel 2 alado y su compañero de nivel que en décimas de segundo recobró un tamaño propio de un humano.El akuma restante,el nivel 3 con aspecto de tritón,tras reincorporarse de la caída sufrida debido al golpe del muchacho,caminó con serenidad hasta tener el ya menguante portal negro a escasos centímetros de su rostro,deteniéndose allí durante un instante,y girando su cabeza para mirar el peculiar charco azulado,similar a agua,que reposaba sobre una de las zonas del suelo cercanas.Emitió un quejido de significado indescifrable,sabría él por qué razón,y,a continuación,se sumergió también en la infinita negrura del Arca,cerrándose esta de forma irreversible,dejando a un afortunado joven al otro lado,que,por el momento,continuaría viviendo,para sufrir un día más.

[Cambio de escena]
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Invitado el Vie Abr 30, 2010 9:05 pm

Un pequeño viento pasaba por aquella montaña, la cual sus cuevas habían sido cubiertas por la nieve. El sol se había aclarado, no nevaba más y la tormenta cesó. Se había encontrado con el Akuma de nivel 3 más fuerte que se había enfrentado, pero al fin y al cabo, lo derrotó, sufriendo consecuencias mínimas de lo que pudo ocurrir.

En aquel suelo plano cubierto de nieve, se vio un rayo salir del suelo, un rayo amarillo-naranja, que tenía unos 7 centímetros de radio, unos segundos pasaron, hasta que la nieve empezó a hacerse a un lado, unos guantes apartaban la nieve, una cabellera larga naranja hacía presencia, emergiendo de la profundidad, hasta empujarse hacia arriba, y salir de aquel hueco que tenía muchos metros de profundidad. Quedó tendido en el suelo, con sus brazos estirados, mirando ahora el cielo despejado con aquel cansancio que tenía. Estaba herido, unos huesos rotos, otros tan solo con fisura, pero sus músculos casi ya no podían con más.

-67 metros...

Dijo en voz tranquila pero cansado.
____________________________________________________________
En retroespectiva, cuando cayó, aterrizó en un cúmulo de nieve, pero no era para menos, ya que se comenzaba a llenar poco a poco, pero pronto, su salvación se convertiría en su prisión, por que no faltaría mucho para que esta tapara todo el lugar. Justo cuando la nieve estaba por aplastarlo, los escombros gigantes que representaban el techo de la cueva, cayeron, y justos hicieron un increíble escudo para Ichigo. No como todos pensaría, sino que estos cayeron encima de él, pero ninguno lo piso, hicieron una clase de soporte del que lo aprisionarían, pero lo salvaría.

Las rocas eran grandes, y al caer en el suelo, esas tres rocas caían una encima de la otra, logrando así que ninguna cayera encima de él, y haciendo por demás, una buena protección. Lo siguiente que haría sería usar su rayo para encontrar el camino de regreso, y romper la piedra para poder "nadar" entre la nieve, y así, salir del lugar.
_________________________________________________________

-Todavía no puedo morir...

Nuevamente habló en voz baja, cansado.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Los pirineos, España [Kai - Ichigo]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:00 am

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 4. Precedente  1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.